jueves, 2 de diciembre, 2021  |  

- 29 junio, 2013 -

Jorge Fuentes. Embajador de España. Pasado mañana, 1 de Julio, Croacia ingresará en la Unión Europea, como socio número 28 de la Organización. Es... El socio 28

Jorge Fuentes. Embajador de España.

Pasado mañana, 1 de Julio, Croacia ingresará en la Unión Europea, como socio número 28 de la Organización. Es el primer país que se integra desde que empezó la crisis, el segundo que lo hace de la extinta Yugoslavia –Eslovenia lo hizo en 2004- y el séptimo de los estados nacidos de la fragmentación de anteriores entidades. A la vez que la citada Eslovenia entraron en la UE, la República Checa, Eslovaquia, así como Estonia, Letonia y Lituania, desgajadas estos tres de la antigua URSS.

Croacia es un mediano país, unas diez veces menor que España y con una décima parte de la población española, es decir 4,5 millones de habitantes. Es un hermoso país a la vez centroeuropeo y mediterráneo; con una costa adriática tan atractiva como el interior de suaves colinas. Tiene algunas de las ciudades más bellas de Europa, como Dubrovnik, Opatija, Zadar, Troguir, Pula, Split etc.

Aunque hoy no está en un gran momento ya que aun no ha logrado superar los desastres de la guerra, el país tiene un claro futuro en la Unión basado en una población capaz y culta y en una geografía que lo ha convertido en una potencia turística con 12 millones de visitantes al año, tres veces su propia población.

Croacia perdió 14.000 vidas en la contienda; 150.000 viviendas fueron destruidas, 13.000 Kms2 de tierras fueron minados lo que arruinó gran parte de su agricultura. Millones de personas emigraron, se exiliaron, se refugiaron o se desplazaron entre Bosnia, Serbia y Croacia.

Hubo que reconstruir sus instituciones políticas, su economía, su ejército, su policía, sus sistemas judicial y educativo, su sociedad civil. La tarea fue ingente ya que llegó a haber una acumulación de un millón de juicios, había que asegurar la enseñanza en 22 idiomas para los jóvenes de otras tantas minorías nacionales. Hubo que redactar una Constitución, formar unos partidos políticos, procurar la existencia de unos medios informativos libres.

Fue una ingente tarea la que tuvo y tiene que enfrentar Croacia buscando como primer objetivo la reconciliación entre los serbios y los croatas, éstos que buscaban la independencia, aquellos que intentaron mantener la unidad nacional de Yugoslavia.

Supongo que en España y me consta que en alguna de sus Autonomías se ha pensado mucho en qué ocurriría en nuestro país si los intentos separatistas llegaran a sus últimos extremos. Desde la pequeña autoridad que me da el hecho de haber representado a España durante casi 14 años en distintos puntos de los Balcanes, recordaré algunos aspectos de la cuestión.

– Yugoslavia solo existió como país unido e independiente 45 años. España es el Estado más antiguo de Europa con más de 500 años de existencia.

– Croacia fue un reino ya en el siglo IX; formó parte del Imperio Austro-Húngaro hasta su desaparición al comienzo de la Primera Guerra; formó el Reino de los Croatas, Serbios y Eslovenos entre las dos Guerras Mundiales. Todo ello previo a la formación de la República Federativa Socialista de Yugoslavia que buscó aglutinar a los pueblos eslavos del Sur y mantenerlos al margen de la expansión soviética. ¿Es necesario recordar que ninguna de las autonomías españolas que reclaman ahora recuperar su independencia la han poseído nunca en su historia?

– Es mucho menor el argumento económico. Hoy en día cualquier pequeño país es viable económicamente. Y si no lo es, ahí está la comunidad internacional para procurar que lo sea.

Comprendo que para la clase política de una Autonomía centrífuga es muy tentador tener su propia jefatura de Estado, su propio Gobierno, su propio asiento en Naciones Unidas, sus Embajadas, su Cuerpo Diplomático etc. Pero el mundo y Europa no pueden funcionar así. No podemos ir hacia una Europa con 200 estados independientes ni a un mundo con miles de países. La tendencia debe ser la contraria, la integración.

Bienvenida sea Croacia a la Unión y ojala le sigan pronto los restantes países balcánicos y los europeos que aun están fuera del club y que desean integrarse en él. Pero, por favor, no más desmembramientos.

Whatsapp Telegram