Noticias Castellón
jueves, 11 de agosto del 2022 | Última actualización: 22:08

El Villarreal no tiene límites en la Champions y logra un empate en Múnich lleno de sufrimiento y de gloria (1-1)

Tiempo de Lectura: 49 segundos

Noticias Relacionadas

El Villarreal vuelve al olimpo del fútbol y estará entre los cuatro mejores equipos del continente. Logró aguantar ante un Bayern incesante que dispuso de múltiples ocasiones y que logró empatar la eliminatoria. Pero no contaban con el plan de Emery y con el gol de Samu en el 88. Sí, señores y señoras, una localidad de 50.000 habitantes va a jugar su segunda semifinal de Champions.

M.G.//Castellón Información

El Villarreal quería tocar el cielo futbolístico en Múnich y con ello viajó a la capital bávara, acompañado por 1.500 fieles que se dejaron la voz en el Allianz. El planteamiento de Emery fue el mismo que en la ida, los mismos 11 futbolistas, que descansaron contra el Athletic en Liga. Y en el Bayern todo lo contrario. El joven Julian Nageslmann cambió su sistema a una defensa de tres. Salió a tumba abierta con cinco mediocampistas y dos atacantes con el fin de remontar el 1-0 de la ida.

 width=

Empezó el Bayern apretando como se esperaba pero sin ocasiones claras. Musiala, Coman y Sané estaban muy participativos, pero el Villarreal defendía bastante cómodo. Cuando podía y los muniqueses le dejaban salía a la contra, pero sin causar demasiados problemas a la defensa alemana. Tan solo un disparo de Gerard metió el miedo en el cuerpo al capitán del Bayern. Con ello se llegaba a la media parte. El Villarreal abusaba del juego en largo y a la contra, Danjuma, no estaba fino ni en los pases ni en los controles. La más clara fue una ocasión de Musiala que cayó en las manos de Rulli que blocó bien el portero argentino. Con ello se llegaba a los primeros 30 minutos.

Una entrada de Lewandoski a Albiol dejó al central de Villamarxant entre algodones. La amarilla al polaco fue clara e incluso de haber ido al VAR, el árbitro hubiese podido pensar algo más. Más que nada porque el delantero volvió a repetir poco después. Nagelsmann dijo que iban a ser duros, y así fue. El Villarreal estaba muy firme sobre el Allianz. Defendiendo lo suyo, que era oro.

La segunda parte cambió la tónica completamente. El Bayern salió en tromba. Y consiguió su premio. Lewandowski marcó tras una perdida incomprensible de un jugador como Parejo en tres cuartos de campo. Eran los momentos más complicados para el Villarreal. Los bavaros empataban la eliminatoria.

El Villarreal estaba muy incómodo, no le duraba el balón más de tres pases. Muy impreciso.

El Bayern bajó revoluciones. Y el Villarreal, aunque no mucho, creció en el partido. Emery también movió el banquillo. Pedraza y Samu entraron para aportar piernas. Y así fue. En una contra muy bien conducida por Lo Cels0, Gerard la puso para que Samu batiera a Neuer.

Era la jugada que necesitaba el Villarreal para alcanzar la gloria. Y así fue.

BAYERN DE MÚNICH: Neuer; Pavard, Upamecano, Lucas Hernández; Sanés, Kimmich, Goretzka, Coman y Musiala; Muller y Lewandowski.

VILLARREAL: Rulli, Foyth, Albiol, Pau, Estupiñán,; Capoué, Parejo, Coquelin, Lo Celso; Gerard y Danjuma.

ESTADIO: Allianz Arena (89.000 espectadores).

ÁRBITRO: Slavko Vincic (Eslovenia)