Noticias Castellón
viernes, 19 de agosto del 2022 | Última actualización: 18:54

Ascer, Anffecc y Asebec reclaman una intervención para rebajar el precio del gas que ahoga al sector azulejero

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 15 segundos

Noticias Relacionadas

Los representantes de Ascer, Asebec y Anffecc, algunas de las principales empresas cerámicas de la provincia se han reunido hoy con el presidente de la Diputación, José Martí y el diputado de Promoción Cerámica, Ximo Huguet. Han transmitido sus principales problemas y han pedido que se tomen medidas de forma inmediata para parar la situación, que está derivando a día de hoy en Ertes y paralización de líneas de producción. A la subida del precio de la luz y el gas se ha sumado la huelga de transportistas, que está desabasteciendo a las empresas de materias primas.

Laura Torlà/ Castellón Información

Las principales organizaciones empresariales que constituyen el clúster cerámico en la provincia de Castellón se han reunido hoy con el presidente de la Diputación, José Martí, y con el diputado de Promoción Cerámica, Ximo Huguet, para hacerles llegar sus problemas y para reclamar una intervención inminente en el precio del gas que ahoga al sector por el sobrecoste que supone

Los representantes de Ascer, la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos; Asebec, Asociación Española de Fabricantes de Maquinaria y Bienes de Equipo para la Industria Cerámica y Anffecc, la Asociación empresarial que reúne los productores españoles de fritas, esmaltes y colores cerámicos, han declarado que “necesitamos que se adopten medidas inminentes o vamos a tener paradas en líneas de producción, con el consiguiente impacto que eso va a tener en el empleo”.

 width=Desde Anffec recalcan que “llevamos mucho tiempo reivindicando que se adopten medidas, el precio del megavatio en marzo del año pasado rondaba los 20 euros, y este último lunes llegó a 345 euros”. “Nos hemos encontrado con una pandemia, una crisis energética y ahora una guerra, necesitamos un apoyo muy fuerte y firme de parte de las administraciones públicas”, añade Manuel Breva, secretario de  de Anffecc.

Las últimas semanas son múltiples los casos de Ertes a trabajadores del sector cerámico y la paralización de algunos de los hornos de estas empresas. “Desde el punto de vista energético, estamos en una situación completamente especulativa, nos estamos desangrando como sector”, explica Breva. Añade que algunas de las medidas para intentar paliar esta situación pueden tomarse desde la administración central sin consenso europeo, como lo relacionado con los impuestos y los peajes.

Con respecto a los casos de Ertes en los trabajadores, las empresas cerámicas han declarado que “es una situación que vemos lógica, cuando nosotros estamos teniendo pérdidas, tenemos que parar producciones. Es tristemente la única solución que tenemos, pensamos que se tienen que tomar medidas, no queremos llegar a una situación en la que estén los puestos de trabajo en juego”.

Además de la crítica situación derivada de la subida de los precios de la luz y el gas que padece el sector, la actual huelga de transportistas ha hecho que se agrave el problema, dejando a muchas empresas desbastecidas de materias primas. “La huelga es un derecho fundamental, pero también es una obligación cumplir una serie de servicios mínimos, que también están establecidos desde el punto de vista legal. Sabemos el incremento que ha habido en el precio del gasoil y también pensamos que se tiene que adoptar alguna medida, empatizamos con ellos. Pero eso no quita que como sector industrial queremos tener una normalidad desde el punto de vista de la producción”, confiesa Manuel Breva.

 width=Por su parte, José Martí, el presidente de la Diputación, ha informado de que tomará las medidas oportunas para ayudar al sector cerámico y contactará con la subdelegación del Gobierno. “La subida del gas y la electricidad es un problema para este sector tan fundamental de la provincia, sobre todo, al ser empresas gasintesivas”, explica el presidente.

Martí, además, ha mostrado su solidaridad con el sector y la preocupación por el desabastecimiento de materias primas debido a la huelga de transportistas. “Hay un derecho fundamental, que es el derecho a la huelga, pero hay que equilibrarlo con el derecho también los otros trabajadores que quieren seguir trabajando”.

El presidente aclara que la recuperación del sector es clave para toda la provincia. “Si no se interviene puede llevar a un cierre de fábricas, donde más de 17.000 personas están trabajando de forma directa en el sector, y de forma indirecta toda la provincia de Castellón depende de ellos”. “La Diputación estará con ellos y apoyando sus muy justas reivindicaciones”, añade Martí.