Domingo, 24 de junio, 2018  |  

- 8 junio, 2018 -

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado. A nuestro ex Presidente, le despido con el convencimiento de que se ha equivocado hasta en el... Adiós Sr. Rajoy y mal venido Sr. Sánchez

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado.

A nuestro ex Presidente, le despido con el convencimiento de que se ha equivocado hasta en el momento elegido para despedirse, ya sea por una vanidad desmedida o una autosuficiencia inexplicable para mí.

Hubiera salido por la puerta grande –como lo buenos toreros– si al aparecer el tema de Barcenas, hubiera dimitido alegando desconocimiento de lo que había ocurrido, pero asumiendo la responsabilidad de que todo se fraguó bajo su mandato y por lo tanto se sentía responsable de los hechos.

Pero pedirle eso a un político español actual, es como “pedirle peras al olmo”, porque todos asumen los pocos éxitos que se producen en su entorno como propios, pero endosan a otros sus fracasos.

Este mediodía del martes 5 de Junio de 2018, ha expresado muy claramente y por ese orden, que dimitía por su bien, por el de su partido el PP y en tercer término por España. Al menos ha sido sincero.

Porque si hubiera pensado en España o en el PP, antes de pensar en su interés personal, no se hubiera sobrevalorado ni habría confiado en quien no debía.

Rajoy indudablemente se estaba equivocando desde hace tiempo, confundiendo a sus adversarios (Ciudadanos) con sus auténticos enemigos (el PSOE de Pedro Sánchez y Zapatero, Podemos y todos los partidos separatistas).

Tres días antes de ser apuñalado por la espalda por su “Bruto Sánchez personal” y rematado por el “Pene…uve” que se lo clavo hasta el fondo, a los pocos días de haberle pasado la factura de los Presupuestos Generales del Estado, “Cesar Rajoy” le reprochaba a Albert Rivera que no tuviera para con él, la lealtad que le estaba demostrando un Pedro Sánchez que ya estaba afilando el puñal para acuchillarle por la espalda.

¡Que Santa Lucia le conserve la vista D. Mariano!

Si hubiera sido usted un poco más perspicaz, se habría dado cuenta de que de Pedro Sánchez sólo se pueden fiar los que van a comer de él, porque incluso la mayoría de los socialistas históricos le llevan negando el pan y la sal muchos meses, porque no es una persona de fiar, como ha demostrado siempre y en todos sus posicionamientos.

Hoy puede prometer cualquier cosa a quien quiera, para mañana hacer todo lo contrario sin ruborizarse lo más mínimo.

Se comprometió públicamente ante todos los españoles, a no presentar la Moción de Censura, si Rajoy dimitía y auque para mi su palabra no vale un céntimo, hubiera hecho un ridículo enorme de haberla presentado.

Pero la vanidad de Rajoy y su autosuficiencia, no le permitieron presentar su renuncia, para que el PP hubiera seguido ejerciendo bajo otra Presidencia un Gobierno en funciones, mientras se preparaban unas Elecciones Generales para hacerlas coincidir presumiblemente con las Europeas, Autonómicas y Municipales a mediados de 2019.

Ni conocía el talante democrático de Sanchez, dispuesto a ser el Presidente mas breve de la Historia de la España Democrática, con tal de garantizarse una vida desahogada como Ex Presidente, ni la catadura moral de los dirigentes de un PNV cuya voluntad siempre esta en venta si se la pagan unos mejor que los otros.

Lo lamentable es que la ingenuidad y autosuficiencia de Rajoy, la vamos a pagar España y todos los españoles.

Y cuando digo “mal venido Mr. Sánchez” no le reprocho el hecho de llegar, sino “el cómo ha llegado”.

Ahora le va a tocar a usted estar siempre pendiente de su espalda, para no ser acuchillad a traición por su “Bruto Personal”, porque no tenga la menor duda de que le van llover a muy corto plazo.

Tiene tantos flancos que cubrirse, y tantas voluntades que comprar que sin duda le va resultar imposible contentar a todos.

No dispone de la mayoría suficiente para alterar la Constitución y aunque desde Cataluña ya le esta pidiendo sentarse con usted en términos de igualdad, como si la utópica Republica Catalana fuese una realidad equiparable a la Monarquía Española, usted puede prometerles la luna, pero no podrá darles nada mas que la impunidad judicial si es capaz de manipular el poder judicial indebidamente. Y tras ellos llegaran los vascos con las mismas exigencias. Y tanto unos como los otros, se apoyaran en Podemos –su auténtico peligro real– como se han apoyado en usted para derrocar a Rajoy.

Su “Bruto Personal” ya estaba predeterminado desde 2016 y se llama “Bruto Iglesias” de cuyo puñal logró zafarse usted en última instancia una vez, pero mucho me temo que no lo hará en la segunda oportunidad, pese a que no me cabe la menor duda de que usted es mas ágil de cintura y dispone de mejores reflejos políticos que Rajoy.

Pero como bien dice el refranero español, “A cada cerdo, le llega su San Martín”, aunque la fecha no siempre esté predeterminada y pueda variar.

No sé para cuando va a convocar usted las elecciones, pero sin duda van a ser más bien tarde que pronto, porque necesita recuperar algunos millones de votos que se le han evaporado por su mala cabeza.

Tanto el PSOE como el PP necesitan tiempo para rearmarse, pero no creo que ni Podemos ni Ciudadanos les faciliten la demora, ni los separatistas catalanes y vascos tengan la paciencia necesaria para esperar.

Y mientras no haya nuevas elecciones, está usted atado de pies y manos ya que ni puede cambiar la Constitución ni satisfacer las exigencias perentorias de sus socios en esta rocambolesca aventura.

 Supongo que en el curso de la semana, formará Gobierno y se tendrá que conformar con los pocos que quieran unirse a usted en este descabellado proyecto, más propio de un equilibrista del circo, que de un político equilibrado y consciente de sus responsabilidades.

Otro Presidente del talante de Rajoy, que primero piensa en si mismo, después en su Partido (el PSOE) y por último en España, pero mucho mas peligroso, porque ni usted tiene la base de Estadista que tenía Rajoy ni podrá rodearse del equipo ministerial que él tuvo, con todos sus defectos y virtudes.

El socialismo, tanto en tiempo de Zapatero como ahora, carece de las personas con el prestigio necesario para componer un buen Gobierno en todos los aspectos.

Así nos fue y ojalá me equivoque, pero creo que así seguiremos dando tumbos, hasta que usted salga del Gobierno, porque no tiene talla.

Google+
Whatsapp Telegram

  • Miguel has clavado la preferencia de los políticos. Primero ellos, luego su partido y, con un poco de suerte, igual eso favorece a España ¿o no?. Este ýltimo les importa un huevo

    Responder

  • Así lo vemos tu y yo….y así todos los ciudadanos españoles que no vivimos ni comemos de la política y para los que ESPAÑA está por encima de todo.
    Lo lamentable es que los que deciden al final …..SON LOS OTROS…..y así nos va.

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *