Noticias Castellón
martes, 09 de agosto del 2022 | Última actualización: 00:18

La vida contemplativa en Castellón pierde 5 conventos en la última década y mantiene 8

Tiempo de Lectura: 3 minutos, 3 segundos

Noticias Relacionadas

Un total de 67 monjas habitan en los monasterios que dependen de la Diócesis Segorbe Castellón

Castellón ha perdido en la última década un total de cinco monasterios de clausura, pero todavía se mantienen con actividad ocho según ha explicado el delegado diocesano para la Vida Consagrada de la Diócesis Segorbe Castellón, Joaquín Guillamón.

Los conventos de clausura que dependen de Diócesis Segorbe-Castellón están todos habitados por mujeres. “En Castellón solo tenemos monasterios con monjas. No hay conventos con hombres y esto es algo que tenemos desde hace muchos años”.

En concreto los ocho monasterios de clausura o vida contemplativa que pertenecen a la diócesis son los dos de las Orden de las Clarisas ubicadas en Vila-real y Vall d’Uixó, uno de las Agustinas en Benicàssim, tres de las Carmelitas situados en Alqueries, Caudiel y Castelló, uno de la Fraternidad monástica de la Paz en Castelló y uno de las Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Inmaculada en Castelló.

En total residen en estos monasterios 67 monjas con una media de edad de 70 años, como explica el sacerdote. “Actualmente no hay vocaciones como antes. En estos conventos hay monjas de 45 años, que son las menos, pero lo normal son religiosas que entraron con 17 o 18 años y llevan 40 o 60 años ejerciendo esta labor”. Apunta que la monja con mayor edad tiene 85 años.

Las religiosas dedican su día a día a la oración, como explica el responsable de la Vida Consagrada en la diócesis, “lo destinan al sacrificio y la penitencia, y además algunas también realizan actividades manuales como confección de rosarios o escapularios que no son para ventas en general, pero si hay personas que se acercan a estos lugares de retiro, sí que se pueden adquirir”.

De otro lado, los cinco conventos de la diócesis que se han ido vaciando en los últimos diez años hasta quedarse sin religiosas han sido dos de la orden de las Dominicas, 2 de las Clarisas y 1 de las Capuchinas, y en este caso también todos estaban habitados por mujeres. Cuando se vacía alguno de los monasterios puede ser habitado por otra orden como ha ocurrido con el que está en Castelló de la Plana y que es de la orden de las Capuchinas pero que actualmente ocupan las de la orden de las Esclavas.

Jornadas para captar vocaciones

Con el objetivo de animar a los más jóvenes a formar parte de estas comunidades religiosas desde la diócesis se celebran diferentes jornadas para que conozcan qué es lo que realizan en los monasterios de vida contemplativa. Estas jornadas se desarrollan el domingo de la Santísima Trinidad, entre mayo y junio, en todas las parroquias de la diócesis. También han elaborado unos trípticos para detallar la ubicación de todos los monasterios y el trabajo que realizan en ellos.

El delegado diocesano asegura que la labor que realizan las monjas en estos retiros "es una tarea muy bonita. Las religiosas están muy al corriente de lo que pasa en el mundo, saben todo lo que está pasando con la guerra de Ucrania”. Y pide a la sociedad que colabore económicamente en la medida de sus posibilidades para poder continuar con estas vocaciones religiosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí