Noticias Castellón
martes, 27 de septiembre del 2022 | Última actualización: 22:11

El Ayuntamiento de Castellón inicia los trámites para solicitar al Ministerio de Hacienda una nueva ponencia catastral

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 55 segundos

Noticias Relacionadas

Castellón Información

El Ayuntamiento de Castellón ha iniciado los trámites para comenzar el proceso de solicitud de la nueva ponencia de valores catastrales al Ministerio de Hacienda con el objetivo de ajustar los valores de los inmuebles a la realidad. La intención del equipo de gobierno es que esté todo listo para que el próximo 2 de enero la alcaldesa, Amparo Marco, de curso a esta solicitud.

Marco ha explicado que la revisión de valores catastrales realizada en los últimos años ha elevado de forma sustancial la cuantía del recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de manera que inmuebles que han visto devaluado su valor por la crisis están pagando impuestos acordes a los valores anteriores a la crisis. "Desde el Gobierno Municipal siempre hemos defendido que era necesario pedir al Ministerio de Hacienda una nueva ponencia catastral para corregir este desajuste. No queremos que los vecinos y las vecinas de Castellón sigan pagando impuestos por esos bienes en virtud de un valor fijado antes del colapso del mercado inmobiliario y por eso hemos activado ya toda la tramitación para que nada más comience el año se pueda presentar esta solicitud” ha añadido.

La alcaldesa ha indicado que “mientras tanto, nuestra prioridad es que la ciudadanía no tenga que incrementar más este esfuerzo fiscal y para ello hemos aprobado una revisión fiscal que contempla la reducción del gravamen del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a las familias en un 5%, pasando así del 0,7875% al 0,7475%, el más bajo de los tipos aplicados por este ayuntamiento desde 2007”.

Antonio Lorenzo

Por su parte, el concejal de Gestión Municipal, Antoni Lorenzo, ha explicado que “con esta decisión vamos a evitar un aumento de dos millones en la carga fiscal sobre las familias, que es lo que habrían pagado si hubiésemos mantenido el mismo coeficiente”. Lorenzo ha recordado que la reducción del gravamen del IBI se enmarca en una revisión más amplia que incluye la bajada del tipo de gravamen de rústica en un 25%; el incremento del tipo del IBI hasta el 0,85 para el 5% de los inmuebles de uso no residencial con valores catastrales más altos; o el aumento del tipo de gravamen que debe pagar el puerto en un 5,4% pasando del 0,8538% al 0,90%.

Bonificaciones fiscales

La revisión también incorpora una modificación de las bonificaciones fiscales a las familias numerosas, que tendrá un carácter más progresivo; una bonificación del 30% para los inmuebles cuya actividad declarada esté relacionada con la cultura; y una bonificación comprendida entre un 10 y un 25% a todas las edificaciones de uso residencial en las que se hayan instalado sistemas para el aprovechamiento eléctrico de la energía proveniente del sol.

Las nuevas ordenanzas fiscales aprobadas por el consistorio también afectan a otros impuestos y tasas como el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras, el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía) o la ta tasa de recogida de residuos sólidos urbanos,

Por último, otra medida que se impulsará a raíz de esta revisión fiscal será un plan bienal de control tributario que determinará la creación del consejo municipal de inspección, “instrumento imprescindible para garantizar el cumplimiento de nuestras normas tributarias al objeto de que nadie contribuya ni más ni menos de lo que le corresponde” ha añadido Lorenzo.