Noticias Castellón
jueves, 07 de julio del 2022 | Última actualización: 21:39

El ITC-AICE participa en un proyecto para crear un “Living Lab de reutilización de agua” en Castellón

Tiempo de Lectura: 1 minutos, 30 segundos

Noticias Relacionadas

CASwaterLAB está financiado por la AVI, coordinado por el IIAMA con la participación de ITC-AICE y el Grupo de Economía del Agua de la UV

Castellón Información

“Diseñar, crear, estructurar e implementar un “Living-Lab de agua orientado” para promover la reutilización de aguas residuales y la recuperación de recursos de valor en la provincia de Castellón y de este modo, generar recursos hídricos alternativos para mitigar los impactos del cambio climático” es el objetivo principal del proyecto: “Diseño y creación de un Livinglab de agua orientado a la recuperación de recursos y reutilización de aguas residuales para la provincia de Castellón. CASwaterLAB”, donde participa el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC-AICE) bajo la coordinación del Instituto de Ingeniería del Agua y el Medio Ambiente (IIAMA-UPV) y el Grupo de Economía del Agua de la Universitat de València. Concretamente, por parte de ITC-AICE participan Alicia Andreu Gallego como investigadora principal, junto a Irina Celades López.

El proyecto, financiado por la AVI (Agència Valenciana de la Innovació), toma como punto de partida las distintas previsiones científicas que vaticinan una disminución de los recursos hídricos en las próximas décadas en la provincia de Castellón, como consecuencia del impacto del cambio climático. A esta realidad, se le añade que la provincia de Castellón tiene un porcentaje de reutilización de aguas residuales bajo, en comparación con Valencia y Alicante, representando únicamente el 3% del agua reutilizada de las EDAR y cuyo destino es principalmente para uso agrícola, además de ser una provincia altamente dependiente de sus recursos hídricos subterráneos. width=

“Debemos articular estrategias que mitiguen los efectos del cambio climático sobre la disponibilidad de los recursos hídricos. Por ello, es necesario regenerar aguas y generar fuentes alternativas para incluir en los planes de gestión de cuenca, recomendado desde la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) para algunas zonas concretas como la provincia de Castellón, así como fomentar el aumento de la reutilización de aguas con tecnologías idóneas y sostenibles”, explican desde el grupo de investigación, de forma sostenible y ordenada, impulsando entre todos los agentes clave que esto sea una realidad para los próximos años.

Bajo este contexto, los socios del proyecto buscan articular un “Living-Lab de agua orientado”, conocido como WoLL (Water oriented livinglab) por sus siglas en inglés y que se denomina CASwaterLAB, para desarrollar nuevos productos, servicios e infraestructuras adecuadas a las necesidades reales de la sociedad.

¿Qué son los WoLLs?

Los WoLLs parten de necesidades reales a nivel local y regional, creando simbiosis entre las políticas y programas europeos con las estrategias de especialización inteligente, el desarrollo de tecnologías innovadoras, el cumplimiento de agendas urbanas/regionales y las políticas de cohesión.

En ellos, se articulan iniciativas que fomentan el desarrollo industrial, social y económico de la región, bajo la coordinación de las administraciones públicas que deben fomentar espacios demostrativos de tecnologías con usuarios finales, así como la compra pública innovadora.

“Los WoLLs europeos que tienen más longevidad y proyección son aquellos que cuentan con la implicación de la administración pública, y en los que se encuentran bien definidos los servicios y roles de los agentes tecnológicos y empresas”, aseguran los socios del proyecto.

Desde CASwaterLAB se pretende lograr la colaboración de todos los agentes valencianos claves para implementar un Living-Lab de agua para la provincia de Castellón, creando una estructura sólida y sostenible.

“Para ello, es necesario una correcta definición de los roles de los agentes, la estrategia y alcance del WoLL, así como una gestión eficiente para implementar políticas y planes estratégicos, tanto nacionales como europeos a escala regional”, explican los miembros del proyecto.

ITC-AICE y su participación en el proyecto

En este sentido, la investigadora Alicia Andreu (ITC-AICE) destaca que este WoLL servirá para crear una estructura consistente que fomente la reutilización de las aguas residuales urbanas, así como la posibilidad de valorizar los residuos presentes en estas aguas, mediante la creación de una estructura y un sistema que permita la validación de tecnologías en entornos reales y con usuarios finales.

“CASwaterLAB facilitará la transición desde el concepto clásico de Estación de Depuración de Aguas Residuales” hacia el concepto de “Estaciones de Recuperación de Recursos”, potenciando a su vez, nuevos modelos de negocio para el sector empresarial valenciano”, asevera la investigadora.

De hecho, la cooperación y sinergias entre todos los agentes es fundamental para poder implementar soluciones tecnológicas dentro del marco legal, así como de facilitar su implementación y aceptación social.

“Con CASwaterLAB buscamos crear una estructura que pueda ayudar a implementar tanto el Plan DESEAR, como el Reglamento Europeo de Reutilización de Aguas, cumplir con la Directiva Marco del Agua, así como con los nuevos planes de cuencas y el Nuevo Plan de Economía Circular 2020”, señala la coordinadora del proyecto Alicia Andreu del ITC-AICE.

Para lograr los resultados estipulados con anterioridad, se trabajarán una serie de aspectos centrados en: identificar las barreras técnicas, económicas, legales y sociales existentes; determinar las tecnologías de interés y necesidades; facilitar el desarrollo de proyectos de I+D en colaboración entre Empresas, Institutos Tecnológicos y Universidades; implicar a la administración pública, crear una estructura organizativa y dotarla de roles; definir los servicios del WoLL para las empresas valencianas; externalizar el WoLL conectando el tejido industrial de aguas valenciano con Europa; apoyar el lanzamiento futuro de nuevos productos y/o servicios tras una validación en entorno real.

Por último, desde el ITC-AICE se recuerda que el objetivo final de la creación de este WoLL es generar el impacto previsto y requerido, para lo que es necesario “que sea de interés para todos los agentes y sectores, tanto del sector público, como del privado y del ámbito social”, señalando el especial interés de garantizar suministro de agua al sector industrial cerámico, principal motor económico de la provincia, concluyen desde ITC-AICE.