Noticias Castellón
martes, 29 de noviembre del 2022 | Última actualización: 18:28

El PP rompe el acuerdo de gobierno que mantenía con Ciudadanos en Benicàssim

Tiempo de Lectura: 5 minutos, 54 segundos

Noticias Relacionadas

La decisión se ha tomado después de que CS votara de forma fragmentada una modificación de crédito para el presupuesto 2023

La alcaldesa de Benicàssim y los miembros de su grupo del PP han anunciado públicamente la ruptura del pacto de gobierno con Ciudadanos. La decisión se ha tomado después del pleno de la mañana, en la que Ciudadanos ha votado de forma fragmentada la propuesta técnica para disponer de liquidez para el presupuesto municipal de 2023.

Ruptura pacto Gobierno Benicàssim

El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Benicàssim ha anunciado en una rueda de prensa ‘sorpresa’, convocada a primera hora de la tarde, la decisión de romper el pacto de gobierno que mantenía con los concejales de Ciudadanos.

Ante los medios de comunicación han comparecido todos los miembros del Grupo Popular, con la alcaldesa de Benicàssim al frente, que ha ofrecido explicaciones de la decisión adoptada así como respuesta a todas las preguntas que se le han realizado.

Susana Marqués ha recordado, que durante todo el ejercicio del año 2022 el Ayuntamiento de Benicàssim no ha podido gobernar con un presupuesto propio, elaborado para este año, por la oposición de Ciudadanos. Y se ha visto obligado a prorrogar el de 2021. Todo ello ha dicho, ha generado numerosos problemas para la gestión municipal.

Visto el panorama que se avecinaba, el Grupo Popular solicitó a los técnicos municipales una previsión de ingresos y gastos para el próximo año. Con la respuesta recibida, el PP solicitó al cuerpo técnico que explicara a todos los grupos políticos como se preveía la situación económica del ayuntamiento para el próximo año.

Según ha indicado Susana Marqués, los técnicos prevén una caída de ingresos de 1,8 millones de euros, debido fundamentalmente a la nueva normativa estatal sobre las plusvalías. Pero a la vez, también está previsto un incremento del gasto producido por el incremento del coste de la luz, los combustibles, la aplicación del IPC interanual a los contratos de servicios. Todo ello supone una diferencia inicial entre ingresos y gastos de 3,5 millones de euros.

La ley que regula la elaboración de los presupuestos obliga a presentar unas cuentas equilibradas entre ingresos y gastos. Y aunque no todas las administraciones locales lo cumplen, el presupuesto de cada año debe ser aprobado antes de que finalice el año anterior, para que pueda estar en vigor a uno de enero del siguiente año.

Operación de tecnología financiera

La alcaldesa Marqués explicaba, que la propuesta realizada por los técnicos apunta a una operación de ingeniería financiera por la cual se toma parte de los remanentes que presumiblemente va a tener el ayuntamiento para depositarlos en un fondo bancario.

Cabe recordar, en este sentido, que inicialmente, y por ley, ese dinero ‘sobrante’ de un ejercicio queda paralizado y no es posible su utilización en tanto no se realiza una ‘liquidación’ del presupuesto anterior, que no suele realizarse hasta finales del primer trimestre.

De esa manera, aunque una administración local tenga dinero ‘no gastado’, no puede utilizarlo durante los primeros meses del año.

La alternativa propuesta por los técnicos pasa por una modificación de crédito para por ‘inmovilizar’ parte de ese remanente que ya se sabe que se va a producir, en una cuenta bancaria. De esta manera, podría considerarse como ‘dinero gastado’, en este caso, gastable, del que el ayuntamiento podrá hacer uso el 1 de enero, aunque no tenga nuevo presupuesto ni se haya liquidado el presupuesto anterior.

“No es la misma operación que la realizada en la Diputación”

Es una operación parecida a la realizada por la Diputación Provincial, que ha recurrido a la misma tecnología financiera. Aunque en este caso, la alcaldesa de Benicàssim ha explicado que no es exactamente igual por una razón de peso. Según Marqués, si el ayuntamiento de Benicàssim va a tener 8,5 millones de euros de ‘ahorros’ de tesorería, solo depositará en ese fondo, con la modificación de crédito, una partida de 3 millones, no gastables este año, pero si el 1 de enero de 2023.

De esta manera, explicaba, se mantiene un fondo para gastos durante este año, para actuaciones y emergencia 5,5 millones de euros. No se vacían las cuentas. Esa es la diferencia con Diputación, ha avanzado, porque en el caso de la Corporación Provincial se han anulado partidas de gasto de este año para disponer de ellas el uno de enero, en año electoral, sin conservar para lo que queda de ejercicio otros remanentes. “Esa es la razón por la que el PP votó en contra en Diputación, aquí se inmovilizan 3 y se dejan para gasto 5,5 millones”.

Sin el apoyo de Ciudadanos la Modificación de Créditos no ha sido posible

Ruptura acto Gobierno Benicàssim

Esa modificación de crédito debe ser aprobada por el pleno del ayuntamiento. Y ha sido precisamente en este pleno, celebrado por la mañana, cuando el PP ha vuelto a tener problemas con sus socios, porque además de votar de forma dividida entre ellos, no han respaldado la medida económica propuesta por el PP para garantizar los servicios de los ciudadanos de Benicàssim.

Después de lo sucedida esta mañana Marqués, visiblemente afectada, ha afirmado que su grupo municipal no puede arriesgarse a poner en peligro las inversiones y los servicios que benefician a los ciudadanos benicense. “esta no es una decisión de Susana Marqués, ni del PP, es una decisión que no está tomada desde el estómago, sino desde la responsabilidad”.

Destitución inmediata de CS y Gobierno en minoría del PP

Así las cosas, la alcaldesa de Benicàssim ya ha solicitado a los técnicos la gestión de la destitución de los concejales de Ciudadanos en sus delegaciones. Ha manifestado que su grupo, popular, con solo 6 concejales ya lo está haciendo prácticamente todo desde hace tiempo, porque los concejales de CS muchas veces no asisten ni a las reuniones ni a los consejos…” Ahora serán esos seis concejales los que gobiernen en minoría, lo que supondrá un ahorro para las arcas municipales de 56.000 euros.

¿Posibilidad de una moción de censura?

Preguntada si no teme a una moción de censura, Marqués no ha negado la inexistencia de esa alternativa, pero ha repetido que es una medida que se adopta por responsabilidad, la misma que pide a todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Benicàssim. “los hay que ya solo piensan en las elecciones” ha reconocido, pero si de verdad quieren a Benicàssim deberán estar obligados a responder con responsabilidad”.