Noticias Castellón
domingo, 14 de agosto del 2022 | Última actualización: 21:51

La hostelería de Castelló con pérdidas de hasta el 50 % tras las Fiestas de la Magdalena debido a la lluvia

Tiempo de Lectura: 1 minutos, 54 segundos

Noticias Relacionadas

Los bares y cafeterías del centro de la ciudad han registrado muchos menos beneficios que en años pre-pandemia 

Laura Torlà/ Castellón Información

Después de dos años de pandemia, este 2022 ha traído de vuelta las Fiestas de la Magdalena a Castelló de la Plana. Muchos comercios y negocios locales sacaban gran rentabilidad económica en estos días festivos, entre ellos el sector de la hostelería. Los bares y restaurantes de la ciudad solían hacer ‘su agosto’ en estos 10 días de mucho ocio y fiesta que atraía clientes de toda la provincia.

En Castellón Información hemos hablado con algunos de los bares y cafeterías del centro de la ciudad de Castelló para ver cómo ha sido la vuelta de la Magdalena para el sector de la hostelería, que ha estado principalmente marcada por la lluvia.

Según cuentan algunos bares a este medio, la lluvia les ha “afectado muchísimo” y las ganancias han sido incluso menores del 50 % en comparación con las Fiestas de la Magdalena de los años anteriores a la pandemia de Covid-19.  Este es el caso, principalmente, de los comercios donde la mayoría de su aforo se concentra en las terrazas. “En días de lluvias, quien va a querer venir aquí a mojarse”, comentan desde uno de los bares de las Tascas de Castelló.

“El primer sábado a pesar de la lluvia, la gente bailaba en la plaza mojándose, se veía que tenían ganas de salir después del Covid”, aclaran desde uno de los bares de la Plaza Santa Clara. Pero, añaden que “después fue decayendo el ambiente, sobre todo entre semana”.

La mayoría de bares y cafeterías concuerdan con que el último domingo de Magdalena fue el mejor día, “se agradeció mucho que saliese el sol, fue un respiro para nosotros”, cuentan desde uno de los bares del centro. Pero los días lluviosos de entre semana les perjudicaron mucho, “entre semana cerré a las 22:00 horas, algo que nunca había hecho en días de Magdalena, que solemos cerrar a las 23:30”, explican desde un bar de la zona de la Muralla.

 width=Cambios de horarios incluso cierres han sido algunas de las consecuencias principales del temporal de la pasada semana. “Hubo un día que ni si quiera abrimos, eso era impensable tratándose de la semana de Fiestas de la Magdalena”, comentan desde otro bar de la Plaza Santa Clara. En consecuencia, desde un par de locales confiesan que tienen “género acumulado que no han podido vender”.

Además de la lluvia en sí, el hecho de que los actos que se celebrasen por el centro de la ciudad se suspendiesen o se trasladasen a la zona de la Pérgola, también ha perjudicado a estos comercios de la zona. “El traslado de las actuaciones nos ha hecho perder mucha clientela, es algo que el Ayuntamiento tampoco ha tenido en cuenta”.