domingo, 9 de mayo, 2021  |  
i-DE actuará como facilitador tecnológico de las Comunidades Energéticas Locales aportando herramientas digitales para gestionar la red i-DE actuará como facilitador tecnológico de las Comunidades Energéticas Locales aportando herramientas digitales para gestionar la red

- 19 abril, 2021 -

Los usuarios de estas comunidades lograrán una mayor autonomía en el suministro junto a una correcta gestión de la red i-DE actuará como facilitador tecnológico de las Comunidades Energéticas Locales aportando herramientas digitales para gestionar la red

Los usuarios de estas comunidades lograrán una mayor autonomía en el suministro junto a una correcta gestión de la red

Castellón Información

i-DE, la compañía de distribución de electricidad de Iberdrola, actuará como facilitador tecnológico de las Comunidades Energéticas Locales (CEL), que podrían ponerse en marcha en España en los próximos meses.

Para ello, la compañía ha puesto su experiencia y liderazgo en transformación digital a disposición de ocho proyectos presentados al Next Generation EU en cinco regiones -Comunitat Valenciana, Castilla y León, Extremadura, Castilla-La Mancha y Región de Murcia-, a los que aportará herramientas digitales que permitan una correcta gestión de la red y de la producción renovable, la participación activa de los usuarios y la optimización del consumo, elementos clave de la transición energética.

En este ámbito, i-DE estructura el servicio a estos proyectos colaborativos sobre cuatro pilares: gestión de datos, redes inteligentes, integración de producción renovable y resiliencia y biodiversidad.

Como resultado, los usuarios de estas comunidades energéticas locales lograrán una mayor autonomía en el suministro, junto a una correcta gestión de la red, activa y dinámica. Asimismo, tendrán acceso virtual a datos reales y actualizados de la producción y la demanda; y accederán al desarrollarlo de soluciones inteligentes de almacenamiento de energía y recarga de vehículos. Con ello, en base a una red robusta y resiliente a fenómenos climáticos extremos.

i-DE respaldará la tramitación y ejecución de los proyectos, proporcionando asesoramiento tecnológico y técnico para lograr una mayor eficiencia de costes y de consumo.  Además de su profundo conocimiento de las energías limpias y su integración en la red, la empresa asesorará a estas comunidades sobre los sistemas de almacenamiento más eficientes y las mejores soluciones de movilidad, conociendo las ubicaciones óptimas en cada localidad para instalar puntos de recarga.

Este plan de respaldo a comunidades energéticas locales está plenamente alineado con los planes de recuperación europeos, que tienen como ejes principales la transición energética y la transformación digital. Además, el desarrollo de estas iniciativas actúa como palanca de vertebración del territorio, de acuerdo con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España.

Una red eléctrica robusta, flexible y digitalizada, clave para la recuperación

i-DE cuenta con una red robusta y digitalizada que ahora también pone al servicio de las comunidades energéticas locales, como actores clave en la electrificación de la economía.

La compañía cuenta ya con 11 millones de contadores inteligentes instalados en España (más de 3,4 en la C. Valenciana), recoge 30 terabytes de datos en tiempo real, y su red tiene más de 1.100 megavatios (MW) renovables conectados, además de ser el mayor integrador de generación distribuida del sector.

Para reforzar el proceso de transformación de sus redes, como elemento fundamental para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones de la Unión Europea y el PNIEC, i-DE desarrollará un plan de inversiones en redes, que alcanzará los 1.575 millones de euros entre 2022 y 2024, de los que 366 corresponden a la C. Valenciana.

La compañía estima que en las regiones donde opera habría que incrementar un 56% las inversiones previstas en este plan, hasta los 2.465 millones de euros. En la C. Valenciana el aumento sería del 52%, hasta los 556 millones. De esta forma, se contribuiría a impulsar la industria y el empleo asociado, sin apenas coste para el ciudadano. Esta estimación está alineada con la estrategia del PNIEC, aprobada por el Gobierno, que establece la necesidad de hacer inversiones muy superiores a los niveles actuales para poder atender los objetivos asociados a la transición energética.

Las inversiones en redes de distribución generan cada año unos 30.000 empleos locales de alta cualificación técnica. Además, sustentan una cadena de valor industrial con un 90% de suministradores locales, muchos de ellos pymes (fabricantes bienes de equipo, ingenierías, empresas de montaje, obra civil, logística, proveedores materias primas, aislantes, soldadura, etc.), distribuidos de forma capilar por el territorio.

En la Comunitat Valenciana, i-DE gestiona más de 70.000 km de líneas de baja y media tensión y más de 3.400 km de líneas de alta y muy alta tensión. Asimismo, cuenta con 25.000 centros de transformación en servicio y 147 subestaciones transformadoras.

Whatsapp Telegram