Noticias Castellón
miércoles, 06 de julio del 2022 | Última actualización: 23:58

Pepe Pascual, una vida dedicada a la agricultura y a mantener los valores de la provincia de Castelló

Tiempo de Lectura: 7 minutos, 31 segundos

Noticias Relacionadas

Perito agrícola, hombre cabal, honesto y realista: “El concejal nunca entró en el Sindicato de Riegos”

¿Se le hubiera permitido a las Gaiatas de Castelló esta medida para evitar las sanciones del ayuntamiento?

Pepe Pascual recibe un homenaje en reconocimiento a su gestión al frente del Sindicato de Riegos. Hombre cabal, honesto, agricultor de profesión y por vocación; edil de la capital de la Plana entre 1995 y 2007 aunque “el concejal nunca entró en el Sindicato de Riegos”. Conocedor de los problemas del sector y de la guerra sucia promovida contra los cítricos españoles afirma que hay que proteger al sector agrario pero es imposible competir cuando no se aplican las mismas reglas del juego.

Ronda los 79 años, pero hasta hace casi dos días todavía estaba al frente del Sindicato de Riegos de Castelló. Agricultor de toda la vida, pero sobre todo, un hombre sabio donde los haya que llama a las cosas por su nombre y no se esconde ante las preguntas. Ojo, y cuando habla sabe lo que dice.

Ximo Tirado y Pepe Pascual

Si quiere conocer muchos de los secretos de este bendito Castelló párese a hablar con él. No tiene pelos en la lengua y se aprende de todo. Aunque puede que algunas cosas no sean como otros se las han contado.

Pepe Pascual recibe mañana un homenaje público en la Cámara Agraria de Castelló, en cuya organización también ha participado la Concejalía de Transición Ecológica que, por cierto, está bajo la delegación de Podem. ¿Eso a qué viene? Pues a razones de sentido común, cuando alguien vale lo que vale, las siglas y los colores políticos no pueden ensombrecer a las grandes personas.

Licenciado como perito agrícola, lo que ahora se denominaría ingeniero Técnico Agrícola, Pepe ha sido uno de esos hombres que se ha dedicado al campo, a la agricultura; que se ha preocupado en conocer y comprender, y después, en aplicar conocimiento y sentido común en sus labores como propietario, como promotor del sector agrario; y en conocer a fondo el elemento más vital para que esa agricultura local que tanto supuso para el desarrollo de Castelló, se gestionara como toca: el agua.

En 1985 ya fue nombrado jurado del Sindicato de Riegos como vicepresidente. Pero como el titular de la presidencia, José Baller no gozaba de buena salud, pronto tomó las riendas que ha dirigido con sabiduría hasta hace muy poco, durante más de 30 años. Además, es secretario de Cosga (Cooperativa Social Ganadera).

“El concejal nunca entró en el Sindicato de Riesgos”

Y también tuvo su faceta política como concejal del Ayuntamiento de Castelló entre 1995 y 2007, cuando estaba al mando José Luís Gimeno; un hombre al que ha admirado y con el que ha trabajado en total confianza.

En la esquina de la derecha, Pepe PAscual

Aunque como él afirmó entonces y sigue diciendo ahora “El concejal nunca entró en el Sindicato de Riegos”.

Precursor del Riego por Goteo en Castellón

Seguramente a muchos se les ha olvidado ya, pero fue con Pepe Pascual cuando Castellón asumió el riego por goteo. Una revolución que ahora resulta imprescindible para el cultivo en cualquier campo de España y que del siempre supo que tenía que ser así y como conseguirlo.

Conocedor de la provincia y del término municipal, palmo a palmo, es ahora también uno de los principales precursores del abono orgánico.

No deja de ser curioso, cuando los movimientos verdes y políticos apuestan por la sostenibilidad, por el sector agrario, por los mercados de proximidad, por el control exhaustivo del control del agua, la presencia de Pepe Pascual entre todos ellos no chirría, porque él también convive con la mayor parte de estas iniciativas. Sabe de lo que habla, sabe lo que defiende, y sabe que el sector agrario se encuentra en un momento tremendamente complicado que no tiene un futuro fácil.

El agricultor controla el producto pero no el mercado

Y la explicación no puede ser más clara, señala, el agricultor controla el producto pero no controla el mercado. Sabe cómo conseguir el mejor producto, pero no como hacer que el fruto de su trabajo que mima con tanto esfuerzo se comercialice como toca, con un precio real que permita a los agricultores vivir con salarios dignos.

Pepe Pascual (foto 20221)

¿Puede ser justo que el agricultor pierda dinero con su producto cuando el público lo paga a precio de oro a los distribuidores?

El ‘juego sucio’ de Holanda en la Unión Europea

Y como sus compañeros, también pone las cartas sobre la mesa: en Europa se exigen condiciones que terceros países no cumplen. En Europa, en España concretamente, producir un buen cultivo cuesta muchas horas, no se permiten tratamientos químicos, ni insecticidas, ni ‘hacer trampas al solitario’ y deben pagarse sueldos justos.

Pero esos mismos países europeos tienen montado un Lovi, dirigido por Holanda, que importa los mismos productos de terceros países como Marruecos donde no se cumplen las mismas reglas del juego. ¿Cómo si no puede explicarse que Holanda sea el mayor exportador de cítricos en Europa?

Allí no hay salarios dignos, comentaba Pascual, un agricultor cobra lo mínimo o ni siquiera eso; se permiten los insecticidas, los tratamientos químicos, no hay restricciones sanitarias, y solo ahora, tras años de lucha se ha conseguido que sea de obligado cumplimiento el transporte en frío durante 7 días para eliminar las plagas que luego acaban en el campo europeo.

El resultado es evidente, producir en España, en Europa es tremendamente caro, hacerlo en estos terceros países es muy barato, por lo menos la décima parte de los costes que se generan aquí. La venta al público y los precios que se aplican apuntillan a los productores nacionales.

El Sector agrario necesita el apoyo del Gobierno en Europa

Y lo peor, añade, es que los agricultores no cuentan ni con el apoyo de su propio gobierno.

Pepe Pascual

¿Cuánto paga el lector por sus naranjas en los supermercados? ¿Tiene conciencia de que el agricultor nacional apenas recibe unos céntimos por kilo después de soportar todos los costes?

Pepe Pascual va todavía más lejos y recuerda con añoranza tiempos mejores para la agricultura de Castelló. “Una buena cosecha era productiva para todos, generaba riqueza, había dinero en la calle, ese dinero generaba consumo y poblaciones como Castelló, o como Nules incrementaban población”.

Y no hay que irse muy lejos para recordar la certeza de todo cuanto comenta Pascual. Fue esa sociedad agraria, predominante en las provincias de Valencia o de Castellón las que promovieron los avances más importantes: la revolución industrial, la llegada del tren, las mejores infraestructuras, el Puerto, el Castelló de finales del XIX y principios del XX con todas sus grandes obras y transformación social.

Ahora, de todo eso queda ya poco. Barcos procedentes de Egipto, de Marruecos, de Sudáfrica desembarcan toneladas de cítricos que se producen a costes mucho más económicos y que se comercian masivamente en la Europa, que debería proteger su propia agricultura.

¿El agricultor tiene el apoyo del consumidor?

Queda una pregunta importante sobre la mesa: ¿Qué opina el consumidor? ¿Está dispuesto a anteponer los productos locales, generados con las normas a que obliga la Unión Europea aunque sean más caros, que los que provienen de terceros países que juegan con otras reglas más flexibles?

Pepe Pascual- Cámara Agraria 2021

¿Y quién se lleva la diferencia entre el coste de producción y el precio de comercialización?

Pascual ladea la cabeza…

Desde el ayuntamiento se han promovido alternativas como el Mercado de la Naranja, para que sean los mismos agricultores los que eliminen la figura del intermediario y vendan su producto a los ciudadanos…

Pero Pepe Pascual entiende que solo son medidas puntuales que tampoco resuelven el problema. ¿Cuántas naranjas se pueden vender en el Mercado de la Naranja ¿200.000 kilos?, todavía quedarán por comercializar 600.000 toneladas.

Pepe Pascual está ya jubilado, pero sigue al pie del cañón analizando cuanto ocurre, vigilando el campo y sus cultivos… Si el campo no es rentable los huertos se abandonan, como ya ocurre en muchos puntos no solo de la capital de la Plana sino del resto de la provincia y del resto de la Comunitat Valenciana

La desaparición de la agricultura indicaba Pascual es negativa para todos…

Con respecto a las políticas practicadas por Fernando Navarro, Pascual afirmaba: “Fernando tiene muy buenas ideas… si fracasa Fernando, nos caeremos todos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí