lunes, 30 de noviembre, 2020  |  

- 31 marzo, 2013 -

Juan José Pérez Macián. Concejal delegado del Área de Gobierno de Hacienda, Modernización y Administración Municipal del Ayuntamiento de Castellón. No sé si recordarán... El mapa de la infamia y la indecencia política

Juan José Pérez Macián. Concejal delegado del Área de Gobierno de Hacienda, Modernización y Administración Municipal del Ayuntamiento de Castellón.

No sé si recordarán aquel `mapa de la corrupción´ que los socialistas presentaron mediáticamente tiempo atrás para señalar sobre la geografía española los supuestos casos en que, según los propios socialistas, se hallaban implicados políticos populares. El mapa de marras, pese a ser de España, carecía, por supuesto, del espacio territorial de Andalucía y de unas cuantas poblaciones más gobernadas por socialistas bajo la duda de la corrupción. El sectario mapa pretendía trasladar a la opinión pública una rápida y contundente imagen de un PP corrupto, con el mensaje de que la corrupción pertenece en exclusiva a la derecha.

En aquel mapa de los socialistas denunciantes, sin ir más lejos, aparecía Manuel Vilanova, alcalde entonces de Villarreal. Aparecía Alfonso Ferrada, alcalde entonces de Burriana. Aparecía Adelino Santamaría, alcalde de Borriol. Aparecían muchos más que evito mencionar para no alargar innecesariamente este artículo. Les recuerdo que los socialistas de Subías presentaron querellas contra Gimeno en su momento y contra Alberto Fabra después los socialistas de Calles. Querellas y más querellas para hacer grande y sucio el mapa de España. Ese era y es el objetivo de la sucia política socialista que los populares tenemos que soportar día a día.

Todos los políticos populares que he mencionado expresamente -y algunos otros más- pasaron por una instrucción e incluso algunos por la imputación y el juicio oral. Todos ellos hoy, domingo 31 de marzo de 2013, están absueltos de los delitos por los que injustamente fueron perseguidos y libres de toda sospecha de actuación ilícita de las que los socialistas grafiaron en su mapa de marras. Alguno incluso ha tenido que hallar el amparo en altas instancias judiciales europeas para ver restablecida su honorabilidad y honradez.

Sin embargo, algunos de ellos no ejercen desde hace ya tiempo responsabilidades políticas. Los procesos judiciales que se les abrieron derivaron en obstáculos para seguir presentándose ante los electores en condiciones políticamente dignas y no fueron candidatos. Los socialistas, en parte, lograron sus nauseabundos objetivos.

Hoy hay un mapa de la infamia y la indecencia política que practican los socialistas. Toda la geografía nacional recoge poblaciones donde el juego sucio, la denuncia falsa, la vergonzosa presión mediática propiciados por los socialistas, han cambiado líderes y gobiernos de forma injusta tras el fallo de las sentencias que fueron recayendo.

Suerte, Carlos. Te deseo que pronto formes parte de este último mapa.

Google+
Whatsapp Telegram