domingo, 28 de noviembre, 2021  |  
Oltra duda de la validez del auto judicial para retirar los libros de género en los institutos Oltra duda de la validez del auto judicial para retirar los libros de género en los institutos

- 18 octubre, 2021 -

Los autores se sienten censurados y los colectivos LGTBI dicen que la ultraderecha fascista recorta las libertades Oltra duda de la validez del auto judicial para retirar los libros de género en los institutos

Los autores se sienten censurados y los colectivos LGTBI dicen que la ultraderecha fascista recorta las libertades

La consellera de Igualdad, Mónica Oltra, ha puesto en duda que el auto del Juzgado, que ordena al ayuntamiento la retirada de los libros de género de los institutos, tenga validez porque la entidad municipal no tiene competencias educativas. Tanto la consellera como los autores, han denominado la medida de censura, y los colectivos LGTBI afirman que la ultraderecha fascista recorta las libertades.

Esperanza Molina / Castellón Información

La rueda de prensa, convocada por la consellera de Igualdad, Mónica Oltra y la concejal de Cultura, Verónica Ruiz, para hablar de las medidas cautelarísimas del juzgado, por la retirada de libros con temática de género, se ha convertido en una manifestación de protesta por parte de los colectivos LGTBI.

Se ha realizado en el recinto situado junto a la Feria del Libro, donde se han concentrado numerosas personas, entre ellos, varios de los autores de los ‘libros censurados’, políticos y representantes de los colectivos, amén de periodistas de medios locales y nacionales.

Y es que, las medidas cautelares dictadas por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Castelló, ha generado un enorme revuelo.

El auto era dictado el pasado viernes, después de que la Asociación Abogados Cristianos presentara una demanda con medidas cautelares de Procedimiento de Derechos Fundamentales contra la entrega de 32 libros de ideología LGTBI en once institutos públicos de Castelló y en el Centro Pi Gros. En el auto se ordenaba “la suspensión de la ejecutividad de la referida actuación, acordando la retirada de los referidos ejemplares de los centros educativos”.

Y la respuesta a estas cautelarísimas y a la demanda de Abogados Cristianos, no se ha hecho esperar.

El Colectivo LGTBI: la diversidad sexual está en las aulas y esos libros llevan años en los centros

Desde el Colectivo LGTBI de Castelló, indicaban su rechazo a esta medida y a la retirada de libros que, indicaron, tienen como objetivo poder ayudar a profesores y alumnos que puedan encontrarse en esta tesitura. Libros de distintos niveles y diferentes temáticas, cuyo objetivo final es reconocer una realidad que existe, y frente a la que cabe coherencia y tener herramientas educativas.

Más tajante se mostraba el coordinador de la plataforma Lambda, de la Communitat Valenciana, que calificaba lo sucedido e ‘anomalía democrática’ “puesto que un grupúsculo de ultracatólicos que se dicen abogados pero que se preocupan de cosas muy diferentes a lo que es la ley y la justicia, pretenden acallar lo que es la diversidad sexual que ya está presente en las aulas”.

Por otro lado indicaba, que “la jueza no tiene ni idea de cómo está la ley valenciana y genera unas medidas cautelarísimas cuando estos libros llevan años en los centros educativos. Desde Lambda y todas las entidades LGTBI de la Comunitat Valenciana llevamos años asesorando a los centros que llevan años incorporando estos libros sobre diversidad sexual. ¿Cuál es el daño que ha generado esta señora, que es muy diferente al que ella pretende proteger en el alumnado? No hay nada de malo que se hable de diversidad sexual. El daño es que está dando alas a la extrema derecha, está dando alas a la homofobia y está legitimando a todas aquellas personas que piensan que la diversidad sexual es algo a ocultar, algo a prohibir. La Comunitat Valenciana tiene una de las legislaciones más avanzadas de toda España, y no vamos a permitir que todas esas cosas sucedan. Resolverá la justicia, pero siempre, las entidades sociales estaremos del lado de la diversidad, del lado del respeto, del lado de la inclusión”.

Como cierre de esta intervención, Torrres mandaba un ‘mensajito’ a Abogados Cristianos:Dedicaos a todos los casos de pederastia, todos los casos de abusos sexuales que hay dentro de la iglesia y que todavía no habéis denunciado. Solo hay denuncias a los movimientos feministas, a los movimientos LGTB y eso nos deja claro cual es la intención de esta supuesta asociación, supuestos abogados, supuestos cristianos”.

Para poder seguir la rueda de prensa, ya que no se habían ubicado altavoces, ha sido preciso solicitar dispositivos individuales con auriculares para escuchar con claridad las intervenciones.

De ahí la defectuosa grabación de algunas alocuciones.

Los autores se sienten censurados

La retirada de estos 32 libros ha provocado también una sensación de rechazo y censura a sus autores. Algunos señalaban a Castellón Información, que eran medidas sin sentido. Sobre todo, porque el ayuntamiento lo único que ha hecho ha sido proporcionar los libros a los institutos para sus bibliotecas donde puedan ser consultados por alumnos y profesores bajo su voluntad. Estos textos no están en los currículos educativos, algo que compete única y directamente a Educación, no al ayuntamiento. Y deberá ser Educación quien determine si es positivo en algún momento aconsejar alguno de los textos en función de las edades o situación de los alumnos.

El hecho de facilitar los libros a los centros no significa que sean de obligatoria lectura, pero si que los convierten en objeto de consulta para quienes puedan querer leerlos. Por otra parte, sus contenidos tampoco contienen elementos reprobables; de hecho, se pueden encontrar en todas las librerías.

Sí han comentado en algún momento, que se han sacado de contexto expresiones, mensajes, párrafos y otros elementos que, leídos por separado, pueden dar lugar a interpretaciones confusas o incluso escandalosas, como pretende a Asociación de Abogados Cristianos.

El autor de ‘el fin del armario’, Bruno Bimbi, ha sido el que más ha alargado su intervención para relacionar esta medida de Abogados Cristianos con las restricciones impuestas por Bolsonaro en Brasil, con la pérdida de las libertades en países con gobiernos donde la ultraderecha alcanza mayores cotas de poder, y en aquellos lugares en los que la religión se utiliza para censurar las culturas y a las personas, como los países árabes. En todos los casos, mencionaba, la prohibición de los libros es el primer paso hacia movimientos absolutistas.

Oltra duda que el auto del juzgado obligue al ayuntamiento

La última intervención ha sido la de la consellera de Igualdad, Mónica Oltra.

Visiblemente enfadada, Oltra, como también había mencionado antes Bimbi, manifestaba que se han atacado los libros sin conocer su contenido; y que estas muestras de censura son los prolegómenos de acciones ultraderechistas que acaban por recortar las libertades.

Oltra ha indicado también, que, como jurista tiene serias dudas de que el ayuntamiento esté obligado a cumplir un auto del juzgado, que lo que indica es: “la suspensión de la ejecutividad de la referida actuación, acordando la retirada de los referidos ejemplares de los centros educativos”.

Los libros, ha dicho, ya han sido entregados, luego ya no se puede paralizar el reparto, además, el Ayuntamiento de Castelló no tiene competencias educativas.

El Ayuntamiento de Castelló, como ha indicado la concejal de Cultura, Verónica Ruiz, tiene tres días para presentar alegaciones al juzgado, y está trabajando en ellas.

Whatsapp Telegram