Noticias Castellón
domingo, 07 de agosto del 2022 | Última actualización: 18:03

Los nuevos conservatorios de Castellón, operativos en 2025, serán 3 edificios de 5 plantas en Taxida

Tiempo de Lectura: 4 minutos, 16 segundos

Noticias Relacionadas

El ‘drama’ de los estudiantes ‘universitarios’ de música y danza busca soluciones para las demandas y necesidades reales

Los nuevos Conservatorios de Música y Danza de Castellón podrían ponerse en marcha en 2025, en el solar de Taxida. Se trataría de 3 edificios lectivamente independientes. Podrán tener cinco plantas con espacio y condiciones para solventar el drama por el que ahora atraviesa el Conservatorio Superior Salvador Seguí, con un enorme demanda de estudiantes nacionales e internacionales, pero con condiciones insuficientes. En la actualidad, los de formación 'universitaria' comparten espacio e instrumentos con los de 'instituto'. No es compatible.

Esperanza Molina/ Castellón Información

 width=Es por la mañana, los estudiantes del Conservatorio Superior de Música, Salvador Seguí, reciben clases e intentan practicar con los instrumentos del centro. Otros participan en certámenes que se realizan en el mismo centro, para forzarles a mejorar, a enfrentarse al público y a superar sus propios miedos. La actividad es completa.

Pero todo esto solo es posible por la mañana, porque por la tarde las mismas aulas, las mismas zonas de prácticas, los mismos instrumentos serán utilizados por los alumnos del otro Conservatorio, el que se denomina Profesional, pero donde los alumnos estudian niveles que se corresponderían con una formación de instituto.

Conservatorio Superior: la universidad de la música

 width=En música, como en otras especialidades, también hay niveles de aprendizaje, edades de formación, y mezclarlos a todos en un mismo espacio, es como tirarse piedras al tejado.

Para entenderse:

El aprendizaje elemental de música en Castelló se realiza en las escuelas de música o en las escuelas de educandos de las bandas de música. Sería lo que, en términos generales educativos son los

 width=
(banda de musica benassal)

colegios.

Conservatorio profesional: Los alumnos que destacan y que quieren continuar su aprendizaje, habrán de solicitar plaza en el Conservatorio Profesional. Pese a su nombre, y en comparación con otras facetas educativas, el Conservatorio Profesional equivale a la formación de un instituto, con alumnos de entre 12 y 16 años.

 width=
Alumnos Conservatorio Superior Castellón

Conservatorio Superior: Y si, además, quieren dedicarse profesionalmente a la música, en sus diferentes especialidades, deberán cursar una carrera. En este caso, la Universidad se llama Conservatorio Superior de Música Salvador Seguí.

¿Se imaginan lo que supondría que los alumnos del Instituto Ribalta estudiaran en las mismas aulas, con los mismos instrumentos de aprendizaje que también utilizan los universitarios de aspiran a completar una carrera profesional?

No se pueden mezclar jóvenes de instituto con estudiantes universitarios. No son compatibles.

Como tampoco deberían serlo los instrumentos que comparten, los que realizan su carrera universitaria de música en el Conservatorio Superior por la mañana, y los que estudian en el instituto de música, del Conservatorio Profesional por la tarde.

Y si a esto se le añade, que un buen músico necesita horas y horas de práctica para alcanzar la perfección con su instrumento, el Conservatorio Superior de Castelló se enfrenta a un verdadero drama.

El drama del Conservatorio Superior de Música de Castellón

 width=Y este es, precisamente el drama al que, en el día de hoy y durante los últimos años, se enfrenta el Conservatorio Superior de Música.

Solo tienen uso del espacio por la mañana; no tienen sitios para practicar, y comparten instrumentos muy valiosos con los otros alumnos de 12 a 16 años.

Ensayar en los servicios como única alternativa

Castellón Información mantuvo contacto con los estudiantes del Conservatorio Superior de Música y la situación no era precisamente halagüeña.

La mayoría vienen de otros puntos de la Comunitat Valenciana, pero también los hay de otros lugares y de otros países. pero estudian en Castelló atraídos por la calidad de los profesores y de las clases.

 width=
Alumnos Conservatorio Superior Castellón

Los estudiantes de instrumentos que, por su tamaño, permiten que puedan transportarse, intentan practicar en casa, en bandas, en locales… o como insisten ellos: en los servicios del Conservatorio: “yo suelo estudiar en los servicios, porque todo lo demás está ocupado, y allí he hecho amistad con otros compañeros que han hecho lo mismo”.

Instrumentos que no caben por la puerta de casa

Pero los que han optado por la percusión o por el piano, no pueden llevarse el instrumento de un sitio para otro. No es fácil meter un piano, una batería, o un xilófono en casa. Hay instrumentos que ni siquiera caben por la puerta. Llevarlos y traerlos del Conservatorio es totalmente inviable. Una de las alumnas de un municipio de la provincia de Valencia, confesaba que logró traerse el piano vertical de su casa hasta el piso donde reside en Castelló, porque es la única forma de poder ensayar. Lo suyo le costó el transporte.

Otro de los alumnos confesaba, que sus padres han tenido que pedir un préstamo para poder comprarle un xilófono. En el Conservatorio es imposible practicar por la tarde… y en casa… dependerá de los vecinos.

Los estudiantes de música, denunciados por los vecinos

Porque ese es otro problema, poder conciliar los ensayos, que son fundamentales para su carrera música, con la tolerancia de las comunidades de vecinos donde residen. El resultado se traduce en denuncias a la Policía Local.

Instrumento para todos: universitarios y jóvenes de institutos

 width=Y por si todo lo anterior no fuera suficiente, cabe hablar de los instrumentos. ¿Compartiría la Facultad de Química sus instrumentos de laboratorio con los estudiantes de un instituto de Ciencias? No.

Los instrumentos profesionales deben tener un cuidado y una precisión extrema para que los estudiantes puedan practicar lo que saben y encontrar tonos, colores y matices en su interpretación. Un estudiante universitario de piano acariciará las techas de una manera. Un estudiante de música de instituto carecerá de la misma destreza, y en algunos casos, de la sensibilidad necesaria.

La historia es mucho más larga… por ejemplo, un salón de actos para los estudiantes que aspiran a ser profesionales de música no puede ser el mismo que el que utilizan los alumnos de música de instituto; y por descontado, no tendrá nada que ver con el de Una Escuela de Arte y Diseño…

En las instalaciones actuales, no hay otra cosa, y la acústica, además es horrorosa.

Condiciones para buscar la excelencia

Todos estos problemas, son los que quieren resolver ahora los tres conservatorios de Castellón, que aspiran a disponer de un espacio propio donde poder ofrecer la formación de calidad que exigen los alumnos. Alumnos que pagan su matrícula, como lo hacen los de Valencia o Alicante, que si cuenta con las condiciones que aquí brillan por su ausencia.

Con la mirada puesta en 2025

 width=Dicho todo esto, puede imaginarse el lector la situación de esperanza, pero también de incertidumbre que se viven en los conservatorios.

Que por fin se haya firmado un acuerdo entre ayuntamiento y conselleria para marcar una hoja de ruta, ha sido una noticia muy esperada. El único temor, cuando se difundió la noticia, es que no se contara con los profesionales para su puesta en marcha, o que se quisiera ‘meter’ tanta cosa en el solar de Taxida que se repitieran los mismos problemas que ya sufren.

Así lo expresaba el director del Conservatorio Salvador Seguí, quien temía que tanta espera solo tuviera como resultado “un apartamento para tres”.

“Piensa que no se pueden compartir instrumentos ni instalaciones, ni tan solo el salón de actos. Hemos solicitado poder impartir Canto en el Conservatorio Superior, eso significará poder montar óperas… tener una orquesta como toca en el foso. ¿Qué hacemos? ¿Montamos para ensayar y luego desmontamos para que entren los demás? Eso no es posible. Si queremos impartir una enseñanza de calidad tendremos que disponer de unas instalaciones adecuadas”.  Eso significa también, que sean profesionales de música los que diseñen los nuevos edificios para evitar errores tan lamentables, como que luego no quepa una batería en un ascensor…

 width=Durante las últimas horas, se han despejado muchas de esas incógnitas y no pocos temores en la primera reunión de coordinación que han mantenido las comunidades educativas, el director de Infraestructuras Educativas de Conselleria, el concejal de Urbanismo y el de Educación de Castelló. Los tres conservatorios contarán con un edificio lectivo propio e independiente en el solar de Taxida.

La superficie del terreno, de poco más de 13.500 metros, permite también poder construir, al menos, cuatro alturas sobre rasante más el sótano. Eso ya multiplica las posibilidades y capacidad de cada uno de los conservatorios, que tendrán instalaciones independientes; y ya no condiciona tanto el espacio para que se puedan incorporar un local para la banda de música o la Escuela de Tabal i Dolçaina.

En cuanto a la capacidad formativa, se dotará al Conservatorio Superior de Danza con 300 plazas (ahora no llega a 80); al Superior de Música con 500 (en la actualidad tienen 450 alumnos) y al Profesional con 700 (en la actualidad ronda los 600).

La inversión rondará los 28 millones de euros y ya se están recogiendo las necesidades completas para establecer las condiciones para el concurso de proyectos.

La fecha prefijada es que esos nuevos conservatorios puedan estar operativos en 2025. Dentro de tres años.

Fuentes de la comunidad educativa, manifestaban su satisfacción por cómo evolucionan las cosas, y el concejal de Urbanismo afirmaba también, que se va a solicitar un arquitecto especializado para controlar que todo se cumpla tal como lo solicitan los profesionales de música y danza.