Noticias Castellón
martes, 31 de enero del 2023 | Última actualización: 14:42

Castelló sede del programa piloto 'Barnahus' de atención a la infancia y adolescencia víctima de abusos sexuales y violencia

Tiempo de Lectura: 4 minutos, 36 segundos

Noticias Relacionadas

Aitana Mas ha viajado esta semana a Reikiavik para conocer de primera mano el modelo islandés habitual en los países nórdicos y promovido por organismos como el Consejo de Europa, la ONU o Save the Children

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Aitana Mas, ha anunciado que el programa piloto del modelo Barnahus de atención integral a la infancia y adolescencia víctima de abusos sexuales y violencia se pondrá en marcha en Castelló de la Plana.

Aitana Mas ha viajado esta semana a Reikiavik para conocer de primera mano el modelo islandés Barnahus o ‘Casa de los Niños’, habitual en los países nórdicos y promovido por organismos como el Consejo de Europa o la ONU y entidades como Save the Children.

Se trata, ha asegurado la vicepresidenta, de un modelo “afianzado y testado” en distintos países de Europa, que hace “más fácil y cómodo a las personas supervivientes de abusos su denuncia”.

Barnahus integra en un único servicio todos los departamentos que intervienen en un caso de abuso sexual infantil de forma coordinada y bajo el mismo techo, en unas dependencias lejos de comisarías y hospitales que permiten crear un entorno amigable para niños, niñas y adolescentes que han sido víctimas de abusos y violencia.

Durante la visita a sus instalaciones, la vicepresidenta ha señalado que este modelo de atención “transforma el sistema médico, policial y judicial” de acuerdo con los derechos de infancia que recoge la ONU, y su implantación en la Comunitat Valenciana "permitirá aflorar más casos de violencia contra niñas, niños y adolescentes”.

Modelo Barnahus

Aitana Mas ha destacado también la “efectividad del modelo islandés en la reducción de la victimización secundaria y en un mejor trato hacia la infancia y adolescencia y sus familias”, ya que el modelo tiene en cuenta todo el proceso, “desde la detección de la violencia hasta la recuperación”.

La vicepresidenta ha lamentado que la violencia y los abusos contra la infancia “no son casos aislados”, sino que se trata de un “problema social” que se debe abordar “con urgencia” desde los poderes públicos.

En este sentido, ha recordado que el Consell ha llevado a cabo desde 2015 un importante desarrollo normativo en esta área, que ha supuesto “un avance en el reconocimiento de los derechos de la infancia y que sienta las bases para el abordaje integral de la violencia contra niños, niñas y adolescentes”.

El modelo Barnahus, ha señalado, “es una necesidad si queremos que la Comunitat siga la línea de la mayoría de los países europeos y dé un paso adelante hacia la protección de la infancia más vulnerable”.

Con este objetivo, a finales de este mes está convocada una reunión con los actores y actrices necesarios en el proceso de puesta en marcha del programa piloto en la Comunitat Valenciana para mostrarles y explicarles la idea.

Respecto al coste de su implantación, la vicepresidenta ha asegurado que “no supondrá una gran inversión de recursos sino la redistribución de estos, puesto que los y las profesionales ya existen, pero, de momento, trabajan de manera separada. Con el nuevo modelo, formarían parte de los equipos de las casas Barnahus y pasarían a trabajar conjuntamente y de forma coordinada”.

En la primera jornada de su viaje a Reikiavik, la vicepresidenta también ha mantenido un encuentro con Bragi Guðbrandsson, creador del modelo Barnahus y representante del Comité de los Derechos del Niño de la ONU.

Recursos actuales

Desde la dirección de Infancia y Adolescencia de la Conselleria de Igualdad, en estos momentos se coordina el Servicio de Atención a Abusos a Niños, Niñas y Adolescentes (SAANNA).

Está formado por un equipo multidisciplinar para el diagnóstico y la valoración, la asistencia psicológica, el asesoramiento jurídico y la intervención sociofamiliar.

La atención tiene como beneficiarios y beneficiarias principales a niños, niñas y adolescentes que hayan sufrido abusos y agresiones sexuales, trata y/o explotación sexual y que se encuentren en la Comunitat Valenciana. También se atiende a sus familias.

Esta atención profesional especializada tiene como objetivo reparar el daño causado por el abuso o agresión sexual, a la vez que dotar de herramientas a la persona menor de edad y a su entorno convivencial e impedir la victimización secundaria.

La intervención es extensiva a personas menores de edad perpetradoras que sean inimputables, por edad o condición, y aquellos que, siendo imputables, no se les haya impuesto una medida de responsabilidad o judicial.

Durante el pasado año, desde el SAANNA se realizaron un total de 475 atenciones, 77 de la provincia de Castellón, 142 de Alicante y 256 de la provincia de Valencia.

También existen los Equipos Específicos de Atención a la Infancia y Adolescencia (EEIIA) de ámbito municipal. Su objetivo es la actuación con niños, niñas y adolescentes que requieran de una intervención especializada y que se encuentren en una situación de vulnerabilidad, riesgo (con o sin declaración), desamparo o con medidas jurídicas de protección, así como con cuantas otras personas se considere necesario para conseguir los objetivos establecidos en el plan de trabajo