Noticias Castellón
jueves, 30 de junio del 2022 | Última actualización: 22:00

Escrig (PSPV) responde a Ibañez (PP) que el presupuesto de la Generalitat para Castellón ha aumentado en un 7%

Tiempo de Lectura: 1 minutos, 50 segundos

Noticias Relacionadas

La socialista asegura que los populares no pusieron «ni un euro para algo fundamental como el fondo de cooperación municipal»

Castellón Información

La portavoz adjunta del grupo socialista en Les Corts Valencianes, Sabina Escrig, ha destacado que los presupuestos de la Generalitat Valenciana para el año 2021 «suponen la ruptura definitiva con el castigo que el Partido Popular impuso durante años a la provincia de Castellón». Así lo ha manifestado tras conocer las declaraciones del popular Rubén Ibáñez, a quien ha recordado que la inversión en la provincia, que asciende este año a 146 millones de euros, «se ha incrementado más de un 7% con respecto al presupuesto del pasado año».

«Resulta indecente que el PP se atreva a criticar un presupuesto como este», ha destacado Sabina Escrig que ha detallado que en los presupuestos de Fabra del año 2014 «sólo se destinaba 87 millones a la provincia de Castellón, casi 60 millones menos que en la actualidad». «Resulta indignante que Ibáñez aplaudiese en su día ese presupuesto y considerase ‘cifras muy buenas’ las ridículas inversiones del gobierno de su partido y ahora que la inversión se ha multiplicado salga a criticarla por puro partidismo».

Así mismo, Escrig también ha recordado cómo el Partido Popular «no puso ni un euro en algo tan fundamental para Castellón como es el fondo de cooperación municipal» y ha destacado que para ayudar a la provincia «no sólo hay que invertir en ladrillo, sino en el bienestar de las personas, que es lo que hace el Consell de Ximo Puig desde el minuto cero».

«El Gobierno valenciano apuesta por la recuperación y por la lucha contra la despoblación de nuestros pueblos», ha asegurado la dirigente socialista, quien también ha puesto en valor las cuentas de la Generalitat para 2021 porque «no piensan sólo en ladrillos y grandes eventos como en los presupuestos del Partido Popular», sino que «son unas cuentas por y para las personas, diseñadas con el objetivo de no dejar a nadie atrás y dar una respuesta económica justa y social a esta crisis».