Jueves, 27 de junio, 2019  |  

- 8 abril, 2019 -

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado. Por un principio de elemental higiene mental, hace mucho tiempo que no suelo sintonizar  ese canal de... ¿La televisión es ‘La Sexta’ o ‘La Secta’?

Miguel Bataller. Ciudadano del mundo y jubilado.

Por un principio de elemental higiene mental, hace mucho tiempo que no suelo sintonizar  ese canal de Televisión, porque desde Ferreras y su distinguida esposa, pasando por ese pseudo payaso que es el Gran Wyoming y los informativos en general, me parecen siempre orientados al servicio de Podemos y de Pedro Sánchez y en gran medidason el paño de lagrimas de los independentistas y terroristas anti españoles.

Es decir una “secta de periodistas” al servicio de la extrema izquierda, lo cual ha convertido a todos estos personajillos en multimillonarios en  euros “al servicio teóricamente de los desheredados”.

Es decir que ellos “heredan en vida” los que nunca les llegará a aquellos a quienes pretenden proteger, porque ninguno de ellos es capaz de crear una sola empresa ni un puesto de trabajo productivo.

Hablan mucho, pero no hacen nada por nadie, que no sean ellos mismos, es decir exactamente lo mismo que hacen los “Picapiedra”, Pedro y Pablo.

Predican, pero no dan trigo.

Pero el espectáculo que presencié en la noche del sábado 6 de Abril del 2019, debido al interés que tenía en escuchar a Pablo Casado y a Fernando Sánchez Dragó en La Sexta Noche,  lo disfruté muchísimo.

El presentador del programa, el vasco Iñaki López, acompañado por su compañera de vida Andrea Ropero (que apenas abrió la boca, por lo que parecía una invitada de honor) y como acólito mediocre, un Hilario Pino tan triste como torpe en sus argumentos como lo ha sido siempre, fueron barridos, ninguneados y dejados en ridículo en todo momento, tanto por Pablo Casado como por Sánchez Drago, que fue el encargado de defender los postulados de VOX, pese a no estar afiliado en el partido.

Este señor, como cientos de miles o incluso algún millón de españoles entre los que me cuento, se ha leído los 100 puntos del programa de VOX y ve reflejadas en ellos la mayor parte de sus inquietudes como ciudadano español.

Las próximas elecciones, van a marcar un antes y un después sobre todo por la fuerza con la que a emerger VOX, sin apenas estructura, sin cuadros ya baqueteados en la política, sin televisiones ni medios de comunicación que les patrocinen pero con unos conceptos muy elementales y muy profundos, que sin duda pueden servir transversalmente a todos los españoles de buena voluntad, sean de derechas de centro o de izquierda moderada, porque lo que piden y exigen nos sirve a todos los españoles por igual.

Pero esta columna, no da para explicarlo todo punto por punto así que les sugiero que se lean los puntos programáticos y luego analicen lo que no les guste de ellos, antes de depositar el voto, ya que todo es difícil.

A cada intento de zancadilla de los tres sectarios, respecto a lo que ellos afirmaban como cierto, el intelectual de izquierdas español durante muchos años, les replicabademostrándoles lo incierto de sus afirmaciones y razonándoles el verdadero sentido de los postulados de VOX, que poco o nada tenían que ver con lo que ellos querían hacer creer y malinterpretaban.

Tanto sobre la unidad de España, como de la seguridad ciudadana y auto protección, de la política contra la inmigración ilegal y el islamismo terrorista que azota Europa, sobre la revocación de la Ley de Memoria Histórica, olvidándose de todos los españoles que fueron asesinados por el Frente Popular y cuyos cadáveres nunca aparecieron e incluso sobre la revocación también de la Ley de Violencia de Género, gracias a la cual todo hombre por el hecho de serlo es delincuente en potencia y puede ser detenido y privado de libertad con una simple falsa denuncia por maltrato de una mujer, para conseguir una paga, sin tener que demostrarse el maltrato, con la particularidad de que si después en el Juicio, se absuelve al inocente, es poco menos que imposible imputarla a ella y obligarla a devolver el dinero recibido y a indemnizar a la persona que denunció falsamente.

En fin que disfruté de las lecciones de ética y moral que les dio a esos personajillos Sánchez Dragó.

Pero anteriormente, también disfruté y pude confirmar la calidad política de un Pablo Casado, brillante, elocuente, informado y ágil en todas sus respuestas.

Sin perder la sonrisa en ningún momento, sacó de sus casillas a esos mediocres periodistas, que daban por sentadas y demostradas cada una de sus mentiras y quedaban en el más absoluto de los ridículos, cuando se les replicaba y argumentaba racionalmente sobre los errores del pasado y la asunción de responsabilidades, pero sin que ello significara estigmatizar ni descalificar a los recién llegados por el hecho de pertenecer al PP.

Porque como muy bien les replicó, hasta ahora el único partido que había sido condenado como tal, por financiación ilegal era el PSOE, ya que la sentencia del PP está recurrida y no es firme, como  de momento tampoco lo es la de Podemos, cuyas financiaciones extranjeras tanto recibidas desde Venezuela, como desde Irán también están pendientes de sentencia definitiva.

Tampoco el PP cuenta ahora con televisiones ni medios de comunicación tan cuantiosos y sectarios como la extrema izquierda y los independentismos y filo terrorismos que se han infiltrado en las Instituciones del Estado y ahora se agrupan alrededor de Pedro Sánchez, para desgarrar España en mil pedazos, unos con ese objetivo final y otros permitiéndoles esos objetivos con una estupidez e inmoralidad rayana con la locura.

Por eso me temo, que sólo el sentido común y la inteligencia del pueblo español, que no come de los Presupuestos del Estado de una forma indigna, puede conseguir acabar con ese Frente Popular del siglo XXI.

Y por eso insisto, en que yo ya sé, a quien no voy a votar ni en las generales ni en las autonómicas

Aconsejo a mis amigos y lectores, que voten en conciencia al PP o a VOX en primer término, porque me consta que ni uno ni el otro pactaran nunca con los otros.

Tampoco es una opción descartable para los que se sientan más liberales o socialdemócratas, votar a Ciudadanos, aunque yo no lo haré, porque el mismo Albert Rivera queha dicho que nunca pactara con Pedro Sánchez en el Gobierno del Estado, no descarta hacerlo en Autonomías o Ayuntamientos cuando lo considere oportuno.

Pero lo que si tengo muy claro, es que si queremos evitar riesgos evidentes de la destrucción de España tal como la queremos y la hemos conocido, hay que acabar con el Frente Popular que se está consolidando.

Para mí, el PSOE y Podemos (incluyendo a su marea de Compromís) son enemigos declarados, tanto en la Autonomía como en el Estado Español.

El análisis de las Municipales, lo haremos cuando pasen estas elecciones y estemos más cerca de las otras.

Antes y como de costumbre les avanzaré mis previsiones., que por supuesto ya les puedo decir, que tendrán muy poco que ver con las del C.I.S, porque no voy a cobrar de nadie por hacerlas.

Ellos sí,  por eso ni quitan ni ponen rey… pero ayudan a su señor, Pedro Sánchez que es quien les paga con el dinero de los impuestos de todos los españoles, incluidos ustedes…y yo.

Hasta la semana que viene.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *