Jueves, 28 de mayo, 2020  |  
El BOP publica como aprobado el presupuesto antes de que pase por el Pleno El BOP publica como aprobado el presupuesto antes de que pase por el Pleno

- 30 noviembre, 2012 -

El Boletín Oficial de la Provincia ha publicado, horas antes de que pase por el pleno del Ayuntamiento, que debía respaldarlo, el presupuesto municipal... El BOP publica como aprobado el presupuesto antes de que pase por el Pleno

 

 

 

 

 

El Boletín Oficial de la Provincia ha publicado, horas antes de que pase por el pleno del Ayuntamiento, que debía respaldarlo, el presupuesto municipal de Castellón que ascenderá a 163, 7 millones de euros, con una partida de 22,3 millones para deuda municipal. El alcalde indica que ha sido “Un error de imprenta”. La mayoría del PP ha respaldado las previsiones con el voto en contra de la oposición que los califica como irreales e insolidarios.

El Ayuntamiento de Castellón ha aprobado por mayoría, con los votos del Partido Popular, el presupuesto municipal para el 2013, que ascenderá a 163,7 millones de euros. Pero lo más singular de todo, es que el Boletín Oficial de la provincia ya lo publicaba horas antes de que fueran tratados por el pleno del Ayuntamiento.

La noticia saltaba en el pleno, cuando se abordaba en el orden del día, donde el portavoz del Bloc Compromís, Enric Nomdedeu ha denunciado esta situación irregular.

Tras un primer momento de confusión, en la que el alcalde ha llegado a insinuar que se trataba de un “exceso de celo”, se ha realizado un receso y una reunión e portavoces. Los portavoces aceptaban las disculpas del alcalde que ha atribuido el ‘desliz’ a un error de imprenta y pasaban a debatir las previsiones municipales para el 2013.

El presupuesto del Ayuntamiento de Castellón para el 2013, contará con una suma total de 163.656.092,83 euros. El concejal delegado de Hacienda, Juan José Pérez ha defendido estas previsiones como un presupuesto racional en tiempos de crisis económica.

El Equipo de Gobierno ha defendido las previsiones, como un presupuesto ajustado, donde se prima el recorte de gastos, recortes moderados de plantilla, y la promoción de empleo, la solidaridad y las actuaciones sociales, con una pequeña dosis de inversiones.

Según Pérez Macián las cuatro líneas básicas del presupuesto son: reformas estructurales en el gasto corriente municipal; autofinanciación de los servicios municipales; la inversión en políticas sociales como una responsabilidad en tiempos de crisis, y el desarrollo de políticas municipales en materia de empleo y desarrollo económico. En lo que concierne al capítulo  de Inversiones, ascenderá a 13.248.062,53 euros que pretenden financiarse mediante la venta de solares y edificios públicos; cuotas de urbanización  y subvenciones de la Generalitat Valenciana.

El presupuesto en cifras

Solo en Deuda Pública del Ayuntamiento y Gastos financieros se van ya 22, 3 millones de euros (Amortización, intereses de préstamos y otros gastos financieros). 80,6 millones se destinan a Servicios Públicos Básicos (como  seguridad pública, extinción de incendios, Movilidad, Protección Civil, Vivienda y Urbanismo e  Infraestucturas). 12, 6 millones  se destinan a actuaciones de Protección y Promoción Social (Bienestar social, ADL, programas subvencionados, Plan de Empleo ect…). A Bienes Públicos de carácter preferente se destinan 18,8 millones de euros (Samu, Sanidad, biliotecas, planetario, Cultura, hermanamientos, banda de música, ermitas, Normalización Lingüística, Deporte, Juventud y Fiestas). 6,4 millones van dirigidos a actuaciones de carácter económico (Comercio, turismo, consumo, transporte público y playas). y casi 23 millones de euros en Actuaciones de carácter general (órganos de Gobierno, Relaciones institucionales, Secretaría, administración municipal; edificios municipales; Parque Móvil, asesoría jurídica, Recursos Humanos, Patrimonio, Contratación; Participación Ciudadana, sección de innovación y Desarrollo Tecnológico, Modernización, Atención integrada, Administración financiera y Tributaria.

No es un presupuesto que guste ni al Equipo de Gobierno ni a la oposición, aunque los criterios de cada grupo en su valoración son muy distintos.

Como era previsible se han rechazado las 23 enmiendas planteadas por los Grupos Municipales socialista, Bloc- Compromís e Izquierda Unida, que han tachado los presupuestos de insolidarios. La mayor parte de estas enmiendas ‘jugaban’ con el reajuste de pequeñas partidas, casi todas ellas referentes al sueldo de los órganos de Gobierno y personal de confianza, que han calificado como ‘la corte del alcalde’, y que deberían reajustarse para invertirlos en políticas de promoción de empleo juvenil, entre otras, al tiempo que planteaban que volvieran a retomarse los Presupuestos Participativos.

La oposición califica también los presupuestos de irreales, porque  se basan en unos ingresos que es muy difícil que se cumplan, y han pedido al Ayuntamiento que exija a la Generalitat el pago de todo lo que le debe.

Pagar por los servicios que se reciben

El debate ha sido intenso en un pleno en que también se aprobaba una imposición de tasas por diferentes tipos de servicios que se  reciba. Por ejemplo, cuando un ciudadano o una empresa solicite un expediente, tendrá que pagar, eso si, “con precios  ajustados a mercado para no hacer la competencia a las empresas de fotocopias de el entorno del Ayuntamiento”,  Como ha señalado el concejal de Economía, Masip.

Concretamente este comentario daba pie para que Enric Nomdedeu  recordara al equipo de Gobierno que “el Ayuntamiento no es una empresa pura y dura, sino un órgano al servicio de los ciudadanos “porque si fuera una empresa como tal, y con su nefasta gestión económica, ya habría tenido que plantearse un ERE y posiblemente usted ya estaría en la calle”.

Castellón, apuntaba el Grupo Municipal Socialista, es la segunda ciudad de la Comunitat Valenciana con más presión fiscal, después de Torrevieja, y la primera de las tres capitales de provincia, con sueldos, como el del alcalde que sitúan entre los más altos de España.

El sueldo de los concejales, a debate

Precisamente con el tema de los sueldos, también se ha agriado el ambiente, cuando la concejal de Izquierda Unida, Carmen Carreras,  promovía una moción para que los concejales dieran ejemplo con el recorte de sus salarios en la proporción que debiera corresponderles con la paga extra de Navidad. Los concejales no reciben pagas extras, como han reconocido todos los grupos, porque este dinero se reparte en las mensualidades a lo largo del año.

En este sentido, Pérez Macián ha señalado que se trata de una medida demagógica, y que habría de tenerse en cuenta muchos otros conceptos, como el hecho de que la concejal de Izquierda Unida, con una dedicación a tiempo parcial, recibe el mismo sueldo que un concejal como el de Hacienda, que pasa el día entero dedicándose al Ayuntamiento, y que la mayoría de ellos trabajaba mucho más que las horas que oficialmente tienen reconocidas.

La moción también fue rechazada, aunque en este sentido, la concejal del PSPV PSOE, Carmen Oliver ha indicado, que su grupo destinará el porcentaje que pudiera corresponderles por la Paga de Navidad, a ONGs, como el Comedor del Padre Ricardo y otras entidades sociales tan activa como esta. EM

Google+
Whatsapp Telegram