domingo, 9 de mayo, 2021  |  

- 14 enero, 2014 -

Los centros son el Bisbe Pont de Vila-real, el Seminario y la Milagrosa en Segorbe y el Mater Dei en Castellón.

 

El obispo de la diócesis de Segorbe-Castellón, Casimiro López,  ha nombrado a Mauro Soliva coordinador de los cuatro colegios diocesanos (Bisbe Pont en Vila-real, El Seminario y la Milagrosa en Segorbe, y el Mater Dei en Castellón). Esta decisión representa un impulso claro a la iniciativa del obispo de “apoyar los centros católicos de titularidad diocesana”. Se prosigue así el camino iniciado en octubre pasado, cuando directores y responsables de pastoral de las diversas escuelas se encontraron en un foro de educación.

 Según Soliva, que trabaja en la Delegación Diocesana de Enseñanza, se trata de “aprovechar la riqueza de cada centro para que redunde en beneficio de los otros”. Las pautas que guiarán la tarea serán “la profundización de la identidad cristiana y de la vocación diocesana, sin olvidar la excelencia educativa”. En todo caso, explica el coordinador, se trata de un promover sinergias “para dar a los padres y a la sociedad el testimonio de Jesucristo como modelo del hombre y referente de lo que el ser humano puede llegar a ser para ser feliz”.

Aunque Mauro Soliva quiere comenzar por conocer de primera mano las diversas realidades, adelanta que los principales campos de coordinación serán la pastoral i la formación. El obispo anunció el nombramiento en una reunión que tuvieron los directores titulares y pedagógicos, y los responsables de la pastoral de los centros a inicios de este mes.

Whatsapp Telegram