Martes, 31 de marzo, 2020  |  

- 26 marzo, 2020 -

Begoña Carrasco. Portavoz del Grupo Municipal Popular de Castellón. Un aplauso por el personal sanitario que cada día se deja la piel, y hasta... Orgullosa de Castellón

Begoña Carrasco. Portavoz del Grupo Municipal Popular de Castellón.

Un aplauso por el personal sanitario que cada día se deja la piel, y hasta a veces la vida, por cuidar y tratar de ayudar a los castellonenses enfermos por coronavirus. También por las decenas de agentes de la Policía Local, Bomberos, Protección Civil, Agentes de Movilidad, Policía Nacional y Guardia Civil, que cada día salen a la calle con valentía y convicción de servicio público para garantizar que nosotros nos quedemos en casa y no corramos riesgos. Mi reconocimiento a los trabajadores de los supermercados, farmacias, panaderías, fruterías y verdulerías… que cada día siguen levantando la persiana para abastecer las despensas de los castellonenses en medio del Estado de Alarma. Y a los taxistas, a los transportistas… Y a los miembros de la UME y de todo el Ejército que ya cubren cada rincón de la provincia y han vuelto a demostrar por qué son fundamentales.

Todos ellos son los héroes, los verdaderos héroes, de esta locura en la que se está convirtiendo la expansión del Covid-19 en nuestra provincia y en toda España. Y el conjunto de los castellonenses, todos, que salvo contadas excepciones, han comprendido que deben quedarse en casa. Un confinamiento impuesto pero que cumplimos con responsabilidad, yo la primera, y que ya dura 13 días… y lo que nos queda.

Las cifras son de vértigo. Mientras escribo este artículo, el parte del día habla de más de 56.000 infectados y más de 4.000 fallecidos. Ni siquiera los 7.000 que se han recuperado pueden empañar los números anteriores. Es un drama. Un puñetazo en el estómago de todos, día tras día, mientras tratamos de sobrellevar el hastío de las cuatro paredes y rogamos que la Lledonera nos guarde la salud.

Porque sí, los ciudadanos de a pie, están yendo por delante del Gobierno. Estamos viendo cómo los médicos van a trabajar sin medios de protección. Cómo se multiplican cada día las iniciativas solidarias para ayudar a quienes más lo necesitan en esta crisis. Las personas entregan comida, cuidan a su vecino, cosen mascarillas en su máquina de coser de casa… Y cómo cada día cumplimos con gusto el ritual de salir al balcón a las 20.00 horas para aplaudir a quienes nos protegen. Una vez más, la España que madruga. La España de los balcones.

Faltan mascarillas, guantes y equipos de protección (EPIs) para las personas. Los protocolos para preservar a los mayores que residen en centros especializados han llegado tarde, con balances funestos. No llegan nunca los anunciados tests para detectar los contagiados. El teléfono de atención a las personas comunica siempre. Y para montar un hospital de campaña llevamos 15 días y todavía no hay ni una carpa montada. Si llega a ser de hormigón…

Los profesores de los colegios han tenido que organizar sus clases on line con sus propios medios. Y más de 10.000 trabajadores están ya afectados por ERTE en Castellón, mientras miles de pymes y autónomos no saben cómo van a afrontar la situación.

El Partido Popular ha apoyado todas y cada una de las medidas que ha adoptado el Gobierno. Pero hacen falta más. Muchas más. Y anticiparse en su adopción. El Gobierno no puede ir por detrás de los ciudadanos. Ni el Ayuntamiento de Castellón. Ni una sola medida económica ha aprobado todavía. Anuncian un dinero que ya estaba de antes y del que nada se ha concretado. Anuncios anuncios y anuncios… ¿Alguien sabe dónde están?

Lo dicho. Orgullosa de los castellonenses, que una vez más están dando una lección de responsabilidad y de saber hacer.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *