miércoles, 19 de enero, 2022  |  
Los Servicios Sociales municipales atienden 541 casos nuevos en 2014 y llegan ya a un 67% de la población de Vila-real Los Servicios Sociales municipales atienden 541 casos nuevos en 2014 y llegan ya a un 67% de la población de Vila-real

- 31 marzo, 2015 -

Mònica Àlvaro da a conocer la memoria anual y recuerda que son de los ayuntamientos que afrontan frente a frente la exclusión social. Los Servicios Sociales municipales atienden 541 casos nuevos en 2014 y llegan ya a un 67% de la población de Vila-real

La concejala Mònica Àlvaro da a conocer la memoria anual y recuerda que “pese a las leyes impulsadas desde Madrid, somos los ayuntamientos los que afrontamos frente a frente y con recursos propios el problema de la exclusión social”.

Castellón Información

Los Servicios Sociales municipales atendieron el año pasado a un total de 541 familias por primera vez, que se suman a los expedientes iniciados en años anteriores, con un total de 3.641 entrevistas realizadas por los técnicos del departamento. La concejala de Servicios Sociales, Mònica Àlvaro, ha dado a conocer esta mañana las principales conclusiones de la memoria anual del área, que, entre otras cuestiones, refleja una reducción “por primera vez en la legislatura” del número de familias que acuden por primera vez al departamento (de 741 atenciones en 2013 a las 541 actuales). “Esto”, puntualiza la edil, “no comporta ni mucho menos una reducción en el número de personas atendidas, puesto que la demanda de personas de otras años continúa siendo alta y de ahí que el número de entrevistas realizadas se ha incrementado de nuevo, pasando de las 3.377 del 2013 a las 3.641 de este año”. Con los datos de 2014, el 67% de la población de Vila-real ha contactado alguna vez con los Servicios Sociales municipales.

Con respecto a las ayudas de emergencia social, se han tramitado este año 540 expedientes, de los cuales más de la mitad (51%) se han destinado a cubrir necesidades básicas (alimentación, higiene, atenciones médicas, etc), mientras que en un 42% han permitido ayudar a las familias a cubrir gastos de mantenimiento de la casa, como la luz o el agua (42%). “El importe que hemos destinado a estas ayudas ha sido de 245.155 euros y hay que recalcar que la Conselleria de Bienestar Social sólo sufraga una tercera parte; es decir, el grueso de las ayudas corre a cargo de los fondos del Ayuntamiento”, indica Àlvaro, quien recuerda también que la Renta Garantizada de Ciudadanía, que corresponde íntegramente a la Generalitat, “sólo ha sido resuelta a 80 personas”. “Es decir, nuevamente y pese a las leyes impulsadas por Madrid, son los ayuntamientos los que afrontamos frente a frente y con recursos propios el problema de la exclusión social”, añade.

La concejala de Servicios Sociales ha querido también destacar el trabajo de los educadores y educadoras sociales del departamento, que el año pasado atendieron a un total de 169 familias con menores en riesgo de exclusión, incrementando de manera sustancial el número de visitas a los domicilios, de las 140 del 2013 a las 506 actuales. “Por eso de cara al verano se decidió ampliar el servicio a las tardes, para poder ofrecer una atención más personalizada a las familias que ha dado muy buenos resultados”, señala Àlvaro, quienes valora también positivamente el descenso en el número de expedientes de acogimiento familiar “gracias a esta tarea de intervención con las familias”.

“Pero Servicios Sociales es más que la atención a personas en riesgo de exclusión; abarca muchas más situaciones y ofrece apoyo a las personas que, por diferentes circunstancias, precisan de ser escuchadas y recibir una orientación, un asesoramiento profesional que los ayude a superar las dificultades de la vida diaria”, argumenta la edil. En este sentido, la memoria de 2014 detalla las actuaciones realizadas por el departamento, como la tramitación de dependencia, con 96 nuevas solicitudes, el Servicio de Atención Domiciliaria, con una media de 154 horas de atención anuales por familia, la teleayuda y la teleasistencia, talleres de memoria, subvenciones a entidades sociales, el programa Mayor a Casa, además del Promou o el Aplec d’Estiu, con servicio de comedor tanto en julio como en agosto. “Todas estas acciones vienen a reforzar la necesidad que hay en Vila-real de una atención social y de un trabajo de calidad hacia nuestros vecinos y vecinas que sólo se puede dar correctamente desde la proximidad de laentidad municipal”, concluye Àlvaro.

Whatsapp Telegram