lunes, 10 de mayo, 2021  |  
Autorescate Autorescate

- 16 abril, 2021 -

Alejandro Marín-Buck. Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Castelló. Primero, la pasada legislatura fue el Pacte del Grau. Ahora, esta legislatura, el Acord... Autorescate

Alejandro Marín-Buck. Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Castelló.

Primero, la pasada legislatura fue el Pacte del Grau. Ahora, esta legislatura, el Acord del Fadrell, todos ellos venían a rescatar personas, pero la realidad casi seis años después es que sólo se han rescatado a sí mismos. Hace poco más de quince días, el Ayuntamiento de Castelló sufrió un ciberataque, los ‘hackers’ pidieron un rescate por desencriptar los datos, algo que como es normal en las administraciones públicas el Ayuntamiento se negó. Y negando más de la cuenta, cosa que no es normal en estos casos, pero sí en su modus operandi de gobierno en prácticas, negó que se había robado información y ahora lo confirma.

Está claro que en este caso el Ayuntamiento ha sido víctima de un delito grave y por eso se ha denunciado y los técnicos trabajan para solucionarlo pero los buenos gestores no pueden convertir los imprevistos en problemas continuados como estamos viendo. La Covid-19 ha sido una pandemia mundial pero al Fadrell le ha venido genial para confinarse con su ‘desacord’, aquel que firmaron en junio de 2019 y que todavía no han llegado a ningún acuerdo.

Así que primero confinados y ahora hackeados, los socios del Fadrell gobiernan como si fueran becarios, de forma improvisada y como si estuvieran todavía en aquella oposición cuando el Sr. Morera reclamaba en Les Corts: ‘austericidi’. Aquí, ante el ciberataque el Fadrell ha decidido que dos patrullas de la Policía Local en todos sus turnos: mañana, tarde y noche, incluso, en fin de semana se destinarán a reforzar la vigilancia de los edificios de titularidad municipal, como si los hackers trabajaran in situ. En Cs llevamos dos legislaturas reclamando más efectivos policiales para velar por la verdadera seguridad ciudadana de los castellonenses. Pero de nuevo el Fadrell prefiere rescatarse a sí mismo.

Ayer, en la Junta de Gobierno Local decidieron rectificar y apagar el sistema de videovigilancia del Centro de la ciudad. Algo que nunca tenía que haberse puesto en marcha porque nunca fue una solución, sino un problema sobre todo en los tiempos de crisis como los que corren. Ayer dijeron que apagaban las cámaras temporalmente hasta octubre y fueron más allá, que devolverán todas las sanciones impuestas hasta el momento. Habrá que ver si esto es fruto del calentón por las presiones vecinales y falta de autocrítica de este gobierno becario porque estas denuncias no son fruto de una ordenanza, e igual no es tan sencillo anular las denuncias del Reglamento General de Circulación.

En cualquier caso, ya han lanzado el caramelo y dirán que rectificar es de sabios, pero lo sería si aprendieran de los errores y no tropezaran cada día con la misma piedra. Y para que esto no vuelva a suceder pueden empezar hoy mismo por recapacitar en su proyecto de remodelación de Avenida de Lidón que va en contra de comerciantes, vecinos y la mayoría de castellonenses. Recapacitar hoy podría evitar rectificar mañana pero el Fadrell es ese que dice por mí, mis compañeros y por mí primero. Por pedir el rescate que no sea: Auxili señores del Fadrell!

Whatsapp Telegram