Noticias Castellón
domingo, 19 de mayo de 2024 | Última actualización: 20:24

El corredor mediterráneo y la crisis cerámica, retos del nuevo Gobierno en Castellón

Tiempo de Lectura: 5 minutos, 48 segundos

Noticias Relacionadas

Patronal y sindicatos defienden más apoyo al azulejo para garantizar el ecosistema económico de la provincia. Pradas critica “los retrasos en el corredor”

Pedro Sánchez ha prometido este viernes la presidencia del Gobierno tras ser elegido el jueves por la mayoría del Congreso de los Diputados. El nuevo Ejecutivo tiene sobre la mesa el corredor mediterráneo y la crisis cerámica como principales retos en Castellón. El azulejo es el sector referencial de la provincia y su situación marca el devenir económico, mientras la red ferroviaria es una infraestructura clave para mejorar el tejido productivo.

La acción del Gobierno más apremiante es con la industria cerámica. El 85 % de sus empresas se encuentran afectadas por ERTE, con cerca de 2.000 trabajadores, por la caída de producción y de exportaciones por múltiples crisis sobrevenidas, en el tema energético o demanda. El clúster cerámica suma un sobrecoste energético de 2.000 millones de euros desde 2021.

El Ejecutivo central aprobó en octubre un paquete de ayudas de 70 millones para 90 empresas del clúster, una cantidad que se considera insuficiente para el sector. La patronal Ascer afirma que además sus condiciones hacen complicado que se pueden presentar muchas firmas al fijar el pago a proveedores en 60 días -el período es mayor al ser ventas internacionales en la mayor parte de los casos-, mientras los sindicatos afirman que las ayudas públicas se deberían vincular al mantenimiento del empleo.

La patronal de Castellón (CEV) impulsó recientemente la firma de un manifiesto por la economía provincial con la sociedad civil en la que reclama un apoyo urgente a la cerámica “como forma de salvar el ecosistema socioeconómico de la provincia". Cabe tener en cuenta que la actividad industrial acapara el 36 % del PIB en Castellón.

Asimismo, las centrales sindicales urgen la inclusión de la cláusula RED en los ERTE de la cerámica para que las trabajadores y trabajadoras no consuman el paro mientras están inmersos en esta figura, tal como ocurría durante la pandemia. Si no se produce este cambio, trabajadores con más de 55 años en ERTE pueden acabar en la calle sin derecho a paro por haberlo gastado. UGT trasladó esta propuesta en octubre al número dos de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Tercer carril y doble plataforma para el AVE

El segundo frente del Gobierno es el corredor mediterráneo ferroviario. Es una infraestructura esencial que se ha acelerado en los últimos años por la presión empresarial. En 2016 nació la plataforma reivindicativa del Corredor Mediterráneo. Hasta el segundo gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, esta obra había estado relegada de los planes de los sucesivos Gobiernos, que habían hecho una apuesta por una malla radial, relegando el corredor pese a la importancia económica para el país del eje litoral.

La plataforma del Corredor Mediterráneo reunió a 1.800 empresarios el jueves para celebrar el séptimo aniversario de su creación, que expuso que el corredor ha avanzado en estos años pero sigue registrando retrasos. Según el chequeo que presentó, actualmente el 36 % se encuentra en servicio y el 70 % en obras (en 2016 estaba el 46 %).

En Castellón, está previsto inaugurar este año el segundo tercer carril del tramo capital de la Plana-València, y está pendiente la doble plataforma para el AVE.

En materia ferroviaria, el Gobierno tiene pendiente la ejecución del plan de mejora anunciado por el Cercanías de València-Castellón, el servicio de tren más utilizado cuyos horarios se han visto mermados por las obras del tercer carril.

En obras se encuentra también el acceso ferroviario sur al puerto de Castellón, mientras se ha garantizado la continuidad de la gratuidad de la AP7.

La Generalitat reivindica más celeridad con el corredor y el fin de la prolongación de la autovía de interior de la Plana.

Pradas urge el corredor mediterráneo en una jornada en Castellón

La consellera de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio, Salomé Pradas, ha asegurado que “no es entendible, ni admisible que, a estas alturas, existan determinadas actuaciones fundamentales para la culminación del Corredor Mediterráneo que, o bien ni se han iniciado, o están sufriendo un considerable retraso en su ejecución”. Por ello, ha avanzado “vamos a exigir que el Gobierno de España acelere su ejecución”.

La responsable de Infraestructuras del Consell se ha expresado en estos términos durante su intervención en el VI Encuentro por el Corredor Mediterráneo que se ha celebrado este viernes en Castelló de la Plana, organizado por el Colegio de Abogados de la capital de La Plana, en la sede de la Autoridad Portuaria y con el apoyo de la Asociación Valenciana de Empresarios y la Plataforma Quiero Corredor.

Pradas ha manifestado que el Corredor Mediterráneo es una “necesidad inaplazable” no solo “como eje de cohesión territorial” sino también como “una infraestructura esencial para incentivar la inversión, el establecimiento de empresas y el desarrollo de proyectos” y, en última instancia, “como una importante alternativa de movilidad sostenible, vital para la reducción de emisiones y el ahorro energético”.

Por ello, ha considerado “fundamental” reclamar las actuaciones cuya ejecución se está retrasando “de forma considerable”. Entre ellas ha citado la situación el Nudo de la Encina en Xàtiva, “muy importante para la Comunitat Valenciana, dado que permitirá conectar en alta velocidad a sus tres provincias”. 

Por otro lado, -ha continuado- “es fundamental construir el túnel pasante de Valencia y la nueva plataforma entre Valencia y Castellón, pero no se está avanzando en estas obras esenciales”. Según Pradas, “los continuos retrasos en la ejecución de las obras y la mala planificación del Gobierno están truncando el presente y el futuro de la Comunitat y la provincia de Castellón. Pero no nos vamos a quedar silentes”.

Movilidad, sinónimo de igualdad

Pradas ha revindicado el Corredor Mediterráneo “no solo como eje de cohesión territorial, sino como una importante alternativa de movilidad y transporte sostenible, vital para la reducción de emisiones y el ahorro energético”.  En este sentido, ha destacado que es importante que la transición hacia un modelo de movilidad cada vez más sostenible, “se haga sin dejar por el camino empleos ni pérdida de empresas”. Solo podemos concebir la sostenibilidad -ha dicho- “como sinónimo de prosperidad, pues lo contrario sería un enorme fracaso”. 

Durante su intervención, la consellera ha asegurado que una buena movilidad “es sinónimo de igualdad, de equiparación de oportunidades, de impulso a que los ciudadanos puedan desarrollarse en las mejores condiciones para aspirar a las más altas cotas de bienestar”.