jueves, 2 de diciembre, 2021  |  
Perito juicio Castor: “La sismicidad no estaba causada por la planta ya que los temblores se produjeron a 20 km de ella” Perito juicio Castor: “La sismicidad no estaba causada por la planta ya que los temblores se produjeron a 20 km de ella”

- 27 octubre, 2021 -

Otro testigo pericial destaca que la Falla de Amposta no existe, que son fallas menores cuyo mallado está inactivo y no enraizan en la... Perito juicio Castor: “La sismicidad no estaba causada por la planta ya que los temblores se produjeron a 20 km de ella”

El perito de Gessal destaca que la Falla de Amposta no existe, que son fallas menores cuyo mallado está inactivo y no enraizan en la planta

Castellón Información/S.Nejjar

El juicio del caso Castor llega a su ecuador en la Audiencia Provincial de Castellón, que ha acogido la sexta sesión del proceso judicial por los seísmos que azotaron la localidad de Vinaròs y otras de la zona y causados presuntamente por las inyecciones de gas en el subsuelo por parte de la plataforma Castor, de la empresa Escal UGS, ubicada en la costa de la localidad castellonense. La sesión de hoy ha estado marcada por las testificación de peritos, J.A.G-G, directivo de la empresa Geostock, , E.F.P., de Gessal, y C.S.M., ex director de Energía Eléctrica en la Comisión Nacional de Energía y responsable de Energía en España en una importante consultoría.

El primero testigo, J.A.G-G, directivo de la empresa Geostock, que fue la que determino los parámetros seguros de creación del almacén Castor analizando si la estructura geológica de la zona serviría o no de almacén durante la preparación del proyecto y su puesta en marcha. Ha explicado que se recogieron todos los datos en un informe y ha manifestado que la presión es el parámetro fundamental pata determinar la seguridad de las operaciones. Ha asegurado que se pidieron a Escal estudios geomecánicos respecto a la Falla de Amposta, el incremento de presión que aguantaba y que la empresa los hizo en todo momento. “Nosotros utilizamos criterios muy conservadores y en el caso de la plataforma se estableció un límite de 49 bares de presión, al que nunca se llegó, ya no se sobrepasaron la decena de bares. Cabe tener en cuenta que la presión es un factor crítico, porque las cosas se rompen cuando esta es excesiva, lo condiciona todo. Ademas, las estructuras geológicas tienen verrugas, según como se llene el gas, puede haber cambios, pérdidas, por eso se hicieron varios planes de llenado”, ha indicado.

También, a preguntas de la defensa, ha corroborado que Escal nunca desaconsejó ninguna recomendación y que en la fase de desarrollo del proyecto, la empresa Geostock comenzó su cometido con el inicio de las inyecciones de gas, para hacer seguimiento del funcionamiento y saber los datos reales para ajustar el modelo. “El ingeniero residente de Geostock revisaba la información todos los días, para reajustar el modelo. Escal respetó los parámetros de seguridad establecido y su  sistema de monitorización es de los mejores que he visto”, ha manifestado.

La defensa ha preguntado al perito por una reunión entre la empresa, Geostock y el Observatorio del Ebro en 2013. “En ese encuentro nos interesamos por la precisión de la localización de los sismos, nos dijeron que era unos 20km, con un margen de error de un km, además de recabar información para la elaboración de informes”.  El testigo, ante la pregunta de supuestas presiones de Escal para modificar datos o la toma de decisiones, ha asegurado que Geostock es una empresa que trabaja en todo el mundo, por lo que “tenemos una política muy clara, nunca recibimos presión de Escal UGS. He trabajado en otros yacimientos y no tenían tantas medidas de seguridad como Castor. No puedo poner en duda la gestión de la seguridad realizada por Escal en el proyecto”, ha manifestado. Respecto a las actuaciones que se llevaron a cabo tras los sismos, ha asegurado que se intensificó el control de la presión tras los episodios y que el día 13 de septiembre de 2013, además de mostrar una gráfica de disminuyó el caudal de gas. 

En este sentido, el segundo abogado de la defensa ha preguntado por la existencia de riesgo o incertidumbres que condicionasen la seguridad de la puesta en marcha del proyecto, a lo que el perito ha contestado  que siempre existe un riesgo en proyectos de este tipo. “Después de cada periodo de inyección se emitía un informe. Puedo afirmar que la sismicidad no estaba causada por la planta, estaba a 20 km el seísmo, aunque es totalmente normal este tipo de temblores, ya que cualquier intervención en el subsuelo puede generar sismicidad y además no se determinó ninguna alteración en el subsuelo”, ha detallado. 

La fiscal ha insistido bastante en aspectos técnicos como la circulación de la presión y si los datos de caudal de gas ofrecidos eran por horas o por días. “La presión es lo que hace que el gas circule más rápido, nosotros la disminuimos la presión para reducir el caudal, pero no siempre sale la cantidad que queremos que salga. Las inyecciones de gas dependían de la disponibilidad en la red de Enagás. En este sentido, los sismos no ocurren porque se inyecté una cantidad de gas e inmediatamente hay un temblor, hay un retardo, presión inmediata no genera el sismo, pueden ser 24 horas, 48 o 72 de diferencia desde la inyección, hasta que hay movimiento. No se puede decir que la acción en la plataforma Castor esté detrás de los sismos, además con los parámetros actuales, un temblor a 20 km del yacimiento no se contempla en los semáforos. Eso sí, desde el primer momento que el Conservatorio del Ebro comunicó los temblores fue un tema prioritario. El día 14 bajó la sismicidad, que podría estar relacionado con la reducción del caudal, aunque teniendo en cuenta que los microcosmos son habituales en este tipo de operaciones, sobre todo con una actividad subterránea”, ha manifestado.

E.H. P. director técnico de la empresa Gessal: “La a Falla de Amposta no existe como tal”

Le ha seguido E.H. P. director técnico de la empresa Gessal que ha dirigido proyectos de caracterización geológica. “Nuestra misión fue caracterizar el mallado de las fallas presentes en la zona, no la sismicidad, y su intervención en los estudios geológicos. Este proyecto comenzó a gestarse en 1998, cuando Escal pidió la caracterización geológica del yacimiento de Amposta para convertirlo en una planta. El  servicio de hidrocarburos  el Ministerio de Industria nos facilitó documentación sísmica del sondeo de ese proyecto para realizar una ecografia gigante del subsuelo, un estudio muy detallado de la falla para así poder determinar los perfiles sísmicos. Analizamos todas las fallas, incluida la de Amposta, determinar la actividad y se vio que realmente se trataba de una sucesión o red de fallas, un conjunto de segmentos de fallas, por lo que  la Falla de Amposta no existe como tal, son fallas menores cuyo mallado se analizó en vertical y horizontal. De esta manera, se cambió el trazado de la Falla Amposta, mal denominada así,  y se comprobó que era erróneo, y además la mayor parte de su entramado no está activo, ya no enraízan en el almacén, por ello

Escal no nombró la falla porque era menor. Las condiciones geológicas y tectónicas, eran idóneas para poner en marcha la planta”, ha asegurado. 

C.S.M: “La consolidación del marco retributivo estaba fuera del control de Castor y de la empresa, dependeía de factores externos”

Por último, ha intervenido C.S.M., ex director de Energía Eléctrica en la Comisión Nacional de Energía y responsable de Energía en España en una importante consultoría ha explicado las principales conclusiones de su informe respecto al régimen retributivo de la compañía, un tema que al parecer parecía preocupar a los inversores y que propició la agilización de las inyecciones para conseguir la consolidación definitiva. “Tras un análisis de la situación en septiembre de 2013, cabe decir que Castor estaba a la espera de conseguir el régimen retributivo después de solicitarlo en 2012 a través del proceso y los organismos pertinentes y estaba pendiente de un auditoria por parte del Ministerio, para obtener el acta definitiva que consolidaría el marco retributivo. Por tanto, todas las actuaciones para conseguir esto estaban fuera del control de Castor, eran ajenas a la empresa y al proyecto, como es caso de la subasta de gas. La inclusión en sistema retributivo no dependía de las inyecciones del septiembre. El paso para la puesta en marcha definitiva era disponer de gas suficiente para inyectar y extraer gas nominal durante 48 horas y esto no fue posible ya que en la subasta de mayo de 2013, no se consiguió gas suficiente en el almacenamiento para hacer un llenado total, sino parcial, y habría que esperar a posteriores subastas para un mayor llenado del almacenamiento. Es decir, Escal tenia parte del gas para la inyección pero necesitaba más para completar las pruebas. Si el proceso hubiese seguido, habría sido necesaria una subasta más para conseguir el gas que faltaba”, ha argumentado el perito. 

El juicio continuará el día 2 de noviembre y hoy se ha informado de la renuncia de cuatro testigos de la Defensa, por lo que solo declararán cuatro como peritos también de la Defensa. 

Whatsapp Telegram