Lunes, 6 de julio, 2020  |  
Los efectos físicos y psicológicos de las dietas milagro Los efectos físicos y psicológicos de las dietas milagro

- 26 mayo, 2020 -

Este tipo de dietas provocan un efecto rebote que se traduce en un aumento de masa grasa y pérdida de masa muscular Los efectos físicos y psicológicos de las dietas milagro

Este tipo de dietas provocan un efecto rebote que se traduce en un aumento de masa grasa y pérdida de masa muscular

Castellón Información

Las dietas milagro han ganado mayor popularidad entre las personas que tienen el deseo de perder peso rápidamente. Estos nuevos “planes de alimentación” prometen lograr resultados rápidos y fáciles, sin mucho esfuerzo. Sin embargo, su desequilibrio en nutrientes puede ocasionar desventajas para la salud.

Gregorio Varela Moreiras, presidente de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), menciona que “con estas dietas normalmente se limitan los alimentos y las cantidades que se pueden consumir, ingiriendo menos calorías para perder peso, pero también disminuyendo la posibilidad de conseguir todos los nutrientes necesarios y aumentando la probabilidad de padecer carencias de minerales y vitaminas”.

Hoy en día podemos encontrar tres tipos de dietas milagro: las dietas hipocalóricas desequilibradas, las dietas disociativas y las dietas excluyentes. Estas dietas predisponen a sufrir una pérdida de nutrientes y vitaminas esenciales para nuestro organismo.  

Las dietas hipocalóricas provocan un efecto rebote que se traduce en un aumento de masa grasa y pérdida de masa muscular. Estos regímenes suelen ser monótonos, además de presentar déficit en nutrientes. Una deficiencia de tipo muscular puede estar relacionado a la disminución de los niveles de levocarnitina. Pues, la l-carnitina contribuye a acelerar la recuperación muscular después de realizar un esfuerzo físico. Los veganos y las personas sometidas a estrés también puede sufrir carencias de esta molécula.  

Las dietas disociativas se basan en que los alimentos no engordan por sí mismos sino al mezclarse entre los alimentos ricos en hidratos de carbono con los considerados neutros y los que tienen proteínas. Esta dieta puede provocar fatiga, carencias alimenticias y nutricionales, y un importante efecto rebote al abandonar la dieta.

Las dietas excluyentes se basan en eliminar de la dieta algún nutriente. Estas pueden ser ricas en hidratos de carbono y sin lípidos y proteínas. También ricas en proteínas y sin hidratos de carbono, sin embargo, producen un sobrecarga renal y hepática muy importante. Mientras que las dietas ricas en grasa conocidas como cetogénicas pueden producir graves alteraciones en el metabolismo. Por ejemplo, acidosis, cetosis, aumentos de colesterol sanguíneo, entre otros.

Además, pueden producir efectos psicológicos negativos y pueden desencadenar trastornos del comportamiento alimentario como la anorexia y la bulimia. Por esta razón, la mejor elección es mantener una alimentación y unos hábitos de vida saludables durante toda la vida, y no en un tiempo determinado. El tratamiento para perder peso debe ser personalizado y llevarse a cabo bajo control médico.

Finalmente, la alimentación saludable debe estar acompañada de actividad física, ya que no se debe adelgazar solamente disminuyendo la ingesta de alimentos. Los especialista profundizan en la importancia de realizar ejercicio físico de forma regular, incluso mediante actividades sencillas como caminar o subir escaleras. Esto contribuye considerablemente al gasto calórico, que se traduce en la pérdida de grasa acumulada.

Google+
Whatsapp Telegram


  • LAs dietas milagro es lo peor que se ha inventado. Es mejor que aprendan a nutrirse correctamente desde pequeños

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *