Domingo, 21 de julio, 2019  |  

- 21 junio, 2019 -

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado. Hay momentos en la vida, en los que el mundo parece moverse contrasentido. Este es uno de... El mundo al revés

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado.

Hay momentos en la vida, en los que el mundo parece moverse contrasentido.

Este es uno de esos casos curiosos, donde el alumno aventajado, precede a su profesor en el ejercicio de una profesión que les ha llevado a los dos por un mismo camino en la vida.

No sería conveniente hacer juicios precipitados sin haberles visto a los dos desenvolverse durante varios años en su correspondiente cargo público.

Me estoy refiriendo al actual Presidente de la Diputación en funciones, el popular Javier Moliner a quien va a sustituir en unos días el recién nombrado socialista José Martí, Alcalde se Sueras y  Profesor en la UJI.

Por lo que he leído, en el proceso formativo de Moliner en el CEI de Castellón durante su bachiller, tuvo de profesor a Martí, por lo que en cierto modo, su sucesor en el cargo formó parte del claustro de profesores encargado de formar y educar a Javier y ahora tendrá ocasión de poder confirmar por experiencia propia, la capacidad de su alumno para asimilar sus enseñanzas y llevarlas a la práctica durante los últimos años al frente de la Diputación.

Se suelen dar muy pocos casos, en los que el alumno, le de la alternativa al profesor.

Imagino que todo se va a desarrollar dentro de la más absoluta cordialidad y Javier Moliner va a hacer una trasferencia de poderes transparente, sensata y acorde con su talante abierto, cordial y conciliador del que ha dado muestras sobradas durante todo el ejercicio.

José Martí, como alcalde de un municipio de Castellón interior, conoce mejor que nadie las necesidades y urgencias de esos núcleos urbanos pequeños, que son la razón de existir más importante  y fundamental de las Diputaciones Provinciales.

Nada hace pensar, que todo no va a producirse dentro de la más absoluta normalidad y yo como usuario del Hospital Provincial de Castellón, me permito sugerirle al Presidente entrante, que sepa cuidar, conservar y mejorar en la medida de lo posible, esa “joya de la corona” de la Sanidad Valenciana y especialmente de la de Castellón, para preservar su funcionamiento y servicios médicos y hospitalarios en las mejores condiciones posibles dentro de sus limitaciones arquitectónicas, porque sin duda en ello le va una parte importante de la valoración que se le haga al final de su mandato.

Espero y deseo de corazón  que dentro de cuatro años el análisis y valoración de su gestión al frente de la Diputación sea como mínimo  equivalente al que se hace de su alumno, porque siempre he estado convencido de que la experiencia es un grado y en eso no hay duda de que aunque sólo sea por edad Martí supera a Moliner.

De su capacidad de gestión y buen tino en la dirección y consecución de los objetivos hablaremos al final de su mandato.

Entre tanto ‘vista, suerte y al toro’ como se dice en lenguaje taurino a los noveles, cuando llegan a una plaza por vez primera.

Hasta la semana que viene amigos.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *