Noticias Castellón
domingo, 25 de febrero de 2024 | Última actualización: 05:05

La Policía Nacional desarticula dos grupos criminales dedicados al tráfico de drogas en Almassora y Castelló

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 28 segundos

Noticias Relacionadas

Los agentes detienen a 10 personas en cuatro registros domiciliarios, uno de ellos junto a un colegio

La Policía Nacional ha desarticulado dos grupos criminales dedicados al tráfico de estupefacientes que operaban desde sus asentamientos en tres chalés de Almassora y una vivienda del Grupo San Agustín de Castelló, ésta última situada en las proximidades de un colegio. Tras los cuatro registros domiciliarios, los agentes han practicado diez detenciones. En una de las viviendas habían construido un “zulo” en el que disponían de una gran plantación de marihuana. Los dos puntos de venta de droga estaban controlados por sendos grupos familiares.

En el marco de dos operaciones de intensificación de la lucha contra el tráfico de drogas y el crimen organizado que realiza la Comisaría Provincial de Castellón, agentes de la Policía Nacional han desactivado el primer punto negro en Almassora, la madrugada del 17 de enero, en el que fueron detenidas cinco personas de una misma familia, como presuntas autoras de un delito de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y defraudación de fluido eléctrico,  misma familia.

Pese a que se dedicaban, al parecer, a la venta de cocaína como principal actividad, los agentes también hallaron oculto en una de las propiedades registradas un zulo subterráneo que albergaba tres habitaciones. En éstas había un cultivo ilegal de marihuana conformado por gran cantidad de plantas, sustancia que, según la investigación, tras ser procesada habría sido destinada al narcotráfico. En los domicilios también, los policías también han intervenido cocaína preparada para la venta al menudeo, una importante cantidad de dinero en efectivo, teléfonos móviles, tres vehículos, así como diversos útiles empleados en el cultivo ilegal de cannabis.

El segundo punto negro de venta de droga, en concreto cocaína base, controlado por otra familia, asentada  en el barrio de San Agustín, fue desarticulado la mañana del 23 de enero. Los agentes detuvieron a otras cinco personas de una misma familia como presuntas autoras de delitos: contra la salud pública, pertenencia a organización criminal y defraudación de fluido eléctrico

En la intervención policial sobre el grupo que operaba desde la vivienda situada en las inmediaciones de un centro educativo, el Cuerpo Nacional de Policía se ha incautado de cocaína base, dinero en efectivo, teléfonos móviles, una escopeta de caza con munición, una pistola con munición detonadora, así como diversas armas blancas y diversos útiles empleados en el cultivo ilegal de cannabis.

Ambos grupos habían realizado enganches ilegales a la instalación de suministro eléctrico para no ser detectados por los altos niveles de consumo.

Las personas detenidas han sido puestas a disposición de la autoridad judicial. En uno de los puntos desarticulados los cinco detenidos contaban con numerosos antecedentes  policiales.