miércoles, 19 de enero, 2022  |  
‘La cucaracha’ prohibió las fiestas, el curso escolar y ordenó el cierre de espectáculos públicos en 1918 ‘La cucaracha’ prohibió las fiestas, el curso escolar y ordenó el cierre de espectáculos públicos en 1918

- 13 abril, 2020 -

Mal conocida como ‘La Gripe Española’, fue transmitida por un virus que se cebó en los más desfavorecidos de la capital ‘La cucaracha’ prohibió las fiestas, el curso escolar y ordenó el cierre de espectáculos públicos en 1918

Mal conocida como ‘La Gripe Española’, fue transmitida por un virus que se cebó en los más desfavorecidos de Castelló

La mal llamada ‘La Gripe Española’, conocida en Castellón como ‘La Cucaracha’, en 1918, obligó a anular las fiestas de agosto, a cerrar locales y espectáculos públicos y a suspender el inicio del curso escolar. Producida por el virus de la Gripe Aviar, se cebó en los más desfavorecidos. Las consecuencias de la I Guerra Mundial, los bloqueos del Puerto elevaron el precio de la harina y potenciaron el cultivo de cereales. Las medidas higiénicas y las restricciones pudieron con la enfermedad que se llevo por delante a 2.000 personas en Castellón.

Esperanza Molina/ Castellón Información

Caricatura Gripe Española 2018Iniciado el siglo XX, la pandemia más grave que se recuerda es la mal llamada ‘Gripe Española’, conocida en Castelló como ‘La cucaracha’, producida por el virus H1N1 de la gripe aviar, que se transmitió también a las personas.

Sintomatología de ‘la cucaracha’

Los pacientes afectados presentaban un tono azul en las extremidades, hemorragias digestivas, fiebres altas y edema pulmonar. Se calcula que ‘La cucaracha’ dejó más de 300.000 muertos en España y en torno a 40 millones de decesos en toda Europa entre 1918 y 1920.

Aunque se la conoció como ‘Gripe Española’, hay datos que refieren su origen a una epidemia de gripe llegada de Asia, con especial incidencia en Rusia y exportada por navíos militares a Estados unidos.

Desde allí llegaría a Europa con los destacamentos de soldados americanos que desembarcaron durante la I Guerra Mundial

Uno de los primeros casos confirmados se produjo el 22 de agosto de 1918 en la localidad francesa de Brest, el puerto por donde entraba la mitad de las trotas estadounidenses aliadas de la primera Guerra Mundial (https://es.wikipedia.org/wiki/Pandemia_de_gripe_de_1918)

La enfermedad se extendió con rapidez en Europa, debido a las condiciones higiénicas, a las consecuencias de la I Guerra Mundial, a la miseria y a la desnutrición.

Gripe Española EEUUAunque los primeros datos apuntan a que las primeras víctimas se encontraban entre niños de corta edad y personas mayores, poco después se descubrió que, en Europa, los más afectados eran personas jóvenes.

¿Por qué se la llamó Gripe Española?

Hay constancia de que tanto los brotes que se produjeron en los campamentos americanos como los que se generaron en Europa,  fueron silenciados intencionadamente, según dirían después,  para no desmoralizar a la población ni mostrar debilidad ante el enemigo.

Solo los países neutrales, como España, comenzaron a dar datos de la enfermedad. Cuando España empezó a publicar en los diarios la existencia de esta gripe, y con el final de la I Guerra Mundial, el resto de los países europeos y americanos se hicieron eco de su existencia, solo que la reconocieron mundialmente como ‘la gripe española’, como si la cosa no hubiera ido con ellos. Y así  se oficializó el nombre de ‘gripe española’ para aquella pandemia.

‘El soldado de Nápoles’ de ‘La canción del olvido’

La Gripe Española fue denominada por algunos en España como ‘el Soldado de Nápoles’. Esa partitura era el fragmento más popular de la zarzuela del maestro Serrano “La canción del olvido” que se estrenó en Valencia en 1916 y en Madrid tres años más tarde. La pandemia se expandió tan rápidamente como la melodía de ese fragmento y, por eso, para evitar el remoquete de gripe Española, se la motejó con ese apelativo. (Gascó, 2020)

Gripe Soldado de Napoles 1918

Los Remedios para la Gripe Aviar, tremendamente similares a los del coronavirus

boletin-oficial-burgos-gripe-1918En 1918 no había vacunas para esta gripe, pero si se realizaron múltiples recomendaciones. Con motivo de la pandemia de Gripe de 1918 se publicó un Boletín Oficial Extraordinario de la Provincia de Burgos (España), una orden donde se indicaba el peligro de las reuniones, el modo de contagio y la necesidad de seguir las indicaciones del médico:

boletin oficial burgos gripe 1918…Habiéndose cometido por algunos pueblos la imprudencia, á pesar de lo dispuesto por este Gobierno civil en la circular inserta en el Boletín de 25 del mes último, de celebrar las fiestas de la localidad, dando origen con ello á que se haya difundido rapidísimamente la epidemia entre el vecindario, creando con ello situaciones angustiosas para dichos pueblos, vuelvo á reiterar á los que todavía no estén convencidos del grave peligro que esto encierra, que se abstengan terminantemente de celebrar dichas fiestas ó reuniones… Por tanto, estoy resuelto á castigar duramente, como ya se ha hecho en algún caso, a los incumplidores de esta disposición.

Asimismo recuerdo que la infección se propaga por las gotitas de saliva que despide el que habla, tose, etc. á nuestro lado, al ser respiradas por los que le rodean… Que se abstengan, en consecuencia, de permanecer en locales cerrados, mal ventilados, donde se reúne mucha gente, como tabernas, cafés, etc. Que se extreme la limpieza de las casas. Que se tengan abiertas todo el día las ventanas de los dormitorios y se ventilen con frecuencia los locales donde permanezcan durante el día. Estar en el campo el mayor tiempo posible porque el aire libre, el agua y la luz son los mejores desinfectantes en esta ocasión. Tener mucha limpieza de la boca y, en una palabra, seguir los consejos del Médico y desoír á los ignorantes que se os invitan á beber alcohol o consumir tabaco como remedios preventivos por ser sus efectos en esta ocasión más nocivos que nunca. Burgos 4 de octubre de 1918. El Gobernador, Andrés Alonso López.”

Una situación que se parece sobremanera a las recomendaciones realizadas ahora con el coronavirus.

Los EPIs de la Gripe Española

Gripe española Cruz RojaSegún Gaceta Médica, una de las medidas de prevención más popular era ‘la máscara de tela y gasa’ “Con las que la población se sentía más tranquila, aunque no sirvieran de nada”

Castelló frente a ‘La Cucaracha’

España era un país neutral en aquella guerra, pero eso no impidió que se bloquearan las exportaciones y la importación de productos básicos como la harina y los cereales.

En Castelló, la Gripe España fue conocida por ‘La Cucaracha’, porque se extendía con la misma intensidad que aquellos insectos.

El doctor Clará de Castelló, entonces inspector de Sanidad combatió la enfermedad e intentó hacer frente a la pandemia posibilitando buenas condiciones y alimentación a los más desfavorecidos que fueron también los que resultaron más afectados. La harina escaseaba por el bloqueo alemán, y el precio del pan se multiplicaba. Con Clará también se extremaron las medidas higiénicas.

Doctor Clara Castello

Tal era la situación que atravesaba la ciudad, que, el alcalde Forcada envió un escrito al recién creado Ministerio de Abastecimientos, en el que indicaba: “Se trata de dar de comer al pueblo, se trata también y esto es importantísimo, de evitar los estragos de la enfermedad reinante y de las que en lo sucesivo puedan venir”.

Como medidas especiales para evitar el contagio, se prohibieron las fiestas de agosto, se cerraron las salas de espectáculos y se retrasó sin fecha el inicio del curso escolar.

En diciembre la plaga había terminado. El día 11 de diciembre de 1918, la Junta de Sanidad publicaba una recapitulación de datos, en la que se manifiesta que la ‘cucaracha’ había dejado 66.000 afectados, de los que murieron 2.000 en la provincia. (Gascó 2007).

Vacuna de la Gripe Española

Los remedios utilizados contra la Gripe Española fueron muchos y muy variados. Desde los más domésticos que aconsejaban el consumo masivo de alcohol, hasta los más científicos que reproducían las antiguas sangrías de la edad Media, la administración de oxígeno o el consumo masivo de aspirinas. El único remedio que se mostró medianamente efectivo fue la misma que ya se intenta adoptar ahora, la transfusión de sangre de pacientes que, en teoría pueden proporcionar anticuerpos a personas sanas para que puedan combatir con éxito la enfermedad.

Bacilo Gripe Aviar 1918

Imagen al microscopio electrónico del virus de 1918 (recreado en laboratorio)

Con todo, los primeros estudios para encontrar una vacuna eficaz contra la ‘Gripe Española’, no comenzaron en Estados Unidos hasta 1931 y hasta 1941 con las nuevas herramientas de investigación no se desarrollaron las primeras vacunas y sueros que se aplicaron sobre los soldados en la II Guerra Mundial.

Gripe Española 1918 Policias EEUU

Policías preparados para actuar en medio de la pandemia en Seattle, Estados Unidos.

Whatsapp Telegram