Noticias Castellón
viernes, 23 de febrero de 2024 | Última actualización: 17:18

Cajamar contribuye a visibilizar y poner en valor a las asociaciones del Tercer Sector

Tiempo de Lectura: 4 minutos, 54 segundos

Noticias Relacionadas

La publicación contribuye al conocimiento, visibilización y puesta en valor de la actividad que realizan en España las organizaciones del Tercer Sector

El Hub Xtalento Digital de la Fundación ONCE ha acogido en Madrid la presentación de la publicación ‘La huella del Tercer Sector. Acción social y formas económicas emergentes’, nueva monografía de la colección de estudios Mediterráneo Económico que edita Cajamar.

El acto ha contado con la presencia del vicepresidente primero del Consejo General de la ONCE, Eduardo Durán; el presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde; la consejera del BCC y presidenta de Inuit Fundación, Ana Núñez; el presidente de la Plataforma del Tercer Sector, Luciano Poyato; el director general de Derechos de las Personas con Discapacidad, Jesús Martín Blanco, y los coordinadores de la publicación Manuel Pérez Yruela y Gregorio Rodríguez Cabrero.

La publicación contribuye al conocimiento, visibilización y puesta en valor de la actividad que realizan en España las organizaciones del Tercer Sector, entidades que canalizan campañas de sensibilización e intervención para la búsqueda de soluciones a todo tipo de causas sociales y que practican los valores de la fraternidad y la solidaridad entre sus miembros y entre ellos y las personas a las que atienden.

Un sector que en nuestro país está compuesto por casi 28.000 asociaciones, que da empleo a 600.000 profesionales y cuenta con más de 1.300.000 personas que participan en acciones de voluntariado, interviniendo en casi todas las áreas de la política social referidas a la educación, el empleo, la sanidad, la vivienda y los servicios sociales.

Se trata de un “sector amplio, diverso y consolidado, con autonomía propia, comprometido con la defensa de los derechos sociales y con la atención a las necesidades de los colectivos más vulnerables; que cuenta con una amplia colaboración de personas voluntarias y que también tiene carencias y debilidades a las que hacer frente”, explican Manuel Pérez Yruela, profesor del Instituto de Estudios Sociales Avanzados, y Gregorio Rodríguez Cabrero, catedrático de la Universidad de Alcalá, que han coordinado a los 39 autores de los artículos de esta monografía.

“Son una parte muy importante de la sociedad civil, que, pese a las diferencias de orden organizativo, económico, ámbito de actuación y orientación ideológica que hay entre ellas, comparten objetivos y valores que contribuyen a reforzar su identidad colectiva como un espacio social diferente del Estado y del mercado, y prestan una considerable contribución al estado del bienestar en colaboración con el sector público”, anotan en su estudio, “al margen de los problemas y limitaciones que les afectan, como son las referentes a su sostenibilidad financiera, dependencia de la financiación pública, tamaño organizativo, profesionalización, mejora de la eficiencia y un mayor apoyo en el tejido social que, al fin y al cabo, es la base social sobre la que sustenta su actuación”.

El presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde, ha destacado que “el tercer sector es mucho más que la economía social, y su participación es cada día más importante para dar respuesta a los retos y demandas sociales”. Por su parte, Ana Núñez, consejera del BCC y presidenta de Inuit Fundación, ha subrayado que “las causas sociales no pueden abordarse en solitario, sino que es preciso que las entidades sociales formen alianzas para colaborar entre ellas y avanzar en la búsqueda de respuestas y soluciones”.

El vicepresidente primero del Grupo Social ONCE, Alberto Durán, que alabó el contenido del libro y agradeció a Cajamar que lo haya hecho posible, también instó a impulsar más las colaboración entre las empresas privadas y la economía social y pidió que "no se prejuzgue al tercer sector", al que en muchas ocasiones se le valora por su actividad de voluntariado pero respecto al que se olvida "que somos buenos y eficaces en las actividades que desarrollamos", poniendo como ejemplo la formación que ofrece la Fundación y el Grupo Social ONCE a las personas con discapacidad.

El director general de Derechos de las Personas con Discapacidad, Jesús Martín Blanco, ha manifestado que "la única ideología del tercer sector son los derechos sociales, que son la única vía para acabar con la discriminación" y sobre este libro ha apuntado que es "una obra que sienta las bases para conocer y respetar a las organizaciones que lo integran".

Por su parte el presidente de la Plataforma del Tercer Sector, Luciano Poyato, ha manifestado que "España no sería nada sin Cáritas, sin Cruz Roja y sin la ONCE”, los tres pilares que articulan y sustentan la acción social en nuestro país “con una impresionante vocación de servicio hacia las personas", aseveró al tiempo que demandó "más sinergias entre la economía social y la empresa mercantil que genera empleo y gana dinero”. Ahí está la clave: “Tenemos que converger en las sinergias", concluyó.

Los autores de esta publicación ponen de manifiesto que las crecientes desigualdades sociales, el envejecimiento de la población, el ascenso de la enfermedad mental y la soledad no deseada, las dificultades crónicas para la emancipación juvenil, las elevadas tasas de pobreza infantil y los modos precarios de inclusión social y laboral, en un contexto de fragmentación social y reestructuración del sistema de bienestar, suponen un reto en pro del fortalecimiento de la misión de las asociaciones del tercer sector, la mejora de su efectividad social y la ampliación de la cooperación con otros actores sociales e institucionales.