miércoles, 2 de diciembre, 2020  |  
El Ministerio niega a los agricultores el uso excepcional del Metil Clorpirifos contra la plaga del Cotonet de Sudáfrica El Ministerio niega a los agricultores el uso excepcional del Metil Clorpirifos contra la plaga del Cotonet de Sudáfrica

- 29 octubre, 2020 -

Asociaciones agrarias independientes lamentan que su prohibición se basa en el Principio de Precaución y la ineficacia de fitosanitarios alternativos El Ministerio niega a los agricultores el uso excepcional del Metil Clorpirifos contra la plaga del Cotonet de Sudáfrica

Las organizaciones agrarias independientes lamentan que su prohibición se basa en el Principio de Precaución y la ineficacia de las fitosanitarios alternativos

Castellón Información/S.N.

Tras la petición formal hecha por las organizaciones agrarias para el uso excepcional del Metil Clorpirifos, un fitosanitario convencional cuya uso está prohibido desde este año, y que es crucial para la lucha contra el cotonet de Sudáfrica que afecta a los cítricos y que supone otra gran amenaza para el sector, el Ministerio de Agricultura ha contestado negativamente a la demanda.

Desde las asociaciones independientes de la provincia, la de Vila-real y la de Nules, lamentan que el cotonet ya está presente en las parcelas citrícolas de Castellón, ya que ni en mayo ni en junio pudieron tratar los campos, lo que provoca deformaciones en los cítricos y los hace más pequeños.

El Ministerio alega en primer lugar que es un fitosanitario prohibido por Europa y desde las asociaciones aseguran que se hizo por Principio de Precaución. “Una precaución excesiva, cuando sabemos y está demostrado por análisis de laboratorios, que tratando de Marzo hasta 30 de Mayo, no se encuentran residuos, y que al ser un fitosanitario de contacto, de encontrarlo, se encontraría en la piel y nadie se come la piel. No se entiende una precaución sobre un riesgo imaginario, cuyos efectos colaterales producen unos daños reales palpables y puede que catastróficos”, manifiestan los agricultores.

En segundo lugar, el Ministerio asegura que “las producciones tratadas superarían el Límite Máximo de Residuo fijado, y de facto inhabilitaría estas producciones para su comercialización en el interior de la UE». Las organizaciones agrarias responden que los análisis que ahora mismo están haciendo cooperativas y exportadores sobre parcelas tratadas con Metil entre marzo y finales de mayo no se encuentra ningún residuo ni traza de Metil. 

Por otra parte, Agricultura expone que existen y hay autorizados productos fitosanitarios alternativos con eficacia suficiente cuando se aplican en los momentos adecuados de la bionomía de la plaga, lo que los agricultores desmienten aludiendo a informes de cooperativas donde reconocen la ineficacia de esos fitosanitarios alternativos.

Desde las asociaciones agrarias independientes explican que el Plan de Acción del Gobierno cita como elementos de lucha,”la concurrencia del control biológico con Anagyrus aberiae, empleo de feromonas, métodos físicos y productos alternativos autorizados” y lamentan que se sabe que el Anagirus puede ser una solución a largo plazo tres o cuatro años y que de los demás métodos, “si no funcionaron la campaña pasada, ¿por qué regla de tres cree el Ministerio de Agricultura que ahora sí va a funcionar?”.

Desde la Associació de Llauradors Independents de Vila-real y la Asociacion local de agricultores de Nules aseguran que seguirán luchando. “Al menos que cuando llegue el desastre la campaña que viene nadie nos diga que no lo hemos intentado” y lamentan que las administraciones sirvan “a intereses globalistas de grandes corporaciones agroalimentarias que aspiran a sustituirnos. El año pasado ya la denegaron y los daños los hemos visto todos. Nos sigue quedando la vía del Defensor del pueblo y la Petición Europea, pero la administración es lenta y el tiempo corre”, aseguran.

Google+
Whatsapp Telegram