jueves, 26 de mayo, 2022  |  
Retos, dificultades y necesidades del transporte público en Castelló Retos, dificultades y necesidades del transporte público en Castelló

- 4 septiembre, 2020 -

El Concejal de de movilidad Sostenible y uso del Espacio Público explica los proyectos y reivindicaciones de su departamento Retos, dificultades y necesidades del transporte público en Castelló

El Concejal de de movilidad Sostenible y uso del Espacio Público explica los proyectos y reivindicaciones de su departamento

La Nueva Normalidad trae consigo nuevas necesidades y puede que la movilidad sea uno de los sectores que más noten este cambio en todos los puntos del mundo, también en la ciudad de Castelló. Son muchos los retos a los que se enfrenta la ciudad por lo que respecta al transporte. Jorge Ribes Vicente, concejal de movilidad Sostenible y uso del Espacio Público asegura que la Regidoria se está centrando en potenciar la movilidad sostenible mediante la creación de carriles bici o bien, conseguir conectar carriles que antes estaban “inconexos”, explica el concejal. Pero son muchos los interrogantes que plantea esta Nueva Normalidad: ¿se incrementarán los servicios? ¿Es posible una reducción de precios?

Tàrsila Galdón/Castellón Información

¿Últimas novedades? 

Castelló, por ejemplo, ya tiene operativo desde el 4 de agosto un nuevo carril bici en la calle Herrero, desde el 24 de agosto se está trabajando en la conversión de un carril exclusivo para bicicletas en la avenida Chatellerault. “Yo siempre miro hacia Europa porque en materia de movilidad, nos llevan unos años de ventaja”, admite Ribes. 

Como indicaba el concejal, el ayuntamiento ha priorizado el conocido Bicicas de Castelló por dos razones: “se está evidenciando que hay alternativas al transporte y no hay tanta confianza aún en el transporte público”. 

Tal vez esta sea una de las claves: con la llegada de la pandemia, la población aún no tiene mucha confianza en el transporte público, pero la realidad más inmediata es que se acerca la vuelta al cole y el inicio de las clases en la Universidad. Concretamente, el lunes ya empiezan  a funcionar los colegios y los institutos y el 28 de septiembre, lo hace la Universitat Jaume I. 

Foto Bicicas-Tram

Medidas de Seguridad que se aplican en el Transporte Público debido a la pandemia

Es necesario recordar que ahora el transporte cuenta con una serie de medidas de seguridad y de trabajos específicos de limpieza ante lo que es la pandemia del coronavirus: “se aplica una desinfección diaria en los lugares más susceptibles de ser puntos de transmisión”, explica el concejal, lo que se suma a lo que es el turno rotatorio de limpieza normal del vehículo en sí.

Además, las mascarillas son obligatorias en el transporte público, hay una mampara que separa el conductor de los usuarios y en materia de aforos: “estamos al 100 % de los asientos pero al 50 % de las personas de pie”, matiza el concejal. Además, los autobuses presentan un punto de gel hidroalcohólico. 

Autobuses Castellon 020919

Evidentemente, toda acción para garantizar la seguridad de los usuarios de transporte público, es poca. Pero volvamos a la idea anterior: la llegada de los colegios y de la universidad. Son muchos los usuarios que en un día de normalidad, utilizan el tram para poder desplazarse por Castellón. Àngela Sánchez Barrachina es una universitaria que utiliza este servicio y se muestra preocupada porque antes de la pandemia, el tram se solía colapsar en las horas puntas (como a las ocho de la mañana). 

Ahora, con las medidas de seguridad (menos aforo) puede que estos servicios de transporte público necesiten un refuerzo. 

¿Se adaptará el transporte público a estas casi anteriores y nuevas necesidades de la población de Castelló?

Es complicado. Primera información: El Tram de Castelló no es competencia del Ayuntamiento de Castelló, lo que complica terriblemente los procesos. La competencia es de la Generalitat Valenciana. De hecho, Ribes explica que desde el ayuntamiento defienden mayor competencia en este sentido porque “la administración más cercana al ciudadano es el ayuntamiento y siempre se tiene un mayor conocimiento de la realidad”. 

TRAM_de_Castello

Puede que a corto plazo sea complicado conseguir un perfecto Tram adaptado a las necesidades de los ciudadanos de Castelló, pero Ribes asegura que la Regidoria es consciente de este servicio tan necesario y: “la última vez que nos visitó el conseller Arcadi España se lo recordamos”. 

Igualmente, el concejal se muestra optimista y espera que la nueva obra que se ha aplicado en La Farola repercuta positivamente en los tempos del tram: “supondrá una reducción de unos tres o cuatro minutos”, informa el concejal. 

¿Y los autobuses urbanos?

En algo que sí que tiene competencia el Ayuntamiento de Castelló es en los autobuses urbanos que circulan por la ciudad. En este sentido, se plantean dos posibles preguntas en torno a este servicio: 

¿Se puede reducir el precio ante la situación de vulnerabilidad a raíz de la crisis sanitaria?

De nuevo, es complicado. Es cierto que el ayuntamiento sí que tiene competencia en poder reducir los precios de los billetes del autobús urbano, tal y como indica el Reglamento de Transporte Público Urbano con Autobús en Castelló de la Plana

Artículo 32: “Para la validez de las tarifas se requerirá que sean fijadas y aprobadas por el ayuntamiento y, si es el caso, además, cuando así quede fijado, por el órgano competente en materia de precios autorizados”. 

Pues bien, el concejal explica que las empresas de transporte público son empresas concesionarias, lo que significa que para que ellos puedan trabajar, el ayuntamiento les otorga dinero: “Ellos realizan un estudio de beneficios y, por ejemplo, les damos un 25 % y el resto, se saca de los billetes de los clientes”. 

¿Cuál es el problema?

Durante el Estado de Alarma el coste de mantenimiento era mucho menor, pero ahora están al 100 % y no hay tantos usuarios como antes, lo que significa que están perdiendo beneficios. Si el ayuntamiento apostara por rebajar el precio del billete, después tendría que compensar a la empresa y ese dinero se tendría que extraer de otra partida: “por eso tenemos una partida social de 700.000 euros llamado Bo Activa’t para grupos vulnerables y utilizan el bono de forma gratuita”. 

15-01-20 Autobús

¿Y la flexibilidad de los horarios?

Castelló presenta un total de 17 líneas de autobús. El tiempo de espera entre autobús y autobús varía: pueden ser 20, 30 o 40 minutos. Depende de línea. Ribes explica que a principio de legislatura en la Línea 10 ya bajaron este tiempo de espera a 15 o 20 minutos, pero: “el coronavirus ha modificado todos los presupuestos”. 

En definitiva, la situación es más que compleja, sin duda, y aunque el concejal admite que entiende a la perfección las necesidades de la población con respecto a la movilidad, hacen lo que pueden teniendo en cuenta las extraordinarias circunstancias en la que vivimos. Castelló necesita un cambio en su movilidad, por supuesto, pero ya se sabe cómo funcionan estos cambios: son lentos, como la justícia.

 

Whatsapp Telegram