Noticias Castellón
sábado, 28 de enero del 2023 | Última actualización: 23:03

¿Tasmota o ESPHome? ¿Cuál te conviene más?

Tiempo de Lectura: 6 minutos, 23 segundos

Noticias Relacionadas

Cuando hablamos de dispositivos domóticos estos se pueden clasificar en dos grandes grupos: dependientes e independientes.

Los dispositivos dependientes son aquellos que necesitan hacer uso de los servidores de los fabricantes y, por lo tanto, requieren de Internet. Ejemplos de estos dispositivos son las bombillas Philips Hue, los dispositivos Xiaomi o controladores de persianas y toldos como Gaviota o Somfy.

Estos dispositivos únicamente pueden funcionar con el soporte de las nubes de los fabricantes. Por otro lado, están los dispositivos independientes. Estos tienen la posibilidad de no depender de los fabricantes ni de Internet porque se controlan a través de tu servidor domótico ya sea con Home Assistant, Jeedom o OpenHAB.

Y cuando hablamos de dispositivos domóticos independientes, los firmware más populares son Tasmota y ESPHome pero, ¿Cuál es el más adecuado para tu sistema domótico?

Como dijo el gran Pau Donés, depende.

Para entender todo esto, hemos consultado a Luis del Valle que, aunque no se considera ni mucho menos un experto, sabe de lo que habla porque lleva mucho tiempo trabajando con todas las tecnologías que hay detrás de los dispositivos domóticos.

Aparte de que su casa se parece más a una casa futurista que a una casa normal.

Veamos cuáles son las diferencias entre Tasmota y ESPHome.

Tasmota

Según nos cuenta Luis del Valle, Tasmota es quizás el firmware Open Source más popular para cargar en dispositivos domóticos que pueden ser modificados y desconectados de las nubes de los fabricantes. No todos los dispositivos tienen este privilegio, solo aquellos que cumplan con ciertas características técnicas pueden ser modificados.

Partimos de la base que el microcontrolador que utilizan es o un ESP8266 o un ESP32. Estos dos microcontroladores son de la empresa Espressif y se utilizan en muchos dispositivos domóticos. Este debe ser el primer requisito para que el dispositivo domótico deje de depender de los fabricantes.

El segundo requisito es que puedas acceder a él de una forma sencilla. Me refiero a que muchos dispositivos tienen un ESP8266 o un ESP32, pero si no tienes un medio para poder acceder a él de forma sencilla es imposible que puedas modificar el código que llevan dentro.

Porque cuando hablamos de poder cambiar el firmware lo que realmente estamos intentando hacer es cambiar el código que llevan dentro los dispositivos domóticos.

Luis nos recalca que es muy importante entender este concepto porque es la base de la domótica libre. Casi todos los aparatos eléctricos que hay en nuestras casas utilizan un microcontrolador. Desde los juguetes de tus hijos al mando de la televisión. Y este microcontrolador es el encargado de que cuando pulses un botón el juguete haga ruido o la televisión cambie de canal.

Con los dispositivos domóticos pasa algo muy parecido, porque dentro de este microcontrolador está el código que conecta al dispositivo con la nube del fabricante, si consigues modificar el código y en vez de conectarte con la nube del fabricante haces que se conecte a tu servidor que está en tu casa, consigues que el dispositivo pase de depender de los fabricantes a que sea totalmente independiente.

Con una sonrisa un tanto pícara Luis nos cuenta que esto puede parecer una auténtica frikada sobre todo para aquellos que no están acostumbrados a conceptos como microcontrolador o firmware, sin embargo nos dice que al hacer esto conseguimos dos cosas muy importantes en nuestro sistema domótico.

Lo primero es no depender de los fabricantes ni de sus servidores, es decir, que si el día de mañana el fabricante cierra o sus servidores caen, tu sistema domótico seguirá funcionando porque no dependen de un ordenador en una selva de Vietnam.

Por otro lado se consigue algo mucho más importante, privacidad. Tus datos, lo que haces o dejas de hacer en tu casa no salen de tu red ni de tu servidor.

Y gracias a Tasmota esto se consigue en solo 3 pasos:

Paso 1: conectas el dispositivo a tu ordenador a través del puerto USB.

Paso 2: cargar el firmware o programa de Tasmota.

Paso 3: integrar el dispositivo en tu sistema domótico

Pero como ha dicho Luis, no todos los dispositivos son compatibles con Tasmota. En esta página web puedes ver miles de dispositivos que sí lo son.

Entonces, ¿Qué diferencia tiene con ESPHome?

Veamos qué nos dice Luis a este respecto.

ESPHome

Según dice Luis, a nivel técnico no hay mucha diferencia ya que tanto Tasmota como ESPHome son firmwares o programas para ESP8266 y ESP32. La diferencia está más bien en su función.

Mientras que el uso principal de Tasmota es para dispositivos domóticos comerciales los cuales se quieren hackear o modificar, ESPHome está pensado para dispositivos que se fabrican desde cero, es decir, son dispositivos que se crean ensamblando electrónica compatible con estos dos microcontroladores.

Luis puntualiza que tanto Tasmota como ESPHome se pueden utilizar en cualquiera de las dos situaciones, es decir, Tasmota también se puede utilizar en proyectos DIY y ESPHome en dispositivos comerciales. Al fin de cuentas se basan en lo mismo.

Pero ¿Cómo hace ESPHome para que sea tan versátil y podamos utilizarlo para fabricar casi cualquier cosa?

La idea de ESPHome es hacer dispositivos modulares en cuanto al hardware y el software. Hay cientos de sensores y actuadores compatibles con esta plataforma y de lo único que te tienes que preocupar es de tener una placa compatible con ESPHome y conectar el sensor que quieres utilizar. Para medir la temperatura, para medir la presión, el PH, el CO2 o cualquier magnitud física. Lo mismo con actuadores porque admite motores, luces o relés entre otros.

Por otro lado está el software que se ensambla de forma muy parecida a través de archivos de configuración muy sencillos de crear y mantener. Pongo un sensor, luego un actuador pero también necesito este otro sensor.

La idea es pensar en una posible solución y luego ensamblarlo todo. Pero, ¿Por qué alguien querría hacerse sus propios dispositivos si puede comprarlos?

Luis es bastante tajante en esto y pone como ejemplo algo tan cotidiano como las cortinas de una casa.

Cuando vas a poner cortinas en tu casa no todos los huecos de las ventanas son iguales. Hay ciertos casos donde una cortina estándar que venden en el Ikea te puede servir pero en muchos casos vas a tener que retocarla y acudir a una tienda de decoración para que las hagan a medida.

Con los dispositivos domóticos pasa algo muy parecido. Muchos de los dispositivos comerciales resuelven la gran mayoría de automatizaciones de nuestras casas pero cuando se presenta algo muy especial como crear un sistema ambilight para detrás de la televisión, controlar un acuario o medir parámetros como el CO2 o el Nitrógeno los fabricantes no suelen tener una solución comercial o, si la tienen, su precio es prohibitivo. En estos casos es cuando ESPHome sale al rescate.

Por lo tanto y para finalizar, Tasmota es la plataforma más popular si lo que necesitas es que los dispositivos domóticos de tu casa sean totalmente independientes, es decir, que no dependan de los fabricantes ni de sus servidores.

Y ESPHome es una plataforma que te va a permitir crear dispositivos desde cero para todos aquellos casos donde los fabricantes no tienen una solución o resulta extremadamente cara.