Noticias Castellón
domingo, 05 de febrero del 2023 | Última actualización: 23:44

El precio de la vivienda en venta se revalorizó en marzo un 0,8% en la ciudad de Castellón

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 54 segundos

Noticias Relacionadas

En la capital se pagaron 1708 euros por metro cuadrado mientras que en Peñíscola se pagó a 1.509 euros,  medio punto menos que en febrero, y en Benicàssim se cotizó a 1.739 euros

Ramón Pardo/Castellón Información

Un piso en Castellón se pagó en marzo a 1.078 euros el metro cuadrado, lo que supone una revalorización del 0,8 por ciento respecto al mes de febrero. Por contra alquilar esa misma vivienda costaría 6,3 euros el metro cuadrado, un 0,2% menos que el mes anterior, según un informe del portal especializado Idealista.

En el informe se recoge que en febrero pasado 18 capitales de provincia españolas registraron descenso del precio de la vivienda, siendo el caso de Castellón significativo al caer un 2,6 por ciento. De ahí que el repunte positivo de marzo abra expectativas a los propietarios de pisos en venta. Una tendencia alcista que refrenda el índice IMIE Mercados Locales de Tinsa que indica que el precio de la vivienda terminada, tanto nueva como usada, se revalorizó un 0,5 por ciento en este primer tramo del año, alcanzando los 1.390 euros por metro cuadrado. Algo que Tinsa afirma que obedece al “escenario de estabilización hacia el que se encamina el mercado”.

La tendencia registrada en Castelló capital no se corresponde con el valor de la vivienda en destinos turísticos como Peñíscola, donde el metro cuadrado se pagó a 1.509 euros, un 0,4 por ciento menos que en febrero. Por contra un municipio turístico y de segunda residencia, como es Benicàssim sí que registró un repunte del 0,4 por ciento del precio del metro cuadrado que alcanzó los 1.739 euros en marzo, medio punto más que en el mismo mes de 2020, siendo la zona del Torreón-Almadraba donde más se paga por el metro cuadrado de vivienda hasta 2.696 euros, un 4,7 por ciento más que en febrero, aunque lejos de esos 2.820 euros por metro cuadrado que se pagaron en mayo de 2011.

El valor del metro cuadrado de la vivienda de alquiler en Benicàssim creció un 1,2 por ciento en marzo, cuando se pagó a 7,1 euros el metro cuadrados, casi un punto porcentual menos que en diciembre de 2020. Sin embargo, esa cantidad está por debajo de los precios pagados en los meses de junio a septiembre, que en 2020 oscilaron entre los 8 euros de septiembre y los 9,4 de agosto. Algo similar ocurre en Peñíscola con los alquileres de pisos que en marzo pasado se pagaron a 6,4 euros el metro cuadrado, aunque serán en los meses de junio a julio cuando los precios oscilen entre los 7,3 y los 7,6 euros el metro cuadrado.

El comportamiento del mercado inmobiliario en el primer trimestre del año no permite a los expertos prever cómo serán los próximos meses. La cautela, derivada de la situación de incertidumbre que genera la crisis económica que trajo la pandemia, condiciona las valoraciones de los expertos. Y si bien, algunos informes como el de la tasadora Euroval apuntaban una caída progresiva del precio de la vivienda usada se prolongará hasta final de 2021, a la vista de la evolución de los precios en 2020 y al inicio del 2021, Francisco Iñareta, portavoz de Idealista, apunta que “durante los próximos meses es posible que el afianzamiento de los procesos de vacunación provoque mayores tensiones en la demanda de los grandes mercados, por lo que podríamos asistir a un incremento de las subidas”.