Domingo, 21 de julio, 2019  |  

- 3 julio, 2019 -

Jorge Fuentes. Embajador de España. En España estamos desde hace meses, en realidad podríamos decir desde hace años, en una situación de interinidad, con... El nuevo equipo europeo

Jorge Fuentes. Embajador de España.

En España estamos desde hace meses, en realidad podríamos decir desde hace años, en una situación de interinidad, con interminables elecciones, con gobiernos provisionales o en funciones, con pactos fallidos, con un ejecutivo que se mueve a su aire sin control de un parlamento inexistente. Estamos con unos partidos que ni en la izquierda, ni en la derecha, ni transversalmente se ponen de acuerdo  ni para formar un gobierno de la nación ni tampoco en autonomías como las de Madrid, Murcia o Navarra.

Mientras que en España nuestros periodistas se las ven y se las desean para cocinar dignamente cada día una columna que no sea repetitiva de la del día anterior, he ahí que en un santiamén, Europa nos da una lección de eficacia y en un par de maratónicas sesiones, son capaces de escoger un nuevo equipo que nos guiará en los próximos 4 u 8 años.

Eran cinco los cargos que ahora debían relevarse y perdónenme si soy un poco profesoral y les explico cosas que en realidad estoy seguro ustedes saben de sobra y también discúlpenme por él baile de nombres que viene a continuación. Es posible que en el futuro puedan serle de utilidad para recordar quién es quién en Europa.

Protocolariamente el puesto más importante es el del Presidente del Consejo Europeo, una especie de Jefe de Estado de la Unión, equivalente a los Presidentes de las Repúblicas o los Reyes de los países miembros. Es él quien preside las Cumbres de los 27/28 socios. En los últimos ocho años el cargo recayó en el polaco Donald Tusk y ahora lo ocupará el Primer Ministro belga Charles Michel, del grupo liberal, apoyado por Francia.

La figura más importante de la UE es, sin embargo, el Presidente de la Comisión, especie de Presidente del Gobierno europeo, de quien dependen los Comisarios y una amplísima pléyade de funcionarios de la organización. Hasta ahora el cargo lo ocupaba Jean Claude Juncker, ex PM luxemburgués. Ahora pasa a manos de la Ministra de Defensa alemana Ursula Von Der Leyen, del Partido Popular Europeo, después de una dura batalla con el socialista holandés Frans Timmermans por quien apostó firmemente Pedro Sánchez.

El tercer alto cargo es el de Presidente del Parlamento, que en algún momento pensó repartirse entre el popular alemán Manfred Weber y el socialista búlgaro Serguei Stanishev. Finalmente la mitad del puesto (dos años y medio) ha recaído de nuevo en un italiano, David Maria Sassoli, socialista, quien fue apoyado también por el PPE en el arreglo final que dejaría en manos del grupo conservador los dos cargos mas relevantes: la Comisión y el Banco Central.

Este ultimo cargo, el BCE recae en la francesa Christine Lagarde, bien conocida por sus muchos años al frente del FMI donde relevó al también francés. Dominique Strauss-Kahn, cesado en el cargo tras un sonado escándalo sexual. Ya saben que en el equipo de la señora Lagarde se encuentra en la Vicepresidencia, nuestro flamante ex Ministro de Economía, Luis de Guindos.

El quinto cargo importante de la UE, es el Alto Representante  de Política Exterior y Seguridad, también conocido como Mr PESC, una especie de Ministro de Exteriores y Defensa de la UE cargo que ostentó en el pasado Javier Solana y luego la británica Lady Ashton y la italiana Federica Mogherini. Josep Borrell salva los muebles para España y también para el socialismo europeo en ese difícil e importante puesto en que tendrá que lidiar a diario con los 27/28 Ministros nacionales que se resisten a admitir la superioridad de Bruselas.

Se ha producido un desplazamiento de países como Polonia, Luxemburgo e Italia, hacia otros como son Alemania, Francia, Bélgica, Italia y España. Es sorprendente que Italia copara tres puestos clave en el equipo saliente como son la Presidencia del Parlamento, ocupado por Antonio Tajani, del BCE liderado por Draghi y por Mogherini al frente de la diplomacia europea.

Las conclusiones a extraer son bien sencillas:

-En la liza en Bruselas entre la derecha y la izquierda, los primeros obtuvieron la victoria en las recientes elecciones y con toda lógica se han llevado los dos puestos clave: la Comisión y el BCE.

-La izquierda no salió, sin embargo, mal parada ya que ha conseguido acceder a la mitad del mandato del Parlamento y al cargo de Mr. PESC.
-Por primera vez dos mujeres ocupan las presidencias de la Comisión y del Banco Central.

-Y, por último, el proceso electoral prueba que, cuando las cosas en Europa  se han puesto difíciles con el Brexit y otras fragilidades comunitarias, el eje franco-alemán se ha puesto en funcionamiento y ha copado los puestos fundamentales de la UE y repartido los restantes.

Por si no lo sabíamos, ya sabemos quién manda en Europa.

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *