Noticias Castellón
viernes, 23 de febrero de 2024 | Última actualización: 02:54

Ramírez estudia rebajar el precio del bus para jóvenes con su inclusión en el bono Activa’t

Tiempo de Lectura: 1 minutos, 44 segundos

Noticias Relacionadas

El Consell de la Joventut se ha reunido con el concejal de Movilidad para trabajar de la mano en la implementación de medidas para la mejora del transporte público

El Consell de la Joventut de Castelló se ha reunido con el concejal de Movilidad, Cristian Ramírez, para trasladarle algunas peticiones tras el anuncio del fin de la gratuidad del autobús urbano para jóvenes. Una de las medidas que se han planteado en este encuentro y que el Ayuntamiento estudia es la inclusión de los jóvenes estudiantes en el bono Activa’t, que rebajaría el precio a un euro mensual en este servicio municipal.

Se trata de un bono pensado para aquellas personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad, como es el caso de desempleados, cuyo precio mensual es de un euro. Actualmente, el bono joven tiene una bonificación del 50% y su precio es de 3,40 euros por 10 trayectos (0,34 el viaje), por lo que este colectivo lograría una rebaja muy significativa del coste del servicio de bus urbano.

Tal y como ya explicó Ramírez, el área de Movilidad tomó la decisión de poner fin a la gratuidad de este servicio debido al “elevado coste” que suponía para las arcas municipales; un coste que cifraron en 120.000 euros al mes. Por ello, el munícipe ya adelantó que “hemos decidido invertir” dicha cantidad “en la mejora de la calidad del servicio”.

Ante esta situación, el Consell de la Joventut ha traslado algunas peticiones a Ramírez “para buscar una alternativa sostenible en el tiempo que implique un mínimo coste para las personas jóvenes, especialmente los estudiantes, con rentas bajas o en el paro, valorando la gratuidad para las personas que más lo necesitan”.

Por otro lado, el encuentro también sirvió para poner sobre la mesa algunas medidas para la mejora del transporte público, como la puntualidad, una mayor frecuencia en horas punta, actualización de los horarios en las pantallas de las paradas o la instalación de sistemas de pago ‘contactless’.