domingo, 28 de febrero, 2021  |  

- 3 febrero, 2014 -

En opinión de Climent, en caso de querer potenciar el conocimiento previo del idioma habría que hacerlo con unos plazos que permitieran formarse.

Para Climent, la exigencia de un nivel idiomático del B2 o equivalente de la lengua de docencia en la Universidad de destino dejará fuera de la convocatoria a muchos estudiantes.

El portavoz de la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas Valencianas y rector de la Universitat Jaume I, Vicent Climent, considera que los nuevos criterios establecidos por el Ministerio de Educación para repartir las becas del Ministerio a los estudiantes de Erasmus, denominado Erasmus+, no hacen sino crear un nuevo filtro para excluir a más estudiantes de las ayudas oficiales. Para Climent, la exigencia de un nivel idiomático del B2 o equivalente de la lengua de docencia en la Universidad de destino dejará fuera de la convocatoria a muchos estudiantes, que en el caso concreto de la Universitat Jaume I ha cifrado entre el 20 y el 25 por ciento. Así mismo, ha destacado la complejidad de incluir este requisito cuando la convocatoria para el año próximo ya está en marcha.

En opinión de Climent, en caso de querer potenciar el conocimiento previo del idioma habría que hacerlo con unos plazos que permitieran al estudiantado hacer esta formación y, sobre todo, acreditarla, puesto que un buen número de estudiantes quizás tenga los conocimientos pero no los títulos necesarios, y por lo tanto se quedará fuera injustamente.

El portavoz de los rectores valencianos entiende que la nueva propuesta de becas del Ministerio de Educación no tiene objetivos académicos, sino económicos, puesto que con la mitad del presupuesto que estaba destinando este año, al curso 2014-2015 el Ministerio de Educación becará con más dinero a los mejores estudiantes con unos requisitos que tendrán tan pocos que “incluso podría ahorrarse parte del poco dinero destinado a Erasmus”.

Whatsapp Telegram