Noticias Castellón
sábado, 13 de abril de 2024 | Última actualización: 00:21

Moncofa clama por una nueva Ley de Costas para proteger su litoral

Tiempo de Lectura: 3 minutos, 52 segundos

Noticias Relacionadas

Platges de Moncofa-Espigones Ya ha convocado a centenares de personas que se han reivindicado por la protección de los poblados marítimos y en contra de la destrucción del patrimonio existente

Centenares de vecinos se han congregado hoy en la playa de Moncofa para expresar su exigencia de detener los derribos y erigir los espigones esenciales para resguardar la costa de Moncofa y la Plana Baixa. Bajo el lema "Esta casa es nuestra casa", la concentración ha sido convocada en respuesta a la amenaza del Servicio Provincial de Costas del Ministerio de Transición Ecológica, que ha otorgado un plazo de dos meses a algunos propietarios para desocupar y demoler sus residencias en la playa de Moncofa.

Masiva concentración

La Plataforma Platges de Moncofa – Espigones Ya -integrada por todos los grupos políticos del Ayuntamiento y las tres asociaciones vecinales- ha protagonizado una masiva concentración que ha contado con el apoyo de centenares de personas llegadas de todos los pueblos de Castelló y otros puntos de la Comunitat Valenciana. En la misma se ha leído un manifiesto en la que se reivindica la regeneración costera, la paralización de los derribos, la modificación de la Ley de Costas y el desarrollo sostenible de los poblados marítimos sin la amenaza de las excavadoras. La concentración también ha contado con el apoyo de

Somos Mediterránea, entidad que agrupa a más de medio centenar de asociaciones costeras españolas distribuidas por todo el litoral. Los representantes de la Plataforma -portavoces de grupos políticos y representantes de asociaciones vecinales- han sido los encargados de leer el manifiesto.

Personalidades presentes

A la concentración han asistido, para mostrar su apoyo y solidaridad, los alcaldes de localidades que padecen, o han padecido, la misma situación con la que Costas amenaza a Moncofa. Estaban presentes, además del alcalde de Moncofa, Wences Alós Valls y la corporación municipal, de Norte a Sur, el teniente de alcalde de Orpesa, Rafael Albert, la alcaldesa de Almassora, María Tormo, el alcalde de Burriana, Jorge Monferrer, el primer edil de Xilxes, Ismael Minguet, el alcalde de La Llosa, Ximo Llopis y la alcaldesa de Almenara, Estíbaliz Pérez. En representación de la Generalitat Valenciana ha acudido el conseller de Agricultura, José Luis Aguirre y el director general de Costas de la Generalitat Valenciana y ex alcalde de Xilxes, Vicente Martínez Mus.

También han asistido ediles de los municipios, diputados nacionales y senadores, diputados autonómicos y provinciales de diferentes formaciones políticas.

En la concentración se ha mostrado la solidaridad de todo el pueblo de Moncofa y de todos los presentes con los afectados por la amenaza del Servicio Provincial de Costas de Castellón, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, que quiere acabar con una vivienda habitada, en perfecto estado de conservación y con una historia familiar y sentimental centenaria a sus espaldas.

Falta de actuaciones para proteger el litoral

La protesta ha hecho hincapié la necesidad de reformular la gestión de la protección costera frente a la destrucción de vidas humanas, patrimonio y sentimientos de todos los que viven frente al Mediterráneo. En el manifiesto se ha dejado constancia de la falta de actuaciones de Costas y que la no ejecución de los espigones proyectados está poniendo en peligro el Grau de Moncofa, pueden suponer la destrucción de vestigios históricos como la Torre Beniesma, la micro reserva de flora de l’Estanyol o el antiguo núcleo de viviendas del Grau.

Asimismo, esta falta de compromiso de la administración del Estado pone al borde de la desaparición la urbanización La Torre, muy afectada por los temporales. Viviendas que estaban a centenares de metros del mar están ahora a pocos pasos del agua como consecuencia de la construcción de los puertos de Burriana y Castellón o las presas construidas en el Palancia o el Mijares, sin que Costas ni el Estado hayan puesto remedio.

En el texto los convocantes también demandan que se tengan en cuenta las consideraciones del Parlamento Europeo con el informe Auken, promulgado por el grupo de Los Verdes Europeos o el propio Consejo de Estado. En estas conclusiones se aboga por modificar la Ley de Costas que no está protegiendola, sino más bien dañándola, y no solo atentando contra el patrimonio natural y arquitectónico, sino atentando también contra la vida, el esfuerzo, el trabajo y las ilusiones de quienes han construido sus vidas frente al Mediterráneo.