Jueves, 18 de octubre, 2018  |  
El cronista oficial de Nules dona siete pinturas religiosas a la iglesia de la Inmaculada El cronista oficial de Nules dona siete pinturas religiosas a la iglesia de la Inmaculada

- 23 mayo, 2015 -

La imagen de la Soledad de Gaspar Becerra se puede comparar con la imagen que, según tradición del s. XIX, llevó a la Vila... El cronista oficial de Nules dona siete pinturas religiosas a la iglesia de la Inmaculada

Se han creado dos ménsulas para exponer al culto las imágenes de San Luis Gonzaga y de San Bartolomé, obra de Enrique Giner; dando la coincidencia de que la primera de ellas es de la misma época que la imagen titular del templo, obra también del escultor de Nules, lo mismo que el conjunto procesional de La Oración del Huerto, que allí también se custodia; el San Bartolomé es la última de las imágenes religiosas que Giner talló. También se expondrá permanentemente al culto la imagen del Cristo Yacente del monumento para el ritual ‘Besar els peus’ del Viernes Santo

Gemma Teodoro Baldó

El cronista oficial de la Vila de Nules, Vicent Felip Sempere, ha procedido a la donación a la Inmaculada de Nules de siete pinturas religiosas, con el fin expreso de que retornen al culto, “finalidad para la que fueron creados”, según declaraciones del cronista a este medio.

De este modo, con “la receptividad de la Parroquia y la garantía de que se cumplirá la finalidad de la donación” durante los dos últimos años se ha procedido al acondicionamiento de los espacios para estos seis cuadros religiosos de indiscutible interés histórico-artístico. Para Sempere, uno de los factores primordiales para llevar adelante esta donación ha sido el hecho “de que estas volverán a dedicarse al fin último para el cual fueron creadas, retornando así al culto”.

vicent felip sempere IIIObras donadas

En concreto, se trata de las obras ‘El Salvador‘, de José Moreno Torres, s. XIX, óleo sobre lienzo; ‘Éxtasis de Santa Teresa’, anónimo, s. XVII, óleo sobre lienzo; ‘Cristo Crucificado’, anónimo, s. XVII, óleo sobre lienzo, 176×119 cm; ‘Inmaculada’, anónimo, s. XVIII, óleo sobre lienzo, 178×126 cm; ‘Santa María Magdalena’, anónimo, s. XVIII; ‘San Luis Gonzaga’ y ‘San Bartomolé’, obra de Enrique Giner; y ‘Soledad’, anónimo, s. XVI, oleo sobre lienzo, 142×106 cm. Esta última, con un singular interés para Nules, ya que recoge la imagen de la Soledad realizada por Gaspar Becerra y, viéndola, se puede comparar con la imagen de la Soledad que, según tradición del s. XIX, llevó a la Vila de Nules Felipe II.

Unas obras que han sido adquiridas pacientemente desde el año 1979 y cuya primera ubicación en manos de Sempere fue en la ciudad de Barcelona, para acabar recalando en la localidad de Nules. ¿El objetivo principal de estas adquisiciones? No era otro que el de la “satisfacción de contemplarlas y conservarlas de cara a un mañana, más o menos utópico, nunca la de traficar con ellas para conseguir lucro”. Con este mismo fin ha procedido finalmente a la donación de estas obras a la Inmaculada de Nules, afirmando que lo que cuenta “es la confianza y garantías que, de facto, ofrecen las instituciones para conservar las obras y exponerlas con dignidad”. Otro factor importante en este caso es “el objetivo que se propusieron, en su día, los comitentes al encargarlas. Cuando es posible aunar ambos condicionantes la determinación puede estar clara”.

vicent felip sempere IIY es que ratifica que su donación a la Iglesia parte de su seguridad de que donde están “cumplirán la misión para la que fueron creadas y serán custodiadas de la mejor manera que puedan”, además la iglesia de la Inmaculada “es el marco y contexto adecuado para ser expuestas y allí lucen como jamas habrían lucido en un lugar condicionado por el espacio constreñido o la dejadez”.

Cronología y acondicionamiento

La cronología de las obras expuestas ahora en este templo, construido desde 1726 hasta 1768 como iglesia del que debía de haber sido convento de monjas carmelitas descalzas, abarca de finales del siglo XVI a inicios del siglo XX, con lo que la parroquia de Nules ha realizado una serie de actuaciones de acondicionamiento para ubicar estos cuadros de referencia que pasan a ser de su propiedad.

En ese sentido, se ha tenido en cuenta la ornamentación original del templo. Así, los elementos nuevos que debían acoger las pinturas se han realizado tomando el modelo de los originales que ornamentan las ventanas del templo, tratando en todo momento de no incluir ningún elemento que rompiese la armonía del conjunto.

3 SoledadJunto con las mencionadas obras, Vicente Felip Sempere también ha procedido a la donación a la parroquia un cáliz de plata del siglo XVIII y dos lámparas votivas, una del siglo XVII y otra del siglo XIX, todo ello recuperado de anticuarios.

En este momento los preparativos para la recepción de las últimas cuatro obras se hallan prácticamente finalizados.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *