Noticias Castellón
sábado, 26 de noviembre del 2022 | Última actualización: 16:45

Tipos de papel para encuadernar, ¿Cuál y cómo elegirlo?

Tiempo de Lectura: 4 minutos, 43 segundos

Noticias Relacionadas

La principal ventaja de emplearlo es que funciona como una protección externa e impide daños irreparables en los artículos que resguarda

El papel para encuadernar es un elemento indispensable para conservar correctamente los libros y otros objetos de papelería. Cobra especial importancia en la etapa de la “vuelta al cole”, ya que con este proceso vamos a velar por la integridad de todos los materiales a lo largo del curso.

La principal ventaja de emplearlo es que funciona como una protección externa e impide daños irreparables en los artículos que resguarda. Será más complicado estropear los libros con el derrame de líquidos o las manchas de tinta gracias a estos fabulosos inventos.

Lo que debes saber es que existen varios tipos de papel para encuadernar y que va a ser importante decantarse por el más adecuado en cada circunstancia, es la mejor forma de garantizar que cumplirá con sus funciones. A continuación, te mostramos cuáles son y te ayudamos a escoger el mejor para tu caso.

Los tipos de papel para encuadernar

En las papelerías especializadas como Dical.es vas a encontrar diferentes variedades de papel encuadernado para proteger tus libros, pero, ¿cuáles son y en qué se diferencian? A continuación, te presentamos los tipos de papel de encuadernación.

Papel kraft

El papel kraft está entre los más resistentes del mercado, así que es apropiado para proteger los documentos importantes o los materiales a los que se dará mucho uso y corren riesgo de deteriorarse fácilmente. La principal característica es que en lugar de ser fabricado con cualquier pulpa de madera, se hace con pulpa de trapo.

Papel Brillante

El papel para encuadernar brillante tiene la particularidad de proporcionar un brillo muy elevado, aunque se trate de un modelo transparente. Es muy utilizado para proteger folletos, libros, volantes y todo tipo de artículos de un tamaño accesible. También se ve a menudo en los libros escolares.

Papel estucado

El papel estucado es el resultado de un proceso en el que se combinan cantidad de mariales diferentes para mejorar la calidad y la resistencia del papel. Con estos procedimientos se puede aportar capacidad de absorción, suavidad o brillo, entre otras cosas. Es habitual emplear este producto para embalar cajas o para las revistas.

Papel Mate

Con el papel mate se consigue el efecto completamente opuesto al brillante, dejando una superficie lisa que no refleja la luz en ningún caso. Esta versión puede quedar más elegante si se quiere aplicar en oficinas, tiendas y otros espacios de trabajo. Cumple sus funciones de la misma manera.

Papel para encuadernar reciclado

La versión reciclada emplea restos de papel y otros materiales para la elaboración del producto final sin generar un impacto medioambiental tan acusado. Es una buena opción para cuidar el planeta, para ser más sostenibles y aprovechar los recursos. Permite su uso en buena parte de los libros, folletos, informes… se trata de una alternativa muy versátil.

Papel recubierto de seda

El papel para encuadernar recubierto de seda se queda a medio camino entre la versión con brillo y la mate. La superficie va a quedar muy lisa y de tacto agradable, sin llegar a reflejar la luz tanto como lo hace la versión brillante. Es otro de los más polifacéticos gracias a sus cualidades, por lo que se emplea en múltiples casos.

¿Qué tipo de papel para encuadernar elegir?

Escoger un papel para encuadernar adecuado va a depender del uso que se le quiera dar y del gusto personal. Para las protecciones más exigentes, puede ser de utilidad el papel kraft por su durabilidad y resistencia, mientras que los recubiertos de seda van a permitir un uso discreto que vale para cantidad de casos. Si nos resulta indiferente, lo ideal es apostar por el reciclado para contribuir a una producción más sostenible y velar por el medioambiente.

Independientemente del tipo que sea, lo más ventajoso es que se trate de un producto de calidad y que proporcione la durabilidad deseada. Para ello, podremos fijarnos en algunas características. Una de las más reveladoras es que cuente con el certificado FSC, pues este garantiza que se trata de un papel para encuadernar de calidad elevada y que sobrevive a variedad de erosiones externas como el impacto de la luz del sol.

Estos son algunos consejos para escoger un papel de encuadernar adecuado:

  • Toma en cuenta en uso que quieres dar al producto.
  • Observa sus características y garantías.
  • Busca un proveedor especializado que tenga marcas de calidad.
  • Apuesta por los precios accesibles, pero ten en cuenta que la calidad puede ser más ahorrativa a largo plazo por una cuestión de resistencia.
  • Déjate asesorar por profesionales.
  • No obvies tus preferencias y gustos personales si lo vas a emplear a menudo.
  • Haz la prueba con un papel de encuadernación pequeño que te guste antes de comprar grandes cantidades.

Una vez has seguido estos consejos y has dado con el que más se adapta a tus necesidades, ya podrás comprar tu papel de encuadernación predilecto en cantidades más grandes. Si se te plantea un nuevo uso para este producto y el escogido no te convence, recuerda que hay varias fórmulas de estos productos para emplear el mejor para cada circunstancia. De esta manera, siempre te resultará útil y te saldrá rentable.