Noticias Castellón
jueves, 30 de junio del 2022 | Última actualización: 07:25

Garcia reconoce que este verano será muy complicado por los mosquitos pero reforzarán los tratamientos

Tiempo de Lectura: 1 minutos, 31 segundos

Noticias Relacionadas

Los vuelos solo han utilizado larvicidas, el resto de las intervenciones serán terrestres

El concejal y diputado de Compromís, Ignasi Garcia, reconoce que este verano se presentará difícil y complicado con los mosquitos, que ya han empezado a multiplicarse sin control por las intensas lluvias y las altas temperaturas. Se ha realizado algún vuelo, pero solo en zonas sin viviendas, y con larvicidas, el resto de los tratamientos hay que realizarlos a pie, y para ello se multiplicarán los dispositivos.

Esperanza Molina/ Castellón Información

La aparición de los mosquitos en zonas como la Marjalería ya es mucho más que un anuncio, una realidad que amenaza con agravarse durante toda la temporada de primavera y verano.

A su favor cuentan con las intensas lluvias y la subida de temperaturas, que favorecen su aparición sin que se pueda actuar de forma contundente.

Por primera vez, reconocía Ignasi Garcia, concejal y diputado provincial, se ha conseguido que la conselleria autorice algunos vuelos para poder combatirlos desde el aire. Pero cabe ser realista, el vuelo realizado ha sido en helicóptero y su objetivo era el de poder pulverizar larvicidas, y eso no es suficiente.

Y es que las normativas europeas no permiten mucho más que intensificar los tratamientos terrestres. No se puede pulverizar deforma aérea en zonas con viviendas, por los que los dos vuelos se han centrado principalmente en zonas más cercanas a la costa, donde pastan las ovejas. Y lo peor es, que otras alternativas como el uso de drones para poder actuar sobre zonas pequeñas y concretas, no resulta una herramienta que se pueda utilizar, porque la normativa que se les aplica es la misma que la que afecta a otros vehículos aéreos.

 width=Garcia reconocía que el mayor problema de la Marjalería se encuentra en la subida del nivel freático, esas aguas no corren, no desaguan y son una zona de cultivo idónea para la proliferación de los mosquitos. El objetivo es que se arregle cuanto antes el colector de la Marjalería que se rompió con los cimientos de una vivienda particular. Pero ahí todavía falta actualizar el antiguo convenio y ver cómo y de qué manera se puede intervenir.

Con todo, para los vecinos no resulta suficiente. “Para sacar al perro a pasear tengo que fumigarlo entero y aún así los mosquitos se lo comen”. Declaraba uno de los vecinos. Y no es cosa solo de los animales de compañía, en muchas zonas de la Marjalería los mosquitos se acumulan con tal intensidad que imposible ver la carta del restaurante sin que sean casi más los mosquitos que las letras del menú.

Garcia afirma que se van a realizar todos los esfuerzos posibles, incrementar los tratamientos y el personal que se dedica a ello. Las normativas no permiten ir mucho más allá.