Noticias Castellón
viernes, 23 de febrero de 2024 | Última actualización: 03:42

Astracanadas políticas

Tiempo de Lectura: 2 minutos, 54 segundos

Noticias Relacionadas

Nuestra vida política empieza a tener aires de astracanadas que difícilmente hubiera podido superar Jardiel Poncela. Vean si no, las siguientes escenas de las que son protagonistas algunos de nuestros más celebres políticos.
Escena primera. La acción se desarrolla en la inauguración de FITUR. Cuatro barones -Mazón, Moreno Miras y Page- despachan amigablemente sobre las autonomías de primera y de segunda y sobre su propósito de reclamar tantos millones de euros como el gobierno piensa asignar a Cataluña. Se origina este dialogo ping-pong cruzado entre capos del PSOE
-Page. El PSOE se encuentra en el extrarradio de la Constitución..
-Puente. Page es quien se encuentra en el extrarradio del PSOE.
-Page. No voy a pedir perdón por ser el único que gana elecciones en el PSOE.
-Montero. Estos conciliábulos en FITUR son grotescos.
Escena segunda. La acción transcurre en cualquier pasillo en que la prensa atrapa a la Vicepresidenta primera y ésta intenta referirse al portavoz del PP, Sr Tellado. No recuerda su nombre e intenta describirlo.
-Montero. Ese del PP que lleva gafas. Ah no, que los dos llevan gafas. El que tiene poco pelo.
-Tellado. No creo que a nuestros votantes les importe que tenga más o menos pelos en la cabeza. Lo importante es que no tengo pelos en la lengua.
A la señora Montero no le enseñaron en el colegio ni en su casa que no es de buena educación referirse a las personas por sus rasgos físicos, un defecto que es muy común en España pero que no se espera lo tenga una Vice del gobierno. Cualquier día la veremos refiriéndose a la gente como "el gordo", "el cojo" o "el tuerto". Resulta bastante contradictorio ahora que acabamos de rectificar el artículo 49 de la Constitución sustituyendo el término "disminuidos" por "personas con discapacidad".
Escena tercera. El Presidente del Gobierno entra en el terreno del surrealismo y profundiza en materia de terrorismo y llega a la conclusión de que hay un terrorismo malo -el que practicaban los etarras- y otro bueno que es el de los independentistas catalanes. Dejando aparte que todos ellos son independentistas y que todos los terroristas buscan sembrar el terror entre la población con fines abyectos, Sánchez incurrió en una grave contradicción ya que a la vez que desarrollaba aquella sesuda matización, se descubrió que al principio de su primer mandato encargó al CNI que espiara a ERC por considerarlo un partido peligroso. Con el que estaría pactando en pocos meses.
Escena cuarta (la más surrealista de todas). La segunda Vice, Yolanda Díaz, es preguntada por quinta vez, si es cierto que ha propuesto a la ex Irene Montero como embajadora en Chile. Diaz elude la respuesta de donde cabe deducir que la pregunta era certera. No es suficiente que se utilicen las Embajadas para premiar a los leales -Iceta, Puig, Gómez- sino que ahora también sirven para alejar a las políticas molestas. Y lo más llamativo es que la señora Montero -que muchos no se explican cómo llego a ser cajera de Mercadona- rechazara la oferta. ¿Acaso buscará otra más cercana? Conozco a cientos de brillantes diplomáticos de carrera que aceptarían ir a Santiago de Chile de mil amores.
No nos atormentemos con nuestra vida política. Puede tener su lado jocoso.