Sábado, 7 de diciembre, 2019  |  
La empresa Gil Comes de Vinaròs celebra su 50 aniversario siendo líder en conservas de anchoa y sardinilla La empresa Gil Comes de Vinaròs celebra su 50 aniversario siendo líder en conservas de anchoa y sardinilla

- 16 noviembre, 2019 -

La empresa conservera emplea a 4.000 personas de cuatro países y su facturación supera los 80 millones de euros La empresa Gil Comes de Vinaròs celebra su 50 aniversario siendo líder en conservas de anchoa y sardinilla

La empresa conservera emplea a 4.000 personas de cuatro países y su facturación supera los 80 millones de euros

Juan José Benito/Castellón Información

El centro del conocimiento Vinalab de Vinaròs acogió el viernes el acto central del 50 aniversario de la empresa Gil Comes, fabricante líder en el mercado español de anchoas, boquerones en vinagre y sardinillas en conserva.

Esta conservera, fundada en 1969, facturó el año pasado más de 80 millones de euros y emplea a más de 4.000 persones en  España, Argentina, Marruecos y Perú.

En el acto conmemorativo del medio siglo de historia se dieron citar clientes, proveedores, colaboradores y autoridades municipales, además de familiares y amigos. Mientras que hoy sábado se festeja este aniversario con los empleados de la planta de Vinaròs, situada en la partida Capsades y donde trabajan unos 250 vecinos de la ciudad y otras poblaciones del Baix Maestrat.

Vinaròs, acto 50 aniversario grupo gil comes  3

El Grupo Gil Comes es una de las principales empresas a nivel mundial en conservas de anchoa y sardinilla. Actualmente está en proceso de expansión de mercado, con las miras puestas en los EE UU, entre otros.

La historia de esta conservera se inicia en 1969 explica su gerente, Francisco Gil, “fue cuando mi padre y su tío contactaron con unos señores que procedían de Argelia. Los acontecimientos de los años 1962 y 1963 en ese país hicieron que salieran las principales industrias de anchoas de ese país y buscaran nuevas formas de continuar sus negocios, sobretodo en Francia. Pero llegaron hasta Vinaròs y aquí formaron una sociedad que duró seis o siete años, hasta que se fueron a Marruecos, pero eso sirvió para que nosotros arrancáramos y formáramos esta empresa familiar que ahora ya es tercera generación”.

La familia Gil Comes se dedicaba al comercio del pescado fresco y tuvo la idea de elaborar su conserva en salazón, ya que en el puerto de Vinaròs la captura de la anchoa era una de sus principales riquezas.

Gil explicaba que la empresa creó la marca el Menú para comercializarla a nivel regional y en 1985 ampliaron la gama con las conservas de sardinillas cien por cien  mediterráneas.

Un paso importante se produjo en 1999, cuando se inició la colaboración con los supermercados Mercadona como interproveedor. En  2005 se introdujo la fabricación de la semi-conserva de boquerones al vinagre. Los productos de Gil Comes se ampliaron en el 2009 con la introducción de banderillas. A parte de la factoría de Vinaròs, el grupo cuenta con plantas en Larache (Marruecos) y  Nuevo Chimbote (Perú).

Google+
Whatsapp Telegram


No hi ha comentaris per el moment

Escriu el primer comentari!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *