Martes, 10 de diciembre, 2019  |  

- 3 diciembre, 2019 -

Jorge Fuentes, Embajador de España. No es necesario volver de nuevo sobre el cambio climático, el calentamiento global o el efecto invernadero, una materia... COP25

Jorge Fuentes, Embajador de España.

No es necesario volver de nuevo sobre el cambio climático, el calentamiento global o el efecto invernadero, una materia que se viene tratando desde hace décadas y hasta la saciedad. La teoría todos la sabemos de memoria: como consecuencia del progreso, de la industrialización y del maquinismo, el planeta se ha calentado por encima de lo que sería conveniente y que de seguir a este ritmo – por encima de 1’5 grados por siglo (y al paso que vamos en estos primeros años del XXI, alcanzaríamos los 4 grados)- las consecuencias serían letales para la supervivencia de muchas regiones del mundo, particularmente las costas y los países meridionales.

Todo ello lo hemos sabido desde siempre, sin necesidad de que vengan los niños a recordárnoslo, aunque no está mal que así lo hagan pues ellos y sus descendientes serán las principales víctimas de la catástrofe que llegaría de no ponerse el freno indispensable. Eso lo saben los científicos y también los políticos, lo saben los jóvenes y los mayores, pero lo cierto es que en las 24 cumbres celebradas hasta ahora de esa “Conference of the Parties” (COP), siendo esas partes, los países firmantes de la Convención de la ONU contra el Cambio Climático.

Es posible que muchos de nosotros solo nos hayamos fijado en este grave asunto gracias a a las aventuras de esa joven sueca, Greta Thunberg, que con sus trenzas, su gesto airado y sus vaivenes en catamarán se ha convertido en símbolo y banderín del problema. No se enfaden demasiado con ella. Es cierto que a su edad y con sus síndromes psiquiátricos debería estar en la escuela. Dudo que sea recuperable para la normalidad después del filón que ella y sus progenitores han descubierto. Pero repito: todo sea para bien si ha sabido movilizar ilusionadamente a niños y adolescentes, sobre el grave problema que se avecina.

La COP25 tendría que haberse celebrado en Chile siendo éste el que conserva la presidencia de la Cumbre aunque dada la situación de inestabilidad existente en el país sudamericano -¡no es que España esté mucho mejor!- nos ofrecimos a organizar la reunión de 196 países, 25.000 delegados, incluidos 50 Jefes de Estado o de gobierno y hacer todo ello en el brevísimo periodo de preaviso de tres semanas.

Ante ello hay que descubrirse. Dudo que haya muchos países del mundo que hubieran sido capaces de igualar semejante hazaña.

Hay que aplaudir el gesto de España, que nos convierte en un anfitrión de este tipo de eventos, insuperable. Una observación: se nos ha dicho que esta operación costará al Estado unos 60 millones de euros de los cuales Chile abonara la mitad. Se nos asegura también que los beneficios serán de unos 150 millones de €. Es decir, que habría unos 90 millones de beneficio neto. Pero estos datos son siempre engañosos ya que los 60 o 30 millones los paga el Estado con nuestros impuestos en tanto que los 90 millones de beneficios se los llevan los sectores de turismo, hostelería, ocio, restaurantes, taxis y demás, lo que a usted y a mí no nos llega.

No hay que hacerse demasiadas ilusiones sobre los resultados de esta Cumbre, ya que los cinco países que más contaminan – EEUU, China, Rusia, India y Brasil- no estarán representados al máximo nivel y ello indica que su nivel de compromiso será igualmente limitado.

El argumento de los países emergentes es comprensible: los pueblos desarrollados han alcanzado su progreso actual gracias a haber actuado durante siglos sin límites de contaminación y ahora quieren frenar el progreso de quienes necesitan actuar sin cortapisas de ningún género. Naturalmente que los EEUU no se encuentran entre ellos pero se temen que las medidas anti contaminación le resultarían excesivamente costosas.

Nos aguardan diez días de mucha información sobre el Cambio Climático, tanto dentro del foro Ifema como fuera de él. 400 ONG y demás grupos van a estar muy activos en las calles de Madrid y del mundo entero. A ver si aprendemos algo nuevo y somos capaces de dar un buen paso adelante en esta importantísima materia.

Google+
Whatsapp Telegram


  • Me parecen muy acertados los comentarios del articulo de Jorge Fuentes. Toca varios puntos que a mi me parecen muy acertados.

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *