Noticias Castellón
lunes, 20 de mayo de 2024 | Última actualización: 20:24

‘La ratonera’ de la avenida Valencia y el ‘juramento’ de los conductores con las obras de los accesos al Puerto

Tiempo de Lectura: 6 minutos, 1 segundos

Noticias Relacionadas

La señalética del Ayuntamiento evita el caos y las retenciones a la espera de una campaña informativa y una reunión con Adif para aclarar competencias

El corte de la avenida Valencia, en el cruce con el paso del túnel de la carretera del Puerto, ha generado menos caos que los días anteriores, pero aun así se ha convertido en una ‘ratonera’ que ha generado no pocos ‘juramentos’ por parte de los conductores que se veían obligados a dar la vuelta. La señalética municipal ha funcionado bien, pero el ayuntamiento espera una campaña informativa y una reunión con Adif.

Las obras del acceso ferroviario al Puerto de Castellón son de una envergadura monumental. Pocos son los conductores y ciudadanos que no giran la cabeza, asombrados por el inmenso talud y los trabajos que se desarrollan sin descanso en diferentes puntos del sur del término municipal.

Pero claro, el problema no es ese, la cuestión es que, para poder realizar estas obras ha sido necesario cerrar al tráfico muchas de las carreteras y caminos que coinciden con el paso del cauce por donde discurrirá la infraestructura ferroviaria.

Uno de los puntos más problemáticos es el cierre de la avenida de Valencia con el cruce del túnel de la circunvalación del Puerto. Otro, se produce en el cruce de la carretera de Almassora.

En la avenida Valencia se ha generado una verdadera ‘ratonera’, porque los conductores se encuentran con que, cuando llegan al cruce hay una valla que les cierra el paso. La única solución es girar, dar media vuelta y volver al principio para tomar un desvío alternativo que los lleve a su destino.

Junto a la valla que cierra el paso en la avenida de Almassora hay un vigilante, muy agradable que intenta informar a los conductores que se encuentran atrapados y sin poder seguir adelante. Además, ayuda con sus indicaciones a los camiones de gran tamaño para que puedan maniobrar sin mayores problemas.

Hoy el caos ha sido inferior al de la jornada anterior. Eso es así porque tanto el Ayuntamiento como la Policía Local de la capital de la Plana han señalizado los desvíos y han ayudado a canalizar el tráfico por otros puntos alternativos.

En sentido norte sur, hay una señalización que advierte a los conductores de que después deberán tomar un desvío alternativo. Ahora ya son pocos los vehículos que toman esa vía, salvo que se dirijan a algún punto específico. Y tampoco está la cosa fácil al llegar al Gupo Lourdes.

Pero, el Ayuntamiento insiste en que esta no era su obligación, forma parte de las funciones que debería haber asumido el ministerio o la empresa Adif, como parte de su responsabilidad en la ejecución de las obras.

"El segundo día, indicaba Vicent Sales, no se ha registrado tráfico denso ni retenciones en hora punta a primera hora. Desde ayer destinamos recursos municipales para paliar la ausencia de campañas informativas y de la señalética pertinente que debía estar ya colocada ante una obra de gran envergadura dependiente del Gobierno central”.

Desde las siete de la mañana los agentes se han desplazado a la zona y se ha comprobado que la mayoría de los conductores han tomado viales alternativos a la avenida de Valencia para evitar las molestias ocasionadas en el día de ayer”, señalaba el portavoz del equipo municipal de gobierno. Y es que, “A primera hora de hoy, seguía faltando la señalización pertinente, especialmente la señalización luminosa, que ha sido finalmente colocada ante la insistencia de la Policía Local de Castellón, para evitar poner en riesgo la seguridad de los conductores por la noche”.

El edil ha recordado que “a pesar de las reuniones previas que, desde hace meses se han realizado con responsables del área de Movilidad del Ayuntamiento y con la Policía Local de Castellón, la empresa no adoptó en un primer momento medidas, pese a las advertencias”.

Pendiente la reunión con ADIF

Vicent Sales también ha recordado que “estamos todavía pendientes de una reunión con ADIF, al ser una obra de su competencia y que está generando molestias entre nuestros vecinos y toda la gente que se desplaza a diario hasta la ciudad de Castellón”.

Desde el Ayuntamiento también se ha puesto solución al problema de transporte que afecta a los Grupos San Bernardo y San Andrés, “para que de ninguna manera quedaran aislados, tienen un servicio de autobús urbano a su disposición por un itinerario alternativo”.

El concejal ha resaltado que “se mantuvo una reunión informativa con los vecinos para informarles de la solución ante unas obras que prevén prolongarse durante mes y medio”.

Desde la Policía Local de Castellón, recuerdan que el acceso de vehículos en el entorno de camino San Jaime, avenida Valencia y autovía de accesos al puerto está abierta únicamente para vecinos de la zona y trabajadores y profesionales de las empresas de la zona.

El acceso ferroviario sur al Puerto de Castellón

El nuevo acceso ferroviario Sur al Port de Castelló, de 4,7 km en su primer tramo, arranca a 100 m del Corredor Mediterráneo y termina en la conexión con la futura Estación Intermodal y se divide en dos: un primer sector exterior al Puerto, administrado por Adif, y un segundo que se ubicará en la red interior del puerto, administrado por la APC. Ambos sectores estarán integrados en la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG).

Se trata de un ramal ferroviario de uso exclusivo para mercancías, con 8,3 kilómetros de longitud total, en vía única electrificada y ancho mixto, para trenes con ancho de eje europeo, y ancho de ejes ibérico. Permitirá la entrada de mercancías en trenes de hasta 750 metros.

Las actuaciones en esta primera fase incluyen una instalación de inversión de la marcha en las proximidades del ramal de acceso, que permitirá los movimientos hacia el norte, previsiblemente en el entorno de la Estación de Vila-real, situada a poco más de 7 kilómetros al sur de la Estación de Castellón.

La obra conlleva también, una nueva subestación eléctrica y la redacción de los proyectos y ejecución de los trabajos de instalaciones de seguridad y comunicaciones, además de las instalaciones para la inversión de la marcha.

El Nuevo Acceso Ferroviario Sur arrancó con la instalación del ancho mixto en la vía 1 del tramo Castelló-Almassora (sentido sur-lado montaña) del Corredor Mediterráneo y con las obras, ya ejecutadas, de la Fase 0 de la plataforma, continúan con los trabajos del Tramo I y se completan con el Tramo II.

La inversión prevista en todas las actuaciones que harán realidad el acceso ferroviario por el sur al Puerto de Castellón se eleva a 335,5 millones de euros.