Lunes, 25 de marzo, 2019  |  

- 27 diciembre, 2018 -

Enrique Domínguez. Economista En el sector cerámico español, predominan en gran medida las firmas que compiten en cantidad de producción, con precios de venta... Estrategias

Enrique Domínguez. Economista

En el sector cerámico español, predominan en gran medida las firmas que compiten en cantidad de producción, con precios de venta y exportación ajustados y manteniendo un buen nivel de calidad; pero, por ello, también les afectan más las subidas en el coste de la energía. Este hecho incide, lógicamente, en la imagen que la cerámica española, que Tiles of Spain tiene en el mundo.

Y hay que tener presente el hecho de que cada vez más los países productores intentan defender o proteger sus productos frente a los que se importan de la competencia, que cada vez con mayor frecuencia los países aplican o intentan aplicar diferentes barreras, arancelarias o no, para frenar esas importaciones. Cada vez más claramente, la competencia dentro del sector cerámico mundial se acentúa y es muy importante tener en cuenta que la tecnología ya no es, como antaño, un freno a la cualificación de los sectores pues ésta se transmite rápidamente a todos los países. Hay que recordar que la tecnología inkjet es vendida a todos los productores mundiales que la demanden.
Una de esas medidas de protección de la producción propia es la relacionada con el dumping. La Unión Europea está aplicando mayores aranceles a la importación de productos cerámicos chinos tras la incoación y renovación de un expediente antidumping.

Y hace ahora más o menos un mes, los países del Golfo Arábigo (Arabia Saudí, Bahrein, Emiratos Arabes Unidos, Kuwait, Omán y Qatar) han iniciado un procedimiento antidumping a los productos cerámicos procedentes de España, China e India. Destaca, por preocupante, que se incluya en el mismo expediente a empresas españolas con chinas (que ya tienen tradición de vender a bajos precios) e indias. Es preocupante para la imagen de Tiles of Spain. Y es, al menos curioso, que Italia no esté.

¿Puede haber motivos para ello? La incoación del expediente lo dilucidará. Nosotros acudiremos a las estadísticas existentes para ver qué ha ocurrido en el último año a nivel de país.
De entrada, un dato importante a señalar: El precio medio en €/m2 al que vende España al exterior los productos cerámicos era de 6,28 €/m2 en 2011 y también de 6,28 €/m2 en 2017. Para Italia los precios medios son mucho mayores, más del doble en 2017, 11,73 €/m2 en 2011 y 13,27 €/m2 en 2017. Al alza los italianos y estancados los españoles.

Los precios medios de lo facturado a los países del Golfo Arábigo han sido para España 4,95 €/m2 en 2011 y 5,91 €/m2 en 2017 y para Italia 11,11 €/m2 y 13,29 €/m2, respectivamente. Esta podría ser la razón por la que Italia no está incluida en el expediente; está vendiendo a los estratos medio y alto mientras España lo hace, preferentemente, a los estratos medio y bajos.

El análisis de los precios medios a los que los tres países incursos en el expediente han exportado a Arabia Saudí, que es con mucho el primer cliente del Golfo Arábigo, es significativo si lo comparamos con el de Italia. El precio medio de lo exportado por China en 2017 fue de 233,6 €/Tm, el de España 296,9 €/Tm, el de India 3,03 €/m2 (solo se han dado datos en metros cuadrados para ese año) frente a 618,4 €/Tm de Italia.

Esos son los datos globales que nos deben hacer reflexionar si para el futuro del sector cerámico español en general y castellonense en particular lo importante debe seguir siendo el posicionarse en los primeros lugares por metros cuadrados producidos o si debería ser lo relevante ascender hacia esos puestos en el ranking por precios medios en €/m2. No es fácil y no muchas firmas podrán hacerlo, pero el reto está ahí y las consecuencias negativas ya se van sufriendo. ¿Qué opinan ustedes?

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *