domingo, 18 de abril, 2021  |  

- 25 julio, 2020 -

Solo 72 de los 427 fallecidos portaban certificado de haber dado positivo en coronavirus, pero a muchos no les hicieron las pruebas

Solo 72 de los 427 fallecidos portaban certificado de haber dado positivo en coronavirus, pero a muchos no les hicieron las pruebas

Castelló ha experimentado un incremento del 42% en el número de defunciones entre marzo y junio de 2020 con relación a las mismas fechas del 2019. Según los datos contabilizados por la empresa del Cementerio, se han producido 427 muertes, 127 más que el año pasado. Aunque solo 72 de ellos estaban certificados como positivos en Covid, se da por sentado que el coronavirus disparó la mortalidad.

Esperanza Molina/Castellón Información

El número global de defunciones durante los cuatro meses comprendidos entre marzo y junio de 2020 registró un incremento del 42% sobre los del mismo periodo de 2019 solo en la capital de la Plana.

Así queda reflejado en el informe del Cementerio de Castelló, que señala que, entre marzo y junio de 2019 se contabilizaron 300 decesos, entre inhumaciones y cremaciones, mientras que en las mismas fechas de este año, se han registrado 427.

Defunciones Castelló marzo junio 2020 Covid

Aunque solo 72 de ellos presentaban un certificado de haber dado positivo en coronavirus, se estima que el exceso de fallecidos durante este periodo se debió precisamente a la Covid.

Defunciones Covid certificado Castelló marzo junio 2020

De esta forma, y según esos datos, Castelló sumaría 127 defunciones sobre las 227 que la Conselleria de Sanidad atribuye a la Covid en  la provincia de Castellón.

El mayor porcentaje de defunciones se produjo en el mes de mayo, con un 96% de incremento sobre el año pasado, si bien no fue el mes en que más defunciones se produjeron, ya que en el mes de abril se contabilizaron 117 frente a los 94 del mes de mayo.

La diferencia en el porcentaje sobre los números absolutos se explica en relación con la comparación del número de muertes del año pasado. En mayo de 2019 se redujeron significativamente los decesos con relación al mes de abril. De 70 se pasó a 48. En lo que respecta a mayo de 2020, los decesos ascendieron casi al doble, 94. Sin alcanzar los 117 de abril de 2020, la comparación dispara el porcentaje.

Nuevo Cementerio Castellón 11

Si se consulta el número de muertes que sí estaban certificados por Covid, se puede apreciar también que abril fue el peor mes en la capital de la Plana. Esto permite deducir, que el coronavirus tuvo una mayor virulencia en Castelló en el mes de abril que en el mes de mayo.

Los datos presentados por el Cementerio de Castelló señalan una tendencia que se invierte completamente en el mes de junio de 2020, donde incluso hubo un deceso menos que en el mismo mes del año pasado.

La Covid multiplica las incineraciones

Nuevo Cementerio castelló Crematori

Pero las estadísticas muestran también otro tipo de información. Como por ejemplo, tal como avanzó Castellón Información durante el estado de alarma, cuando se declaró este estado de excepcionalidad los familiares optaron por la incineración por encima de la inhumación.

La razón que ya se apuntó entonces, se atribuía al miedo de los familiares a enterrar a sus muertos en nichos o sepulturas de ‘propiedad’ (concesiones temporales) que suelen reutilizarse posteriormente para acoger otros restos.  Y eso podría ser debido al temor a que las autoridades sanitarias decidieran en algún momento clausurar estos espacios de enterramiento por miedo a posteriores contagios al ser reutilizarlos.

Cementerio Castellón

De esta forma, el numero de incineraciones duplicó ya al de inhumaciones en el mes de marzo, con un incremento del 43% sobre el mismo mes de 2019. En abril de 2020, el incremento de las incineraciones llego al 136% sobre el 2019; y en mayo se incrementaron en un 488%.

El mes de junio cambió las tendencias

El informe de la empresa del Cementerio de Castelló señala, sin embargo, que el mes de junio de 2020 las defunciones bajaron con relación a junio de 2019, también fueron negativos los porcentajes en cuanto a inhumaciones, un -28%; y solo las incineraciones crecieron un 33% sobre junio del año pasado.

Certificado o no el positivo en coronavirus de las personas fallecidas, los procedimientos se ajustaron a los procedimientos sanitarios más estrictos. Los cuerpos no podían ser manipulados ni expuestos en los velatorios, se utilizaron sudarios especiales y se limitó el número de asistentes en velatorios, incineraciones e inhumaciones.

Whatsapp Telegram