Noticias Castellón
viernes, 07 de octubre del 2022 | Última actualización: 00:11

Castellón dio 1.384 visados de construcción de vivienda en 2021 y vuelve al nivel prepandemia

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 14 segundos

Noticias Relacionadas

Las licencias de obra nueva, que captaron ocho de cada diez solicitudes, y los permisos para rehabilitación y reformas tiraron de la recuperación del sector

Ramón Pardo/Castellón Información

La construcción es uno de los sectores con mayor peso en la actividad económica del país y por ende de la provincia de Castellón, de ahí que su recuperación marque un punto de inflexión para dejar atrás la crisis generada por la pandemia sanitaria que frenó la economía provincial en 2020 y primer trimestre de 2021. Un año en el que se expidieron 1.384 visados de dirección de obra nueva por encima de los 906 del 2020. Un repunte importante que complementa la proliferación de trabajos de reformas de los edificios que han de pasar la ITV y otros, cuyos propietarios a título individual o las comunidades de vecinos aprovechan las ayudas administrativas para remodelar sus viviendas.

Los datos del Ministerio de Transportes reflejan ese repunte de la construcción en la provincia entre los últimos doce meses, una vez recuperada la movilidad que impuso la pandemia y que frenó los trabajos y repercutió en la cadena de suministros en forma de retrasos y escasez de productos básicos. Ese crecimiento de un 40 por ciento es una buena noticia que tiene continuidad en estos dos primeros meses de 2022.

Las estadísticas que ofrece el Ministerio también permiten confirmar que la mayoría de los visados que expiden los Colegios de Arquitectos son para viviendas de obra nueva en la provincia, ocho de cada diez solicitudes de licencia fueron para ese fin, mientras que el resto fueorn para acomter reformas en los pisos.

El crecimiento de la edificación no es un hecho aislado, puesto que la recuperación registrada en la provincia de Castellón va en la línea de lo ocurrido en el resto del Estado, donde se registró un importante movimiento de transacciones, al constatarse la venta de 565523 viviendas, una cifra que no se registraba en los últimos tres lustros. Y es que el año, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) se cerró con un incremento del 34,6% en las operaciones.

Según el portavoz del portal inmobiliario idealista, Francisco Iñarreta, los datos del INE “ponen de manifiesto que la pandemia aceleró el apetito de los españoles por la vivienda en propiedad, empujado por los bajos tipos de interés, las hipotecas históricamente baratas y unos ahorros récord entre las familias que han servido para que los usuarios hayan cambiado de casa o hayan decidido invertir sus ahorros en el sector inmobiliario",