Noticias Castellón
miércoles, 06 de julio del 2022 | Última actualización: 23:58

El Consejo Rector apoya por unanimidad solicitar la declaración BIC para la Gaiata, como símbolo de Castelló

Tiempo de Lectura: 4 minutos, 26 segundos

Noticias Relacionadas

El ‘món de la festa’ apoya impulsar las tradiciones como marca de ciudad, pero empezando ‘desde casa’ y con apoyo municipal

El Consejo Rector de Fiestas ha aprobado por unanimidad tramitar la declaración de la Gaiata como Bien de Interés Cultural de Castelló. Así lo ha afirmado Omar Braina durante el debate organizado por adComunica, en el que el ‘món de la Festa’ ha coincidido en la necesidad de impulsar las tradiciones de Castelló, pero empezando por el orgullo de la ciudad, y ‘desde casa’, con la unidad de todos los sectores y el respaldo institucional y económico municipal.

Esperanza Molina/ Castellón Información

 width=
Debate adComunica: paloma Aguilar, Noelia Selma, Omar Braina, Esteban Gual, Ximo Górriz

La Asociación para el Desarrollo de la Comunicación, adComunica, ha conseguido sentar a una mesa redonda a distintos representantes del ‘món de la Festa’ y confrontar sus opiniones ante un público que también forma parte de los muchos colectivos que forman parte del sector festero de la ciudad.

En la mesa redonda: Paloma Aguilar, periodista y doctoranda; Noelia Selma, ex presidenta de Junta de Fiestas y gaiatera; Omar Braina, presidente de la junta de Fiestas;  y Esteban Gual, presidente de la Gestora de Gaiatas.

Entre el público, Comisiones de Sector, artistas gaiateros, miembros del Consejo Rector, representantes de Collas y de Entes Vinculados.

Moderaba el debate el periodista Ximo Górriz.

La Gaiata Como Bien de Interés Cultural

 width=
Omar Braina, concejal de Fiestas de Castellón

Ha sido en esta mesa redonda, en la que Omar Braina ha anunciado el apoyo de todo el Consejo Rector de Fiestas, por unanimidad, para iniciar la declaración de la Gaiata, como Bien de Interés Cultural. Una propuesta que partió de uno de los integrantes de la Gaiata 15, Sequiol, y que pronto ha contado con el respaldo de gran parte de la sociedad y grupos políticos.

Pero hablar de fiestas en Castelló no es fácil y unificar posiciones tampoco. Sobre todo, después de los acontecimientos de los últimos tres años, que han dado una vuelta de tuerca completa a su organización, a sus responsables y a sus estatutos. Y todo ello, sin el consenso y la unanimidad y el consenso que quizá hubiera sido necesario.

El consenso como punto de partida

En el turno de intervenciones, el consenso entre las partes ha sido casi absoluto, al menos en la primera ronda.

La periodista y doctoranda Paloma Aguilar ha puesto de manifiesto cómo, con la globalización y la proliferación de festivales y festejos de toda índole hace falta un elemento propio, diferenciador para las fiestas de Castelló. Y ese elemento ya existe, la Gaiata. A partir de ahí es necesaria una estrategia de promoción y difusión para externalizar las fiestas de Castelló y hacer de ellas un elemento turístico y reputacional.

 width=Noelia Selma ha coincidido con esta exposición, pero ha puesto los pies en el suelo. Para que la Gaiata sea, realmente, ese elemento diferenciador, hay que empezar ‘desde casa’, no la casa por el tejado.  Porque la triste realidad, es que la Gaiata resulta desconocida para los mismos castellonenses. Por esta razón, primero hay que impulsar la promoción de las fiestas de Castelló desde la misma ciudad y sus propios ciudadanos.

Omar Braina, concejal de Fiestas, ha afirmado que la Gaiata no ha llegado a convertirse en el símbolo de la ciudad fuera de ella, como sucede con las Fallas que dan nombre a sus fiestas. En Castelló es la Magdalena, pero se han dado pasos para falta todavía dar muchos más.

Y en este sentido, también ha llamado la atención sobre otro hecho, el que la Gaiata ha perdido su conexión con la gente de la calle, con los ciudadanos. Por esta razón, ha indicado, se ha respaldado por unanimidad la propuesta realizada para impulsar su declaración como Bien de Interés Cultural.

Esteban Gual, presidente de la Gestora de Gaiatas, ha afirmado que cabe hacer mucha autocrítica, ya que posiblemente ni las instituciones ni los festeros han sabido contagiar y promocionar el valor de la Gaiata como símbolo de Castelló.

¿La Gaiata ha recibido el apoyo que necesitaba?

 width=Llegados a este punto, es donde ha comenzado el verdadero debate, ls discrepancias y las críticas. Si la Gaiata es el símbolo de la ciudad, no debería estar apagada durante las fiestas, ni guardada en un almacén, ni relegada al olvido después de la semana de la Magdalena. Debería estar presente en la ciudad durante todo el año.

Si el Ayuntamiento pudo recobrar la Navidad durante la Pandemia, ¿Por qué no se hizo lo mismo con el símbolo de sus fiestas? ¿Por qué no se instaló la Gaiata durante las fiestas que no se pudieron celebrar para mantener vivo el espíritu de la ciudad? ¿Por qué se eliminó de los carteles y programas el distintivo de que eran fiestas de la luz? ¿Por qué no se ha impulsado la Gaiata desde sus instituciones más directas, como den este caso es el ayuntamiento?

La cuestión es que todos los colectivos, coincidieron que la responsabilidad de impulsar la Gaiata como monumento, de promocionarla y convertirlo en el símbolo que debería venir de la mano del ayuntamiento.

En este punto fue cuando surgió la comparativa entre Escala a Castelló, que en tan solo 5 años ha llegado a consolidarse como una gran fiesta del mar, y las Gaiatas de la Magdalena de Castelló. Porque al final, promoción también significa apoyo económico e institucional.

De vuelta a lo mismo de siempre

 width=El ambiente se caldeaba por momentos y fue a más  cuando surgieron a colación antiguos debates ya clásicos, como, por ejemplo, ¿Deberían recuperarse las antiguas Gaiatas Gremiales? ¿Se deberían multiplicar las Comisiones de Sector y el número de Gaiatas de la Ciudad? ¿Se podría admitir que las empresas privadas también construyeran Gaiatas?  ¿O debería exigirse a todos los colectivos festeros, como collas, entes vinculados… que también contribuyeran y presentaran sus propios monumentos?

Artistas gaiateros y evolución de la Gaiata monumental

Y por supuesto, salió también a colación la necesidad de una Formación Profesional para artistas gaiateros para incrementar la calidad de los monumentos.

 width=
Paloma aguilar y Noelia selma

Pero mientras algunos se llenaban la boca con esta idea, fue precisamente una artista gaiatera la que puso las cosas blanco sobre negro. Por mucha formación que se ofrezca, un artista gaiatero no podrá ganarse la vida con la creación de los monumentos de Castelló. No, al menos tal cómo están las cosas en estos momentos. Las Comisiones de Sector no tienen fondos para pagar a los artistas, los monumentos están limitados en sus materiales y en su configuración; del monumento de la Gaiata debe evolucionar para ser más monumental, de lo contrario su atractivo es limitado.

Además, y más importante ¿conocen los ciudadanos de Castelló sus propias tradiciones? ¿Saben lo que es una Gaiata? ¿saben cómo se hace y a qué representa?

Y a todo esto, salió a relucir el folleto turístico municipal con el que se promocionan las fiestas de la Magdalena y las Gaiatas, que se elaboró en 2002. No se ha hecho nada nuevo desde entonces.

"Si el ayuntamiento impulsa las fiestas, los colectivos responden"

También fueron los festeros, entre ellos Noelia Selma la que rebatió a Omar Braina, al asegurarle, que los colectivos festeros son necesarios porque han sido ellos los que han mantenido la fiesta durante la última Magdalena pasada por agua. Si el ayuntamiento impulsa las estrategias, los festeros responden.

Y como no podía ser de otra manera, salieron a relucir las subvenciones a las Gaiatas, que este año todavía no se han pagado.

¿Conclusiones?

 width=
Omr Braina y Esteban Gual

Quizá la necesidad de fomentar más diálogos como el de este debate de adComunica, porque si todos están de acuerdo en promocionar las fiestas como marca de ciudad, y apoyar a la Gaiata… ¿Por qué no se establece una línea clara de colaboración y trabajo entre ayuntamiento y colectivos festeros? Todos ellos han demostrado ser imprescindibles para la fiesta.

La reunión se podía haber prolongado durante horas, pero el tiempo estaba limitado y no, no se llegaron a alternativas concretas que contentaran a todas las partes.

Además, el ambiente puso de manifiesto la existencia de un enorme malestar entre los colectivos y la entidad municipal, y quizá una falta de unidad entre los diferentes colectivos de las fiestas, eso y a pese a que, como dijo Paloma Aguilar, Castelló tiene orgullo de ciudad y debería dejar a un lado sus diferencias para trabajar todos en una misma dirección.

Para completar esta crónica, una anécdota, o dos, o tres… fueron esos teléfonos móviles que sonaron mientras se realizaban las exposiciones, y que no hubieran dado para más si no fuera porque el tono de llamada era el de la melodía de la película ‘La muerte tenía un precio’, o los ‘cu-cu’ que sonaron mientras hablaba el concejal de fiestas. ¿Casualidad o mala baba? Tómelo el lector como quiera.