Noticias Castellón
martes, 09 de agosto del 2022 | Última actualización: 00:18

La Guardia Civil de Castelló destruye 1.454 armas incautadas

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 45 segundos

Noticias Relacionadas

Las armas fueron reducidas a chatarra a través de un proceso de fundición llevado a cabo en una empresa siderúrgica

La Guardia Civil de la Comandancia de Castellón, en cumplimiento de la legislación sobre armas, cartuchería, pirotecnia y explosivos; se desplazaron hasta las instalaciones de una empresa siderúrgica para la destrucción de 1454 armas. Las mismas se encontraban depositadas en las diferentes Intervenciones de Armas y Explosivos de la provincia de Castellón.

Las armas fueron reducidas a chatarra a través de un proceso de fundición llevado a cabo en una empresa siderúrgica. Se encontraban, mayoritariamente escopetas; aunque también había rifles, carabinas, pistolas, revólveres, armas de aire comprimido, armas de alarma y señales (armas detonadoras), armas blancas y de otros tipos de objetos considerados peligrosos para la seguridad ciudadana.

El Artículo 149.26 de la Constitución Española establece que el Estado tiene la competencia exclusiva en materia de armas y explosivos; la cual es encomendada a la Guardia Civil por la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y ésta es materializada a través de las Intervenciones de Armas y Explosivos de la propia Guardia Civil.

Así mismo, el pasado año 2020 entró en vigor el Real Decreto 726/2020, de 4 de agosto, por el que se modificaba sustancialmente el Reglamento de Armas, aprobado por el Real Decreto 137/1993, de 29 de enero; haciendo que los sectores implicados debieran adaptarse a la nueva normativa.

El preámbulo de dicha modificación pone de relieve la trascendencia de ésta a fin de combatir el uso indebido de armas con fines delictivos e incorpora las decisiones de la Agenda Europea de Seguridad adoptada en abril de 2015, que entre otras adopta de un
enfoque común sobre inutilización de armas de fuego con el fin de impedir su reactivación y uso por parte de la delincuencia.

Una de estas modificaciones establece que las armas depositadas por sus titulares en las distintas Intervenciones de Armas y Explosivos serán destruidas, si en el plazo de 1 año no se recuperan, enajenan o inutilizan, exceptuándose las armas reglamentadas que tengan un valor acreditado como patrimonio histórico.

Otra de las modificaciones establecidas por este Real Decreto hace referencia a las Subastas de Armas, las cuales desaparecen. Por ello, el pasado mes de febrero, se celebró la última subasta de armas en la Comandancia de la Guardia Civil de Castellón, siendo la de Castellón la única a nivel nacional, en la que podían consultarse el listado de las armas y una fotografía de cada una de ellas en la página web oficial de la Guardia Civil, así mismo se articuló un sistema con la Delegación de Hacienda (Tesoro Público), para que
los tramites se realizaran on-line.

Tras la celebración de esta última subasta quedaron desiertas 646 armas que, previos los trámites y plazos oportunos, se procedió a listarlas como achatarrables, traslado hasta la siderurgia y efectiva destrucción.

La labor de las Intervención de Armas y Explosivos en España supone un control exhaustivo de los requisitos y condiciones de fabricación, reparación, circulación, almacenamiento, comercio, adquisición, enajenación, tenencia y utilización de armas, sus
imitaciones, réplicas y sus componentes esenciales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí