martes, 9 de marzo, 2021  |  
El Hospital Provincial de Castellón también suspende consultas externas pese a ser un centro no Covid El Hospital Provincial de Castellón también suspende consultas externas pese a ser un centro no Covid

- 12 enero, 2021 -

El Hospital de Campaña de Castellón vuelve a poner en servicio de camas para reforzar la asistencia y reducir la presión sanitaria El Hospital Provincial de Castellón también suspende consultas externas pese a ser un centro no Covid

El Hospital de Campaña de Castellón vuelve a poner en servicio de camas para reforzar la asistencia y reducir la presión sanitaria

El aumento de la presión hospitalaria ha llevado a la Conselleria a poner en marcha los hospitales de campaña que hasta ahora se utilizaban para vacunaciones o como sala de espera de Urgencias. En Castellón estará dotado con 80 camas. Las restricciones en cuanto a las consultas externas han afectado también al Hospital Provincial, pese a que se trata de un Centro sanitario no Covid. Conseguir una visita del médico de cabecera (telefónica), toda una proeza.

Castellón Información

El Hospital Provincial de Castellón también ha suspendido las visitas externas de especialidades, donde la atención ha pasado a ser solo telefónica.

Estas restricciones han llamado la atención de los sanitarios, ya que se trata de un Hospital ‘no Covid’. Las restricciones del Provincial también han afectado a numerosos pacientes, como los crónicos, que dependen de medicaciones o de asistencia directa para poder mantener sus tratamientos.

El Hospital de Campaña recupera sus objetivos iniciales

Sanidad ha iniciado el acondicionamiento de sus tres hospitales de campaña, en Castellón, en Valencia y en Alicante. La razón es más que evidente, el aumento de la presión hospitalaria por el incremento de contagios obliga también a utilizar estos centros para poder facilitar asistencia médica. En total, se ponen en servicio 280 camas en toda la Comunitat Valenciana.

El hospital de campaña de Castellón recupera sus 80 camas. “Estas camas están pensadas para derivar a pacientes Covid-19 positivos, confirmados por PCR, con situación clínica leve o moderada, previamente ingresados en hospital de agudos. De este modo, prevemos ganarle espacio al propio hospital matriz del que depende el hospital de campaña. No se trata de llevar las camas UCI a los hospitales de campaña”, explicaba la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló.

También servirán de estancia y lugar de tratamiento de pacientes que no puedan guardar cuarentena o tratamiento en su domicilio o con sus  convivientes, así como para aquellos que no puedan ser atendidos en sus hospitales de referencia por tener estos una alta ocupación.

Las patologías que se atenderán en los hospitales de campaña serán pacientes mayores de 18 años con ingreso por neumonía por Covid en fase de resolución de la enfermedad (la insuficiencia respiratoria debe poder corregirse con flujos bajos de oxígeno); así como pacientes que podrían recibir el alta hospitalaria, pero se ven obligados a permanecer temporalmente hospitalizados por imposibilidad de mantener medidas de aislamiento adecuadas.

Los criterios para la hospitalización y ocupación de estos nuevos puestos hospitalarios serán: cercanía a la zona de acceso; cercanía a las diferentes salidas de emergencia; disponibilidad de conexiones a la red de oxígeno; módulos que faciliten las dinámicas de trabajo y mejor aislamiento respecto de fuentes de ruidos y luces exteriores.

Sin embargo, estas explicaciones no acaban de ser entendidas desde los sindicatos sanitarios a los que se ha comentado, que en este centro adicional se atenderán también a pacientes Covid como no Covid, aunque sea por circuitos y pasillos diferentes. Así como el hecho de que el hospital de campaña de Castellón se utilizaba también para las vacunaciones de sanitarios, Samus, personal de limpieza y personal de servicios de mantenimiento. Se calcula que estas vacunaciones acabarían el próximo sábado.

Se da la circunstancia de que uno de los problemas del hospital de campaña de Castelló se centraba en la climatización. O mucho frío o mucho calor… y las bajas temperaturas meteorológicas supondrán un reto para su mantenimiento.

Antes de que se dispararan los contagios durante Navidad, el hospital de campaña se utilizaba también como sala de espera de urgencias. Los pacientes esperaban allí, en distintos espacios separados por lonetas, con las ventanas de ambos lados abiertas para mantener la ventilación. Con esas condiciones la temperatura del interior era muy fría y las corrientes, terroríficas. Para poder hacer frente al intenso frío y a las corrientes de aire, cada espacio contaba con un aparato de aire climatizado individual.

Cabe suponer que las condiciones de ese Hospital de Campaña se habrán mejorado.

Vacunaciones

En lo que concierne a las vacunaciones, el ritmo avanza en las residencias y por fin se ha podido trasladar el material necesario a la zona de Morella y Vilafranca, que hasta ahora permanecían aisladas por la nieve y el frío.

En Castellón, el número de residencias afectadas por algún caso de Covid ha crecido y son ya 15 los centros contagiados. Las mismas fuentes apuntan que, en el caso de los sanitarios, antes de practicarles las vacunas se les hace un rastreo serológico. Este procedimiento no se aplicaría en las residencias de mayores.

Las residencias que se encuentran en peor situación por el número de contagios se encuentran en Castelló y Cabanes. Además, se han dado casos de coronavirus en dos residencias donde se había realizado la vacunación, como es el caso de Vinarós y Benicàssim.

La proeza de recibir asistencia en un centro de salud

Así las cosas, la asistencia sanitaria en los centros de salud de Castelló sigue siendo muy complicada. La atención es telefónica, los médicos siguen sin verle la cara a los pacientes. Conseguir que el centro coja el teléfono cuesta entre 15 y 30 llamadas. Conseguir una cita con el médico de cabecera tampoco es tarea fácil y es casi imposible conseguirla en el día. Se han dado casos de situaciones que pueden resultar graves que acaban en las Urgencias del Hospital General cuando el paciente espera durante horas sin recibir si quiera la llamada de su médico. Obtener una cita médica ‘telefónica’, tampoco es tarea fácil, como mínimo tres días, si se considera que la causa es importante y no admite demora,  cuando no lo es tanto, la media de asistencia telefónica se va de 5 a 10 días.

 

Whatsapp Telegram